Detenidos por vender material telefónico que les llegó en un paquete por error

La Policía Nacional advierte de que no devolver una mercancía que llega a casa sin que corresponda puede constituir un delito "con una grave pena"

Efectos de electrónica intervenidos
Efectos de electrónica intervenidos en la operación | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a una mujer de 32 años y a su pareja, un varón de 38 años con antecedentes policiales por diversos hechos no relacionados con los actuales, como presuntos autores de un delito de apropiación indebida al haber regalado o vendido parte del material de telefonía que contenía un paquete que recibieron por error a través de una empresa de reparto.

El paquete en cuestión constituía la devolución del material en stock que había sobrado al cerrar un punto de venta ubicado en uno de los centros comerciales más concurridos de Málaga y cuyo destino final era la plataforma de distribución de una de las principales operadoras de telefonía del país, a cuya marca pertenecen la gran mayoría de bienes que integraban el envío.

Concretamente el contenido del paquete estaba constituido por más de sesenta terminales móviles, más de noventa tarjetas SIM y varios routers, así como otros productos comercializados por esta misma empresa, todo ello valorado en cerca de 15.000 euros a precio de costo. El conjunto en total alcanzaba un peso muy cercano a los cuarenta kilos y por un error humano se consignó en el envío una dirección equivocada, hecho este que no fue detectado en ningún momento ni por el remitente ni por la empresa de reparto de paquetería, por lo que la entrega fue realizada a una particular que nada tenía que ver con la actividad de las empresas intervinientes.

La investigación se inició tras la denuncia de un ciudadano en una de las comisarías de la Policía Nacional de la capital malacitana, momento en el cual se iniciaron las investigaciones comenzando por la propia compañía de reparto de paquetería. Las pesquisas policiales llevadas a cabo señalaron una dirección en una pequeña localidad granadina como lugar de la errónea entrega. En su declaración los presuntos autores negaron haber recibido en ningún momento un paquete tan voluminoso y pesado, reconociendo únicamente la recepción de un único terminal móvil que estaban esperando. No obstante y tras proseguir las indagaciones se pudo comprobar que dicha pareja habría vendido o regalado al menos una treintena de los terminales que se encontraban en el paquete apropiado ilegalmente.

Finalmente, las pesquisas realizadas por los agentes han concluido con la recuperación de treinta terminales de telefonía y el resto de objetos que formaban parte del envío. Igualmente se están investigando a otras doce personas como presuntas autoras de un delito de receptación, una de ellas vecina de una localidad malagueña.

Es importante señalar que la no devolución de un paquete recibido por error puede llegar a constituir delito, el cual lleva aparejada una gravosa pena. Los presuntos autores han sido puestos a disposición de la autoridad judicial.





Se el primero en comentar

Deja un comentario