La Policía desmantela tres cultivos de marihuana en Granada y Alhendín

Se han intervenido 653 plantas y hay dos detenidos acusados de delitos contra la salud pública y de defraudación del fluido eléctrico

Armas Intervenidas 1
Durante el registro se encontraron una pistola y un revolver de fogueo | Foto: Policía Nacional
GabineteGabinete
0

Agentes de la Policía Nacional de Granada han desmantelado tres plantaciones de marihuana, una de ellas en un domicilio ubicado en el término municipal de Alhendín y otras dos en sendas viviendas de la zona norte de la capital, incautándose en total 653 plantas de marihuana en avanzado estado de floración. Han detenido a dos de los presuntos responsables, dos varones de edades comprendidas entre los 34 y 48 años, todos ellos de nacionalidad española y con numerosos antecedentes policiales por hechos no relacionados con los actuales. A los detenidos también se les considera presuntos autores de los delitos de defraudación de fluido eléctrico. Ambos han sido puestos a disposición de la autoridad judicial.

Plantación ‘indoor’ en un domicilio de Alhendín

A partir de ciertas informaciones recibidas por agentes del Grupo de Estupefacientes de la Comisaría Provincial de Granada se han llevado a cabo vigilancias e investigaciones en relación con tres plantaciones de marihuana a gran escala, así como sobre sus titulares. En la primera de ellas, localizada en un domicilio de Alhendín, se encontraron dos habitaciones perfectamente habilitadas para el cultivo de la marihuana, incluyendo los sistemas necesarios de iluminación y ventilación. En la primera de ellas se han incautado 356 plantas en floración, mientras que la segunda fue hallada vacía pero con signos de haber cortado una plantación completa recientemente. En relación con este registro se detuvo a un varón, de nacionalidad española y 34 años de edad, como presunto responsable de la misma, imputándosele además el delito de defraudación de fluido eléctrico. Es de destacar el hallazgo, durante la realización del registro, de una pistola y un revolver de fogueo, las cuales están siendo evaluados ante la posibilidad de que estuvieran manipulados de forma ilegal.

Un inmueble inhabilitado y habilitado como invernadero

En la segunda operación los policías localizaron 90 plantas de marihuana en avanzado estado de floración en una de las tres habitaciones pertenecientes a un edificio de la zona norte de Granada. En su interior no se encontró mobiliario alguno, siendo evidente que no reunía las mínimas condiciones de habitabilidad, por lo que se encontraba dispuesto en su totalidad para el cultivo de dicha planta. Las otras dos habitaciones restantes no contenían marihuana, pero contaban con todo el utillaje necesario para conseguir el hábitat adecuado para este cultivo ilegal. Igualmente se pudo detectar la existencia de una toma ilegal de electricidad para hacer funcionar los dispositivos de iluminación y ventilación. En este caso las investigaciones siguen en curso con el objeto de localizar y detener al presunto responsable o responsables de la mencionada plantación.

Una tercera plantación encontrada de manera fortuita

Tras realizar el registro de un tercer inmueble, también en la zona norte de Granada, los agentes de policía detuvieron a un varón de 48 años de edad,
nacionalidad española y con numerosas detenciones y antecedentes policiales por hechos distintos a los actuales. En esta ocasión el descubrimiento de la misma fue a consecuencia de la realización de un servicio policial no relacionado con el tráfico de drogas.

Una vez en el interior del domicilio los agentes actuantes se encontraron de manera inesperada con dos habitaciones perfectamente acondicionadas para el cultivo de marihuana, pudiendo ver la instalación ilegal que suministraba el fluido eléctrico necesario para alimentar los equipos eléctricos utilizados, consistente en varios cables de cierto grosor que cruzaban las paredes interiores. Durante el registro del inmueble se encontraron con dos habitaciones, protegidas por puertas contra incendio, llenas de plantas de marihuana, una con 107 y otra con 100 de la mencionada especie. Junto a estas hallaron cierta cantidad de productos destinados a favorecer el crecimiento vegetativo de este tipo de plantas, así como elementos para el riego de las macetas. Al detenido se le ha imputado un delito de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico, al estar la plantación de interior conectada a la red pública de suministro eléctrico sin pasar por el contador, habiendo sido finalmente puesto a disposición de la autoridad judicial.







Se el primero en comentar

Deja un comentario