Podemos-IU exige un presupuesto para Granada que se ajuste a la nueva situación creada por el Covid-19

La coalición sostiene que las cuentas están “obsoletas” y no protegen a las pequeñas y medianas empresas

Paco Puentedura - ordenanzas fiscales
Imagen de archivo del concejal de Podemos-IU Paco Puentedura
GabineteGabinete
0

Podemos-IU reprocha al Gobierno municipal que insista en presentar un proyecto de presupuestos que está “completamente obsoleto”, ya que éste recoge los datos de febrero y no se ajusta a la realidad social de emergencia a la que la ciudad se enfrenta a consecuencia de la crisis del Covid-19.

La coalición denuncia además que siguen siendo unas cuentas que no ahorran en puestos directivos, coches oficiales ni altos cargos en la ciudad. Algo que cuesta a Granada más de 3 millones de euros al año.

Según el concejal de Podemos-IU Paco Puentedura “no han sido capaces de actualizar esos datos ni de prever la grave situación de crisis económica y social que se va a producir en Granada”. Tampoco “han comprometido presupuesto para aplicar medidas concretas que protejan a la población más vulnerable ni a los sectores económicos que se van a ver más dañados, como el de hostelería, turismo y pequeños comercios de la ciudad”.

La coalición de izquierdas denuncia que son “unos presupuestos ineficientes y obsoletos que no atienden a las necesidades más urgentes”.

En materia de ingresos, el grupo municipal quiere recordar que los presupuestos se estructuran “tras una subida injustificada, abusiva y sin progresividad fiscal del IBI”, a pesar de que el equipo de gobierno tenía alternativas como la propuesta de Podemos-IU para evitar esta subida del impuesto que contaba con el aval de los órganos de Gestión Tributaria y de Intervención del Ayuntamiento. El bipartito, no obstante se negó a aplicarla “porque prefirió hacer una subida de impuestos generalizada a todos los granadinos antes que gravar los valores catastrales más altos”.

La coalición señala que esta decisión llega cuando la ciudadanía necesita que el Ayuntamiento de Granada alivie sus cargas fiscales y contar con la protección de un órgano público para mantener su actividad económica y sobrevivir en estos meses de grave crisis económica.

En cuanto a los gastos, Puentedura afirma que se trata de un presupuesto que “mantiene grandes contratos privatizados cuyos beneficios no solo son onerosos para la ciudad sino que además no se quedan para dinamizar la actividad económica de la ciudad”. Dentro de los gastos, sostiene, estas cuentas “no están hechas para reducir la deuda con proveedores de más de 100 millones de euros que ahoga al Ayuntamiento, que se ha convertido en el mayor moroso de la ciudad”. Son precisamente las pequeñas y medianas empresas de las que “depende su supervivencia en tanto el Consistorio les pague en tiempo y forma”.

Puentedura recuerda que los presupuestos no prevén pagar a las empresas, y que los números rojos de la ciudad son incalculables, puesto que existen reclamaciones por intereses de demora “por encima de los 7 millones de euros que corresponden a la deuda de 100 millones a proveedores”. La coalición exige así que estas cuentas “piensen en las pequeñas y medianas empresas que serán quienes más daño sufrirán durante la crisis económica”.

El concejal afirma que el presupuesto que plantea el Bipartito “no está pensado para generar inversiones que recuperen espacios y equipamientos públicos de la ciudad, reequilibren los barrios y generen empleo”. Esto es así porque el único esfuerzo que hacen es de 4 millones de euros y de ellos más de la mitad son compromisos que el Ayuntamiento tiene que transferir para pagar préstamos de obras hechas a través de consorcios. “Aunque el Ayuntamiento ha anunciado más de 13 millones de ingresos de venta de patrimonio para inversiones cuando el presupuesto no compromete para este año nada más que 4 millones”, según el edil.





Se el primero en comentar

Deja un comentario