Granada, un destino navideño lleno de embrujo

La ciudad de la Alhambra combina la mejor oferta gastronómica y de hospedaje con una riqueza patrimonial y paisajística envidiable

bola de luz de navidad en Granada
El alumbrado navideño del centro convierte a Granada en una ciudad de cuento | Foto: Archivo / Antonio L. Juárez
Miguel López RiveraMiguel López Rivera
1

La de este año no será una Navidad ni siquiera parecida al concepto clásico asociado a estas fechas. El Covid-19 ha cambiado nuestra forma de relacionarnos, que es lo mismo que decir que muchas de nuestras dinámicas, rutinas y hábitos de vida se han transformado. Pero la Navidad es la Navidad. Un periodo en el que la magia invade los corazones de los ciudadanos. Y de magia sabe mucho Granada, la ciudad en la que dicen que todo es posible.

Todavía se desconoce qué escenario encarará la capital en esas fechas. Pero asumiendo un nivel de restricciones parecido al actual -con toque de queda a las 22.00 horas y cierre perimetral, así como de la actividad no esencial- la ciudad sigue reuniendo un sinfín de atractivos para hacer de este momento el idóneo para solazarse por cualquiera de sus rincones.

La Alhambra vista desde la Plaza de Santa Ana.

Por San Antón, San Jerónimo, La Cartuja, San Juan de Dios, Puerta Real, Plaza Nueva, el Albaicín, el Sacromonte, una tapa para llevar en el Realejo y, cómo no, la Alhambra; que aunque no se pueda visitar sigue ahí, imponente, jugando con la luz diurna en su fachada y todo el recinto amurallado. Si se piensa con optimismo y sentido del humor, que no te dejen salir de Granada se podría considerar un privilegio en otro contexto.

Gastronomía en mayúsculas

Rutas y planes hay muchos, y durante la Navidad se multiplican. Actualmente no es posible sentarse en un bar a tomar una tapa con una cerveza o una refrescante bebida con gas. Sin embargo, sí que se puede pedir comida para recoger. Un desayuno, un almuerzo de picoteo o una cena. ¿Y dónde es posible hacer todo esto? Lugares hay muchos. El Campo del Príncipe, epicentro del Realejo, reúne varios bares en los que será posible recoger un café caliente con una tostada o un buen bocadillo. Como en toda la ciudad, en esta zona han proliferado en los últimos años negocios de ‘take away’. Sin salir de este típico barrio encontramos puntos de interés cultural como el Teatro Alhambra, el Palacio de los Condes de Gabia o la Casa de los Tiros, que velan armas en lo que se despeja la situación.

La tapa, un bocado cada vez más sofisticado.

Más abajo, entre las callejuelas del centro, la oferta gastronómica, lejos de mermar, aumenta exponencialmente. Aunque si prefieres la comida rápida, tienes una cita en la calle Pedro Antonio de Alarcón, el Zaidín y, por supuesto, La Chana, donde por dos euros la bebida llega acompañada de una tapa que da para comer.

Un patrimonio único

Volviendo al centro de la capital, el patrimonio mana de cada rincón. En Bib-Rambla, el entorno, unido a la decoración navideña, nos invita a pasear y perdernos por sus callejuelas. Una de ellas desemboca en otra plaza típica de la zona, la de las Pasiegas, coronada por la imponente Catedral. Siguiendo esta particular ruta por las plazas de Granada no hay que olvidar Plaza Nueva, la más antigua de todas, con el edificio de la Real Chancillería de Granada (actual sede del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía) o la Casa de los Pisa. Si lo que se pretende es aunar naturaleza y entorno urbano, nada mejor que darse un paseo por la frondosa y arbolada Plaza de la Trinidad. Y es que a la magia y la singularidad de todas y cada una de ellas, hay que unir los típicos puestos de castañas y las luces navideñas.

Plaza Bib-Rambla

La Plaza Bib-Rambla con la Catedral al fondo.

En la Plaza de Mariana Pineda está el mítico Café Fútbol. La de San Agustín alberga el emblemático mercado donde los granadinos compran los mejores productos navideños y la de la Romanilla es de visita obligada por recoger el legado del poeta Federico García Lorca en el centro que lleva su nombre.

En los Jardines del Triunfo el paseante se topa con el Hospital Real. Es la sede del Rectorado de la Universidad de Granada, con casi 500 años de historia. Muy cerca de allí, bajando la calle San Juan de Dios, se encuentra la basílica del mismo nombre. Y también próxima al Triunfo, aunque en dirección contraria, la puerta de Elvira recibe al visitante que busca adentrarse en la ciudad histórica. Esa que está dominada por el Albaicín, donde se puede aprovechar el respiro navideño para perderse por Plaza Larga o contemplar la Alhambra desde el Mirador de San Nicolás. Otro mirador, en este caso portátil, será el de la noria del Paseo del Salón, que vuelve este año para ofrecer unas vistas únicas en Navidad.

Cuestas que coronan lugares mágicos

Otra forma de acceder a este barrio, también con el conjunto monumental como telón de fondo, es por el Paseo de los Tristes. Donde éste termina nace el Camino de la Fuente del Avellano, rodeado por los árboles en un entorno 100% natural. Se puede optar por esa opción o bien girar a izquierda o derecha. En ambos casos, habrá que tirar de gemelos para remontar sendas cuestas: la del Chapiz, que conduce directamente al Camino del Sacromonte, y la del Rey Chico, con destino final -una vez más- en la Alhambra.

Se trata de alternativas de más dureza física, pero contrarrestadas con una vistas y sensaciones únicas que merece la pena disfrutar. Y, claro, la posibilidad de hacer ejercicio mientras se ve los más ‘granado’ de esa ciudad de la que alguien formuló que no hay mayor pena que no poder contemplarla. Por la Cuesta de Gomérez solía subir Federico García Lorca para perderse por los bosques de la Alhambra. Más arriba, el entorno del cementerio reúne espacios periurbanos como la Dehesa del Generalife y el Llano de la Perdiz. Hasta allí también se accede por la cuesta que da acceso al camposanto, trufada de impresionantes miradores hacia la ciudad.

El Sacromonte no pierde de vista la Alhambra.

Miradores y también cuevas hay en los barrios altos de Granada. En el Barranco del Abogado -junto a la Avenida de Santa María de la Alhambra- se acumulan los restaurantes y asadores de gastronomía típica que complementan su oferta con unas panorámicas que ponen el vello de punta. Y claro, cómo no, el Sacromonte. Otro de los barrios históricos de Granada, con la Abadía en todo lo alto, donde se conservan los Libros Plúmbeos. Hasta el templo se puede llegar salvando la pendiente de las Siete Cuestas, por donde también sube la Cofradía de los Gitanos en Semana Santa. El Sacromonte también es la casa del flamenco granadino, conservado a través de sus cuevas, como la de María La Canastera o Curro Albaicín. Y para cuevas las que se ocultan bajo el Mirador de San Miguel Alto, otra panorámica increíble de Granada y toda su Vega. Además, el cante jondo tiene también un rincón en la mítica Peña La Platería.

Dormir en Granada, un ‘sueño’ hecho realidad

En la ciudad de la Alhambra se pueden degustar los mejores platos a un precio muy competente, ver el mejor patrimonio y también encontrar una oferta de hospedaje que es referente en toda España, que es lo mismo que decir a nivel internacional. Precisamente a las faldas de la Alhambra se encuentra un hotel de lujo centenario con un libro de visitas en el que figuran nombres como los de Stephen Hawking, Brad Pitt, Rockefeller o Gorbachov: el Alhambra Palace.

No es el único alojamiento de cinco estrellas. Hasta seis hoteles de Granada tienen esta categoría. Y los hay para todos los gustos. Desde el encanto del Santa Paula, un antiguo convento, hasta el recogimiento del Palacio de los Patos; muy céntrico al igual que el Gran Vía. A medio camino entre el centro y la zona de expansión se encuentra el Granada Congress. Mirando a la Alhambra, Washington Irving le da nombre a uno más.

El Hotel Alhambra Palace.

Pero la impresionante infraestructura turística de Granada se adapta a todos los bolsillos. Hay 35 hoteles de cuatro estrellas, 38 de tres y 19 más de una y dos. Además de una veintena de hostales y casi 140 dependencias extra entre albergues, apartamentos, apartahoteles, casas rurales o pensiones. Una oferta integral para hacer de la Navidad el momento perfecto para conocer una ciudad única en el mundo.

Contenido promocionado por la Empresa Pública para la Gestión del Turismo y del Deporte de Andalucía S.A.
Más información en www.andalucia.org, www.turismoandaluz.com y www.granadatur.com







Comentarios

Un comentario en “Granada, un destino navideño lleno de embrujo

  1. Fabulous city, Just a pity we can’t visit at the moment because of the state of Alarm 🙁

Deja un comentario