Pilar Aranda resalta los nuevos «desafíos académicos» de la UGR en la apertura del curso académico

La rectora aboga por una nueva Ley de Universidades y por una financiación que permita la "suficiencia financiera" y con ella "planificar el modelo que queramos impulsar en nuestra diversidad"

IMG-20190921-WA0017
Un momento de la intervención de Pilar Aranda en el Hospital Real | Fotos: Gabinete
GranadaDigitalGranadaDigital
0

La Universidad de Granada (UGR) ha celebrado este sábado el acto de apertura del curso académico 2019-2020 en el Hospital Real, cita que ha sido conducida por la rectora de la institución universitaria, Pilar Aranda.

La cita se ha iniciado con la procesión cívico-académica, en la que una representación de los tres sectores que componen esta institución, docentes, estudiantado y personal de Administración y Servicios, recorrieron el trayecto que discurre desde la Facultad de Derecho hasta el Hospital Real, que este año ha contado con acompañamiento musical.

Así, según ha informado la UGR en un comunicado, en la sede del Rectorado se ha celebrado el acto académico que contó con una gran asistencia de miembros de la comunidad universitaria así como destacados representantes de otras instituciones y entidades públicas.

Antes del discurso de Pilar Aranda se ha procedido a la lectura de la Memoria del curso académico 2018-2019 por parte de María Asunción Torres López, Secretaria General de la Universidad de Granada. Después, el profesor José Luis Verdegay Galdeano, catedrático del Departamento de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial de la Universidad de Granada, ha dado la lección inaugural, ttitulada: “¿En qué piensan los algoritmos”.

La procesión académica, a su salida de la facultad de Derecho

La investidura de nuevos doctores y doctoras, la intervención de la rectora y el ‘Gaudeamus Igitur’, interpretado por el Coro Manuel de Falla de la Universidad de Granada, han sido otros puntos destacados de la jornada, en la que tampoco ha faltado a procesión académica, precedida por la música de sacabuches y tambor que acompañarán al Claustro a lo largo de todo el recorrido desde la Facultad de Derecho hasta el Hospital Real. La comitiva académica será recibida en la entrada del Hospital Real por una fanfarria de trompetas naturales y atabales. El repique de campanas de las distintas instituciones por las que pasará el cortejo contribuirá a conformar y enriquecer el sugestivo espacio sonoro del acto.

La recuperación de este patrimonio musical se produce con la colaboración de Il Gentil Lauro, compañía de música de los siglos XV y XVI dirigida por Rinaldo Valldeperas, la cual ha puesto a disposición su colección de instrumentos réplica de originales de los siglos XVI y XVII, así como su larga experiencia artística e investigadora. Bajo la dirección de Cecilia Nocilli, profesora del Departamento de Historia y Ciencias de la Música, y la coordinación de Miguel Ángel Rodríguez Laiz de la Orquesta de la Universidad de Granada, se ha celebrado un curso de “Iniciación a la música renacentista para instrumentos de viento”, que ha permitido un acercamiento a las técnicas de interpretación instrumental de cara al desempeño del paseíllo académico.

Discurso

En su intervención, Pilar Aranda ha resaltado que los resultados del pasado curso «arrojan un balance más que satisfactorio» y ha incidido en que «nuestros avances en docencia, investigación y transferencia nos sitúan, gracias a un trabajo colectivo cimentado en el esfuerzo de toda la comunidad universitaria, en una posición destacada en los rankings internacionales y en posiciones privilegiadas de liderazgo a nivel nacional y andaluz».

Ha hablado también de los nuevos desafíos «personales y académicos» de la UGR: «Hace cuatro años partíamos de una situación de gran incertidumbre económica, la crisis económica en nuestro país había situado a la universidad española en general y a la Universidad de Granada en particular en una posición delicada para acometer con suficiencia el cometido de sus fines. Cuatro años más tarde hemos logrado mejorar esa situación de asfixia, se ha revertido la etapa de recortes en la universidad española y hemos iniciado una etapa de recuperación progresiva de derechos y de normalización económica.  Sin embargo, en el inicio de esta  etapa, asistimos a una nueva situación de emergencia, pero ésta de otra naturaleza», ha dicho.

Además de subrayar que España vive en una situación de «inestabilidad» y que el entorno europeo tampoco pasa por sus mejores momentos debido a la amenaza del brexit, que «amenaza con desangrar a una Europa que necesita como nunca reconstruirse como proyecto político», algo que perjudica a la «fe europeísta» de todas las universidades, Pilar Aranda ha apostado por el diálogo y cooperación como «el mejor antídoto contra los riesgos del  autoritarismo, de los nacionalismos excluyentes, de los populismos».

En ese sentido, ha mencionado que el próximo 18 de Octubre tendrá lugar en Granada la constitución del Consejo de Rectores de Arqus, máximo órgano de este proyecto de Universidad Europea y que marcará el inicio de este «ilusionante proyecto» y ha recordado que su puesta en marcha «exigirá profundos cambios normativos, racionalización de estructuras, flexibilización en la configuración de nuestra oferta formativa de grado y posgrado, que exigen un acompañamiento y una respuesta a nivel político y legislativo».

La demanda de una nueva Ley de Universidades, un argumento ya utilizado por la rectora, ha estado presente en su discurso, en el que ha afirmado que es «urgente y necesario» garantizar la formación integral de los estudiantes y su empleabilidad mediante prácticas externas como contacto con el mundo laboral. Otros objetivos son «evalorizar la docencia universitaria, mayor flexibilidad organizativa, de contenidos y metodologías docentes, asegurando y exigiendo el correspondiente  rigor académico; desarrollar y robustecer  la investigación, transferencia, innovación del conocimiento científico, tecnológico, humanístico y cultural universitario; y reforzar la capacidad universitaria de ser instrumentos de promoción social de ciudadanos».

Suficiencia financiera

Asimismo, ha insistido en que las universidades necesitan «un modelo de financiación estable que garantice  un reparto equitativo basado en criterios de suficiencia financiera y en resultados, y que establezca incentivos y medios para una planificación estratégica del modelo de universidad que queramos impulsar en nuestra diversidad». Si las universidades demandan esa suficiencia financiera, ha continuado, no lo hace «por un afán de construir un nuevo piso en la torre de marfil de la Universidad, sino porque necesitamos recursos que nos permitan seguir haciendo lo que los resultados dicen que hacemos bien, situadas entre las 300 mejores universidades del mundo, la segunda española, la primera andaluza».

Por lo demás, Pilar Aranda ha indicado que la Universidad de Granada está comprometida con el desarrollo de la provincia «como se pone de manifiesto con la presencia en el Aula del Mar con el Ayuntamiento de Motril y la Autoridad Portuaria. Apoyamos un proyecto arqueológico en Orce y estamos presentes en el impulso al Geoparque. La importante labor del Aula de Mayores que con más de 900 alumnos lleva 25 años al servicio de nuestros mayores y de la educación permanente en las sedes de Motril, Baza, Guadix, Granada, Ceuta y Melilla. O nuestra inmersión en las Alpujarras con convenios de colaboración formativos y de extensión con sus ayuntamientos o nuestra reciente presencia en La Zubia».



Se el primero en comentar

Deja un comentario