Piden al Defensor del Pueblo Andaluz que investigue “detención ilegal” de inmigrantes

El pabellón deportivo Paquillo Fernández acogió a un grupo de inmigrantes argelinos trasladado desde Motril a Granada capital en la noche del pasado domingo

inmigrantes en el pabellon paquillo fernandez
Inmigrantes en el pabellón deportivo Paquillo Fernández | Foto: APDH-A
Europa PressEuropa Press
0

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDH-A) ha pedido este martes ante el Defensor del Pueblo Andaluz que investigue como “detención ilegal” el tiempo transcurrido en el pabellón deportivo Paquillo Fernández por el grupo de inmigrantes argelinos trasladado desde Motril a Granada capital en la noche del pasado domingo, y que este lunes fue ubicado para pasar finalmente el confinamiento por la crisis del coronavirus fuera de la provincia granadina.

Según la ampliación al expediente tramitado por APDH-A ante el Defensor del Pueblo Andaluz, consultada por Europa Press, el tiempo transcurrido dentro del pabellón municipal “constituyó una detención ilegal en tanto no se permitió la salida o entrada del edificio”.

Pide, en este contexto, a la institución que dirige Jesús Maeztu que solicite al Ayuntamiento de Granada un informe sobre la actuación policial llevada a cabo en relación con “la orden de mantener cerrado el recinto”.

“No se permitió la salida o entrada del edificio”, agrega, pidiendo también que el Defensor del Pueblo Andaluz “emita una recomendación a la corporación local en la que recuerde, sobre todo teniendo en cuenta que la provincia granadina ha recibido en los últimos años miles de personas migrantes, las recomendaciones internacionales emitidas sobre cómo actuar ante el covid-19 en el ámbito de las migraciones.

En particular, menciona que las autoridades “deben establecer urgentemente alternativas a la detención sin custodia como una medida para mitigar estos riesgos”. Detalla que “dentro del recinto, que se encontraba con suciedad, no se habilitó ningún tipo de mobiliario para dormir”, y “tampoco se contaba con duchas ni comida”.

Asimismo, el colectivo afirma en su petición al Defensor que “las personas que se encontraban dentro fueron informadas por la Policía Local de que ésta tenía órdenes de mantener cerrado todo el recinto y no dejar entrar ni salir a nadie”. La puerta del Paquillo Fernández “fue custodiada en todo momento sin que se permitiera el acceso a uno de los voluntarios de la entidad para introducir comida, dado que desde el Ayuntamiento no se facilitó ningún tipo de desayuno”, agrega.

TRASLADADOS FUERA DE GRANADA

Detalla que entre las 16,00 y 17,00 horas de este pasado lunes, finalmente se comunicó que 11 personas serían realojadas por Cruz Roja, en instalaciones de Madrid y Barcelona, según han indicado a Europa Press desde esta asociación, y las dos restantes por Cruz Blanca, en la provincia de Sevilla.

Las autoridades refirieron este pasado lunes que fue un grupo compuesto por 17 personas el que fue trasladado a Granada desde Motril, si bien no todos llegaron al pabellón Paquillo Fernández, han precisado desde esta asociación, que también ha llevado el asunto ante el Defensor del Pueblo Español por la “grave situación de vulnerabilidad”, en un contexto en que, han señalado también, no existe un protocolo para estos casos con personas migrantes rescatadas cuando tratan de llegar a la costa española en la actual situación de pandemia.

Fuentes de la entidad afirmaron que, del total de 65 personas que llegaron al Centro de Atención Temporal de Extranjeros el pasado 21 de mayo, 49 fueron recolocadas en alguna organización social, mientras que 16 de ellas fueron transportadas a las 23,15 horas del domingo desde la ciudad costera hasta la capital, “donde fueron dejadas frente a la puerta de Subdelegación del Gobierno sin ningún tipo de recurso o lugar al que acudir para pasar la noche”. Se trata, según sostuvieron desde la organización, de una “grave vulneración de los derechos fundamentales de estas personas”.





Se el primero en comentar

Deja un comentario