Pepe Luis Carmona ‘Habichuela’: “Va a ser un domingo muy bello de mayo”

El cantaor, que presenta su último trabajo este domingo en el Isabel la Católica, asegura que "volvemos con ilusión y con un pedazo de banda de ocho músicos"

Fotos Jose Antonio Carmona (1)
Entrevista al cantaor Pepe Luis Carmona Habichuela en la redacción de Granada Digital | Foto: Javier Gea
Victoria Pérez SantiVictoria Pérez Santi
0

El próximo domingo 19 de mayo, el cantaor madrileño Pepe Luis Carmona ‘Habichuela presenta en el teatro Isabel la Católica su último disco ‘Mil Caminos y un Cantaor’. “Va a ser un domingo muy bello de mayo en mi historia personal”, ha señalado el que decidiera mudarse a Granada hace 14 años para hacerla su ciudad, como él mismo indica.

El disco vio la luz, tras tres años de trabajo, en abril y ahora se encuentra en pleno desarrollo de una gira que trae “con mucha ilusión y con un pedazo de banda de ocho músicos”, como ha destacado.

En esta ocasión, se verá acompañado, además, de grandes figuras del flamenco como Kiki Morente, artista granaino e hijo del desaparecido cantaor Enrique Morente y de la bailaora Aurora Carbonell; Montse Cortés, cantaora catalana y con la que interpreta la Soleá ‘Pequeña Canción de Amor’ en el disco;y José Fernández ‘Petete’, artista malagueño y también granadino de adopción. Asimismo, los asistentes al concierto podrán presenciar la actuación del Coro Manuel de Falla de la UGR, bajo la dirección de Jorge Rodríguez Morata.

Para el domingo el cantaor promete una “propuesta moderna” de flamenco puro, e invita a todo el mundo a acercarse al teatro a las 20:00 horas para disfrutar de un espectáculo único, que ahora mismo “no existe” dentro del género. Como el que vuelve a su casa, Pepe Luis nos ofrece esta entrevista en la redacción de Granada Digital y se abre hablando del que podría ser su trabajo más personal.

Pregunta: Se encuentra presentando su tercer disco en solitario, pero comenzó muy joven su trayectoria. ¿Qué evolución diría que ha tenido su música en ese tiempo?

Respuesta: Yo empecé, y hasta ahora, soy cantaor, flamenco puro. En el año 90 yo creé ‘La Barbería del Sur’, haciendo fusión y ahora mismo la evolución que estoy siguiendo es la de la madurez, la evolución de la fatiga que se pasa en la vida, de las alegrías que se pasan en la vida y la evolución de sentirme ahora mismo muy tranquilo, muy feliz y haciendo la música que a mi me gusta.

(P): Respecto al tema de la fusión, en muchas ocasiones se ha calificado su música como tal. ¿Cree que en alguna ocasión le ha podido perjudicar esta etiqueta?

(R): Me ha perjudicado muchísimo, pero también fue una elección mía, por lo cual hay que ser consecuente con lo que uno hace. Lo que pasa que yo lo que veo es que, por ejemplo, en este disco, cuyo título es ‘Mil Caminos y un Cantaor’, es un poco subliminal porque nunca se hace la fusión desde el cante flamenco. Por ejemplo, con ‘La Barbería’ la hacíamos desde temas, desde otra música. En este disco estoy haciendo cantes flamencos y lo estoy haciendo a través de lo que es un cantaor puro. Creo que los flamencólogos o esa gente deben entender que un cantaor también tiene que tener la oportunidad de que lo dejen llevar el cante flamenco. Actualizarlo al igual que Marchena o esta gente lo hizo en su momento, nosotros también queremos hacerlo. Pero sí, me ha afectado un poco esa etiqueta

Pepe Luis Carmona presenta su último trabajo en el Isabel la Católica este domingo | Foto: Javier Gea(P): En cuanto al disco, a ‘Mil Caminos y un Cantaor’, que fue publicado en abril. ¿Cómo está siendo la acogida del público?

(R): La verdad que yo me he sorprendido porque saqué ‘La Vida Llega’, que fue el anterior, a finales de 2015 después de un parón de 14 años, porque no me apetecía… Y he notado mucha diferencia, he visto que la gente ya sí vuelve a reconocer a Pepe Luis Carmona ‘Habichuela’. A través de ‘La Vida Llega’ me puse otra vez en el mercado y la prensa me está tratando muy bien a nivel de promoción, de ponerle mucho cariño a las cosas y el disco ha gustado mucho a los flamencos y a los no flamencos. Estoy muy contento.

(P): Precisamente hablando de cariño, en alguna ocasión ha comentado que este trabajo se ha hecho de una forma más casera, con más mimo. ¿Qué le ha aportado este proceso de creación?

(R): ¿Sabes qué pasa? Hay pocos cantaores que produzcan sus discos y que lo compongan, eso es más para los guitarristas. También es una cosa muy utópica: cantaor, productor y compositor, no hay muchos. Y tampoco soy un compositor al uso porque yo no me meto con una guitarra a sacar mis temas 20 horas en una habitación. Yo voy por la calle, voy cantando, se me vienen cosas o llego a casa y me gusta algo, lo desarrollo un poquito y lo dejo ahí. Y llego un poco a través de las vivencias, de lo que me producen los momentos que estoy viviendo, mis errores, mis felicidades, mis aciertos, mis hijas, mi mujer, mi familia, mis amigos… Yo compongo mucho ahí, es algo muy abierto y digamos que hay mucha vehemencia en mis composiciones porque ahí no hay mentira. Lo que me pasa intento plasmarlo y si es malo, plasmo lo malo, ahí no hay problema.

(P): Y ¿qué ha querido transmitir con este disco?

(R): Quiero transmitir la música que a mí me gusta. Me parece que el disco es muy personal, no quiero ser prepotente, pero veo que está todo muy estereotipado, todo es lo mismo, con distintos tonos y distinta historia. Y aquí pongo una propuesta que creo que es muy diferente, porque hay muchas connotaciones de toda la música, pero reales. Y claro, al cantar un tema pop un cantaor, no es lo mismo que lo cante un cantante y si después de ese tema pop hay un cante por soleá puro ya hay una connotación que prácticamente no existe.

(P): ¿Cree que este proceso que realiza supone que su trabajo sea al final más completo?

(R): Por supuesto. Creo que lo que intento transmitir a la hora de hacer música es mi personalidad, no intento vender discos. Si no, también podría hacerlo, sacar cuatro temas comerciales para que los pusieran en la radio y la gente los bailase. Lo hago, pero entiendo que el mercado no está en ese momento. Para mí el mercado es un poco falso, no refleja la realidad de la calidad que hay. Creo que ya hay temas que los podrían pinchar en la radio, pero que, o no lo entienden, o les falta calidad para entenderlo, o bien realmente es eso, que está falseado y no es el momento de ponerlos.

(P): También es cierto que, debido a su dedicación, el tiempo en el que culmina los discos puede ser bastante amplio. ¿Cómo es la vuelta a los escenarios después?

(R): A mí realmente ahora es lo que más me está gustando es que  hoy en día con Spotify y con las plataformas digitales los discos tienen otra salida. Creo que lo que nos queda a los artistas es eso, que no lo pueden cambiar y que no nos lo puede quitar ninguna moda ni ningún medio. ¿Qué no nos pueden quitar a los artistas? Nuestro escenario, nuestro directo. Con lo cual volvemos con ilusión y con un pedazo de banda de ocho músicos. Fuimos a Valencia, levantamos el teatro y vamos a levantar el Isabel la Católica el domingo.

“Propuesta moderna, flamenco puro”, así define Pepe Luis Carmona su espectáculo | Foto: Javier Gea

(P): ¿Diría que el concierto de este domingo es una ocasión especial para usted?

(R): Va a ser un domingo muy bello de mayo en mi historia personal. Porque soy un cantaor madrileño, pero mi padre nació en el Albaicín, mi mujer nació en el Albaicín, mis hijas son del Albaicín y yo decidí venirme aquí, a esta ciudad, hace 14 años porque quería que fuese mi ciudad, al igual que Madrid también lo es. Y para mí, ya te digo, va a ser muy importante el 19 de mayo porque presento un trabajo de tres años, que me ha costado mucho esfuerzo y lo quiero presentar aquí, con mi gente, arropado por Granada y en uno de los teatros que más me gustan de España, que es el Isabel la Católica.

(P): ¿Qué va a poder ver la gente en el escenario ese día?

(R): Una propuesta moderna, flamenco puro, esa es la definición. Mi propuesta la vais a ver, creo que lo mejor es que vengan a verlo, hay de todo. Es una propuesta que ahora mismo no hay dentro del flamenco, de un cantaor contando otro tipo de historia, pero siempre desde el flamenco más puro.

(P): Por otra parte, son varios los reconocimientos que ha recibido a lo largo de su trayectoria, pero ¿hay alguno que desee de forma especial?

(R): No he estado muy pendiente tampoco de esas cosas, precisamente por eso me retiré durante 14 años. Para mí la música es mantener a mi familia con algo que era inherente a mí, que yo sabía hacer, porque no había más información. Cuando empecé a cantar lo hice porque mi gente cantaba, porque éramos artistas y no he estado muy pendiente nunca de los reconocimientos. Sí es verdad que en la época en la que formé ‘La Barbería’ llenábamos grandes sitios, íbamos por la calle y la gente nos reconocía, me abrían las puertas de muchos sitios y me abrió las puertas de ir a Nueva York con 20 años, que no era fácil, a Broadway, con la propuesta que uno hacía. He tenido varios reconocimientos, pero también he tenido muchos sinsabores y también son buenos. He tenido muchos sinsabores dentro de la música, me he sentido a veces frustrado porque he visto que los medios no entendían lo que quería transmitirles, pero estamos otra vez aquí y el mejor reconocimiento de todos es hacer tu música y que venga el público a verlo, porque el público es el que manda y es soberano.

(P): ¿Tiene algún proyecto pensado de aquí en adelante, además de la gira?

(R): Ahora mismo estamos partiendo con ‘Mil Caminos y un Cantaor’, estuvimos en Valencia el día 14, hacemos Granada el 19, vamos a Madrid el 13 de junio y a Málaga el 28 y a raíz de ahí pienso que me meteré otra vez a grabar, me apetece mucho meterme en el estudio. Y el proyecto real que necesito en mi vida es estar con mi familia, con mis amigos, tomándome una cerveza y que el Señor esté conmigo.



Se el primero en comentar

Deja un comentario