El parón le pasa factura al Covirán Granada

La falta de ritmo de competición, tras más de un mes sin jugar, lleva a los rojinegros a caer derrotados ante el Força Lleida por 80 a 83

Fundacion CB Granada - Força Lleida
Los rojinegros suman la primera derrota del año | Foto: Antonio L. Juárez
Ainoa MoranoAinoa Morano
0

Unos días antes de este esperado partido, Pablo Pin aseguraba que lo normal era perder el ritmo de juego después de tanto tiempo de inactividad, pero que su principal preocupación recaía en la concentración e intensidad continuas que necesitarían sus jugadores para llevarse el triunfo. El entrenador hizo hincapié en que los primeros minutos del partido serían complicados para su plantilla hasta que consiguiese entrar de lleno en el juego, pero lo cierto es que el primer cuarto de los rojinegros fue impecable.

La ansiedad se podía apoderar de los granadinos, pero estos supieron transformar esas ganas por volver a las pistas en un excelente juego. En los primeros compases del encuentro, el Covirán Granada supo gestionar los esfuerzos para mantener su atención en la defensa y buscar tiros fáciles para ponerse por delante en el marcador. Con el 8-3 en el electrónico, los rojinegros bajaron una marcha en su juego. Los errores en la defensa y sobre todo las pérdidas dieron alas al Força Lleida para volver a meterse en el encuentro. A pesar de los pequeños despistes, los granadinos fueron más listos que sus rivales ya que supieron aprovechar las continuas faltas cometidas por los catalanes para seguir sumando puntos a su casillero. Un leve sprint final de los visitantes cerró el primer periodo con 22 a 21. 

Era evidente que el conjunto rojiblanco necesitaba un poco de rodaje para volver a encontrarse con su mejor versión. Con la entrada en el segundo cuarto, los de Pablo Pin barrieron a los catalanes desde el juego interior. Bamba Fall, Thomas Bropleh y Alex Murphy asumieron el rol de protagonistas en los minutos previos al descanso. Con un parcial de 8-0 los de locales pudieron respirar un poco más tranquilos, confiados en que el control del partido era suyo. Un triple de Germán Martínez a pocos segundos para el final del segundo periodo certificó la clara superioridad de los rojinegros sobre la pista. (41-29).

Se las prometían felices en el Covirán Granada, pero el Lleida aún no había dicho su última palabra. Tomando el tiro exterior como su principal baza, los catalanes dieron un giro inesperado al encuentro con un parcial de 3-11 a su favor. Los rojinegros salieron totalmente desconectados tras su paso por vestuario, un falta de concentración que pagaron muy cara durante toda la segunda mitad. Cuando más apretado estaba el encuentro, Thomas Bropleh dio algo de oxígeno a su equipo con dos triples consecutivos. Se notaba la tensión en el parqué del Palacio de los Deportes, los granadinos no querían regresar a la competición con un mal sabor de boca, la victoria debía ser suya. Si algo caracteriza a este equipo es la lucha constante.

A pesar de que los rojinegros no bajaron los brazos en ningún momento, los de Pablo Pin no encontraron la tecla adecuada para anular a los exteriores catalanes. Los últimos diez minutos se convirtieron en un vaivén de canastas, faltas y fallos por parte de ambos conjuntos. A falta de 2:43 el Força Lleida se puso por delante en el luminoso, dejando con el agua al cuello al Covirán Granada. Thomas tuvo en sus manos la victoria, pero los tiros no entraron y el regreso de los rojiblancos a la competición acabó siendo más triste que feliz.

Ficha técnica:

Covirán Granada: Bortolussi (5), Pardina (3), Costa (9), Manu (9) y Fall (15) -quinteto inicial-. Bropleh (13), Iriarte  (10), Murphy (5) e Germán (7), Bressan (-) y Díaz (4). 

ICG Força Lleida: Vecvagars (24), Sans (0), Carrera (11), Buchanan (6) y Bulic (6) – quinteto inicial- Polanco (15), Nguessan (5), Chapela (13), Feliu (3) y Toledo (0).

Parciales: 22-21; 19-11 -descanso-; 13-22; 26-29. Resultado final: 80-83.

Colegiados: Jorge Murñoz, Pol Franquesa y Sergio Ortiz

Incidencias: Partido disputado en el Palacio de Deportes. Alejandro Bortolussi recibió al inicio del encuentro una camiseta homenaje por convertirse en el jugador que más partidos ha disputado en el club. 







Se el primero en comentar

Deja un comentario