El paro desciende en Granada en 8.153 personas en julio

La tasa de desempleo baja un 8,63% en la provincia granadina, que registra 86.342 parados

paro inem desempleo
Imagen de una oficina de empleo | Foto: Archivo GD
GranadaDigital
0

El paro ha bajado en Granada en el mes julio en 8.153 personas, lo que supone un descenso del 8,63%, y se sitúa en 86.342 parados, según los datos publicado por el Ministerio de Trabajo y Economía Social este martes.

El descenso del desempleo en la provincia granadina se debe, sobre todo, a la reactivación del sector servicios en verano, que es el que ha registrado una bajada mayor en el número de parados, con 4.935 en total. También ha descendido el paro en el resto de sectores. En el colectivo de personas que buscan su primer empleo en 1.465, en la agricultura en 1.045 personas, en la construcción en 413 y en la industria en 256.

En cuanto a la contratación, durante el mes de julio se han realizado en Granada un total de 38.211 contratos, 4.696 más que en el mismo mes del año 2020, cuando fueron 25.496 los contratos que se firmaron. Del total de contratos, 36.274 han sido temporales, un 94,93%. En cuanto al total de contratos acumulados de 2021 (254.987, 1.289 menos que en 2020, cuando había 256.276) se han formalizado sólo 14.854 contratos indefinidos en la provincia de Granada, un 5,82% del total.

UGT considera que es “el momento de apostar por la calidad del empleo”

El secretario general de UGT Granada, Juan Francisco Martín, señala que a pesar del descenso notable del paro en el mes de julio, debido sin duda a la época estival, hay que ser “muy prudentes a la hora de valorar estos datos, ya que el ritmo de generación de empleo es insuficiente, que queda mucho que avanzar en materia de protección social”.

A pesar del estallido de la quinta ola de contagios, la economía parece estar “recuperándose a ritmos acelerados” por lo que, a juicio del ugetista, y dado que esa fue la condición puesta por el Ejecutivo Central, “ya no hay motivos que impidan retomar el incremento del SMI”. El sindicato no exige “más que lo comprometido en la Carta Social Europea, es decir, elevar el SMI hasta en torno a los 1.100 euros”, recuerda. “Los perceptores del SMI no invertirán este incremento en grandes fondos de capital, ni se lo llevarán a cuentas bancarias en el extranjero, sino que lo dedicarán al consumo y, con ello, a ayudar a mantener la recuperación económica y la generación de empleo”, añade.

Tampoco va a cesar UGT en su exigencia “de derogar, de una vez por todas, las dos últimas Reformas Laborales que solo han servido para empobrecer a la ciudadanía, crear desigualdades sociales e incluso criminalizar a los trabajadores”. “Hay que retomar el equilibrio en las Mesas de Negociación y recuperar el carácter paternalista del derecho laboral”, ha dicho.

El representante sindical continúa exigiendo, un mes más, “la reactivación del Diálogo Social para incrementar el SMI y de la Negociación Colectiva para aprobar un nuevo AENC (el IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva venció el pasado 1 de enero de 2021), que oriente el urgente proceso de incremento de los salarios que nuestro mercado laboral y nuestra economía precisan”.

El representante de UGT entiende que la mejora de la economía “tiene que tener un efecto directo en la generación de empleo de calidad” y “a ello dedicará UGT sus esfuerzos sindicales diarios”, concluye.

CCOO exige “calidad en el empleo para dar estabilidad al crecimiento económico”

CCOO continúa con su exigencia de “un empleo de calidad y estabilidad que sea resultado de la diversificación de la economía en Granada”. Las cifras hablan de una recuperación laboral que reduce el número de personas desempleadas durante julio en 8.153, lo que supone un total de 86.342 granadinos y granadinas que aún están en búsqueda de empleo. “El paro ha caído en el mes de julio un 8,63% con respecto al pasado mes, y en comparación con el mismo periodo de 2020, supone un 14,58% de parados menos”, ha comentado el secretario general de CCOO Granada, Daniel Mesa, que, aunque ha celebrado la evolución de los datos, ha querido destacar que la mayoría de los empleos creados se encuentran en el sector Servicios, con la creación de 4.965 nuevos puestos de trabajo.

“Es una cifra positiva, pero bien es cierto, que la tendencia del desarrollo económico de Granada y su provincia sigue siendo la turística, cuando se ha demostrado que en situaciones de crisis es el sector más afectado y vulnerable, con lo cual, el tejido empresarial y los agentes sociales deberían enfocar el crecimiento y fortalecimiento de la economía provincial en otros ámbitos como puedan ser el medioambiental, el de las TICs o la industria”, ha explicado Mesa.

En este sentido, para hacer hincapié en la precariedad de este tipo de contratos, ha destacado que el principal incremento de contrataciones se ha dado en la modalidad de temporales, con más de 9.260, mientras que los indefinidos han sido 604, “lo que denota la debilidad y poca estabilidad de nuestro sistema económico”.

Según estos datos, la incorporación de la mujer al mercado laboral sigue siendo uno de los aspectos más complicados en la evolución del desempleo. Así, la diferencia entre mujeres y hombres sin trabajo sigue siendo de 11.396, lo que supone que a fecha actual, hay 48.869 mujeres que no pueden acceder al mercado laboral, mientras que en el caso de los hombres es de 37.473.

Así, por sectores, además de la recuperación del ámbito de Servicios, todos han experimentado un descenso en el número de desempleados. El más significativo ha sido en la Agricultura, con 1.045 parados menos, en la Construcción han sido 413 menos desempleados y en Industria la reducción del número de personas en el paro ha sido menor, con 265.

“Con estos datos, lo que desde el sindicato exigimos es que los empleos no se mantengan en las mismas condiciones a la época anterior a la pandemia, sino que los trabajadores puedan recuperar su nivel adquisitivo, y se permita una mejora económica más rápida y equitativa”, ha continuado el secretario general de CCOO Granada.

Para ello, Mesa ha vuelto a recordar que la total recuperación del sector económico en la provincia pasa por aspectos como la subida del SMI y la derogación de la reforma laboral: “Son medidas esenciales que devolverán el equilibrio a la negociación colectiva entre empresas y trabajadores, y ayudarán no solo a la reducción del número de desempleados sino a la consolidación y fortaleza de la economía granadina”.

La CGE insta a las administraciones a agilizar y mejorar ayudas directas que permitan mantener el empleo

“Desde mayo, coincidiendo con el inicio de la desescalada y el alivio de las restricciones, estamos experimentando una mejora sustancial del empleo. En tres meses, el paro se ha reducido en más de 18.000 personas, lo que nos ha permitido alcanzar el nivel de desempleo más bajo de toda la crisis y alejarnos de forma decidida de la barrera de los 100.000 parados”. Así lo explica la secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera, que asegura que esta buena racha, vinculada a la temporada alta estival, puede “torcerse” si no se dan las condiciones para que las empresas mantengan la actividad y el empleo.

“La quinta ola de coronavirus y las nuevas restricciones que se están poniendo encima de la mesa pueden dar al traste rápidamente con la recuperación, sobre todo en aquellos sectores más afectados por la pandemia. Las empresas que han sobrevivido y que han llegado hasta aquí lo han hecho ‘a pulmón’, sin apenas apoyo público, y muchas afrontan el día a día con la tesorería bajo mínimos y un alto nivel de endeudamiento”, indica Vera, que insta a las administraciones a que agilicen y mejoren los procesos para que las empresas puedan acceder a ayudas directas que les permitan mantener la actividad y el empleo.

La secretaria general de la CGE recuerda que, pese a la mejora de estos últimos meses, los efectos de la crisis todavía se dejan notar en el mercado de trabajo, como bien demuestra la cifra de empresas y trabajadores en ERTE. Al cierre del mes de julio había activos en Granada 1.784 expedientes de regulación temporal de empleo, que afectaban a 4.680 trabajadores. “Tenemos que asegurar que a lo largo de los próximos meses, cuando finalice la temporada de verano, nuestras empresas tengan capacidad para reabsorber a estos trabajadores. Y, para ello, necesitamos que las administraciones abonen el terreno y mejoren las condiciones en las que desempeñamos nuestra actividad”, añade.

En Andalucía, el paro desciende en 69.159 personas en julio

El paro ha bajado en Andalucía en 69.159 personas en el mes de julio, un descenso del 7,7% que sitúa la cifra en 828.496 los registrados en los servicios públicos de empleo, según los datos facilitados este martes por el Ministerio de Trabajo y Economía Social. En términos interanuales, el paro ha bajado en 129.699 personas en el séptimo mes del año, lo que representa un descenso del 13,54 por ciento respecto al mismo mes del año anterior.

A nivel nacional, el número de parados registrados ha bajado en 197.841 desempleados en julio (-5,47%), lo que supone la mayor caída en cualquier mes de la serie histórica y supera las de los meses de mayo y junio que también cerraron con caídas récord.

Así, se trata del tercer mes consecutivo en el que el paro registra récord de descensos. En mayo se había experimentado la mayor caída de la serie, de 129.378 personas, junio superó esta cifra, acercándose a una reducción de 167.000 personas, y ahora julio lo ha vuelto a hacer.

 







Se el primero en comentar

Deja un comentario