Zimerman pone el broche de oro al Festival de Granada

Krystian Zimerman volverá a dirigir a la Orquesta Ciudad de Granada desde el piano, con un programa todo Beethoven

Zimerman(3)
Krystian Zimerman | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

Esta edición del Festival Internacional de Música y Danza de Granada llega a su fin este domingo 26 de julio con una agenda de lo más intensa.

En primer lugar, comenzará el día Iagoba Faclo a las 12:00 horas en el Crucero Hospital Real. Fanlo será el encargado de interpretar el estreno absoluto de la obra de encargo con la que el nuevo responsable del Festival, Antonio Moral, ha querido recuperar el apoyo e interés del mismo hacia la música actual.

Este concierto, concebido y desarrollado en momentos de incertidumbre y desconcierto, busca ahondar en la magia que subyace en las formas recopilatorias, en la manera en que el tiempo y la materia se retuercen sobre sí mismos para alcanzar una cualidad de reiteración que muchas veces alcanza al oyente y le encamina hacia el reconfortante espacio de lo conocido. Fanlo elige para este recital la Suite nº 1 de J.S. Bach (cuya aparente sencillez de escucha llega a esconder la compleja riqueza que encierran sus pentagramas) ya que el compositor Alfredo Aracil escribió el Praeludium que sonará al comienzo del concierto como preludio a esta Suite de Bach. En la obra de Britten, los seis movimientos de la Suite de Bach se convierten en nueve sin solución de continuidad, aunque se mantiene el núcleo de seis fragmentos que se van transformando, en un consciente ritornello caleidoscópico.

Para completar este ejercicio circular, Iagoba Fanlo interpreta, cerrando el concierto, otra obra de Alfredo Aracil, encargo del Festival de Granada y escrita especialmente para este recital, lo que otorga una especial dimensión a esta cita musical, programada el último día del Festival en el marco de sus conciertos matinales.

A las 22:00 horas, la Orquesta Ciudad de Granada pondrá el broche oro al Festival. Krystian Zimerman, volverá a dirigir a la Orquesta Ciudad de Granada desde el piano, con un programa todo Beethoven que incluye dos de los conciertos para piano más impresionantes del repertorio, dos obras además fuertemente contrastadas. El Concierto núm. 4, en sol mayor, es un prodigio de calidez, intimismo y sutileza en el color. Beethoven integra el piano en la orquesta, juega audazmente con los claroscuros armónicos y amplía los temas melódicos, hasta el punto de que el concierto llega a parecer casi una fantasía improvisada. En cambio, el Concierto núm. 5, “el Emperador”, en mi bemol mayor (¡como la Sinfonía Heroica!) es una obra épica, marcial, virtuosística, enérgica, brillante, auténticamente heroica, el más sinfónico de sus conciertos y modelo incontestable del género concertante para los románticos a lo largo de todo el XIX. El prestigioso pianista polaco Zimerman junto a la OCG han ofrecido en esta edición del Festival tres espléndidos conciertos dedicados a Beethoven, con motivo del 250º aniversario de su nacimiento, con la integral de Conciertos para piano y la Sinfonía núm. 4 del músico de Bonn.

A la misma hora, en el Palacio de Carlos V, Raúl Alcover clausurará el FEX con el espectáculo de su último trabajo discográfico, ‘Alcover ve Lorca: La voz de Federico’. Un trabajo luminoso, meridional y con sonido de gran producción dedicado al poeta de Fuente Vaqueros, que presenta esta noche en el Palacete de Quinta Alegre, acompañado de un gran elenco de artistas formado por guitarras, piano, teclado, bajos, percusión, gaita, violín, baile.





Se el primero en comentar

Deja un comentario