Luis Miguel Poyato, granadino y votante de Trump: “Lo del Capitolio ha sido una vergüenza necesaria”

Criado en el Realejo y vecino de La Chana, tiene 34 años, vive en Estados Unidos desde hace una década, sostiene la teoría del fraude y vaticina que el magnate "arrasará" en las próximas elecciones presidenciales

luis-migue-poyato
Luis Miguel Poyato no duda en opinar para la cadena norteamericana 'Fox' a las puertas mismas del Capitolio | Fotos: J. L. P.
Miguel López RiveraMiguel López Rivera
2

No es fácil entender toda esa vorágine de crispación que envuelve desde hace unos años a Estados Unidos. Más complicado si cabe es analizarlo desde la óptica europea -o más en detalle desde la granadina- y aún más difícil si lo que se trata es de comprender qué ha podido llevar al ‘trumpismo’ a protagonizar imágenes como las del miércoles. Por eso, GranadaDigital ha querido testar la opinión de la que, a buen seguro, es una de las pocas personas que reúne esas tres condiciones: nació en Granada, lleva viviendo diez años al otro lado del Atlántico y vota a Trump. Luis Miguel Poyato tiene 34 años y es empresario. Se crio en el Realejo y, posteriormente, se mudó a La Chana. Hoy vive en Estados Unidos, donde cuenta con la doble nacionalidad y tiene derecho a voto, por lo que ha podido participar en los dos últimos comicios electorales: el celebrado en 2015 y las elecciones del pasado mes noviembre, sobre las que Donald Trump ha vertido acusaciones de fraude que han actuado como el detonante del asalto al Capitolio de este miércoles. El presidente saliente ha sido objeto de encendidas críticas y ha sido acusado de haber azuzado a sus votantes más radicales para intentar dar “el primer golpe de estado legislativo de los Estados Unidos”, tal y como lo ha calificado el ‘New York Times’. Pero Luis Miguel no se esconde. Al otro lado del teléfono y con un marcado acento granadino es tajante: “Lo del Capitolio ha sido una vergüenza necesaria. Una vergüenza porque asaltar las instituciones públicas no es de recibo, pero aquí hay algo que viene de más atrás y no se está analizando, que es el fraude electoral perpetrado para asegurar la victoria de Biden”.

Fue hace 10 años cuando Luismi, como le gusta que le llamen sus amigos, decidió empaquetar las maletas para ‘hacer las Américas’, espoleado por la difícil situación económica consecuencia de la crisis de 2008. Llegó poniendo copas y hoy dirige una importante consultoría que, además de en Chattanooga (Tennessee) y Miami, también cuenta con sedes en República Dominicana, Colombia, Londres y en España, en Madrid, Marbella y su Granada natal. A sus 34 años, vive a caballo entre Miami, la ciudad más importante de Florida, y Laguna Beach, en California. Sin olvidar volver de vez en cuando a Granada. Los 29 votos electorales que repartía el primero de los dos estados anteriormente citados se los adjudicó Donald Trump por un escaso margen de cerca de 400.000 votos. Al otro lado del país, en la Costa Oeste, Joe Biden arrasó casi duplicando los seis millones de sufragios del candidato republicano y consiguiendo los 55 votos electorales que había en liza allí, y que suponen el mayor reparto de colegios de cuantos hay en los 50 estados de la Unión.

“Nunca le ha ido tan bien a mi empresa como desde que Trump llegó a la Casa Blanca”

Dos realidades contrapuestas en términos geográficos y políticos en dos estados que, vistos desde la óptica europea, se parecen, pero que, en realidad, difieren bastante y representan a la perfección el alma de cada una de las ‘dos Américas’. Luismi lo sabe muy bien. Es un perfecto ejemplo de la consecución del ‘sueño americano’. Lleva una década viviendo bajo el paraguas de una de las primeras economías del mundo y desde 2016 tiene derecho a voto y no se esconde: “En ambas ocasiones voté a Trump”. Con todas las cartas ya sobre la mesa, y sin ningún ‘as’ en la manga, este granadino residente en Estados Unidos analiza lo que está sucediendo en la considerada como democracia más fuerte del planeta.

Sabía que iba a suceder algo, estaba claro. Soy ciudadano americano desde 2016, lo que me posibilitó votar en las elecciones de aquel año. Lo hice por Trump, igual que en 2020. Ya en 2016, cuando nadie lo esperaba, sabía que iba a ganar. Estaba claro”, comenta a modo de presentación y casi sin todavía ser preguntado por sus inquietudes políticas. Aunque Trump tiene mala prensa en Europa, Luismi es un convencido devoto de su receta económica y social. “La economía ha estado por las nubes durante su mandato y el desempleo por el suelo. A la clase media le ha ido muy bien. Nos ha bajado los impuestos y se ha centrado mucho en ayudar a la gente. Mi empresa trabaja con clientes en Estados Unidos, pero también en Latinoamérica y España. Nunca nos ha ido tan bien como desde que Trump llegó a la Casa Blanca”, justifica.

“UN FRAUDE CON CONEXIONES EN VENEZUELA”

Este joven no alberga duda alguna de que las elecciones de noviembre fueron un fraude en el que colaboraron de manera inequívoca el chavismo y el propio Partido Demócrata. “Donald Trump tenía las elecciones ganadas. En 28 estados del país usan máquinas de la compañía Dominium, que fueron diseñadas por Hugo Chávez para ganar en Venezuela. Y no creo que al chavismo le hiciera ninguna gracia un nuevo triunfo de Trump”, arguye. Claro que esas mismas máquinas también estaban en las elecciones de 2016, que en esa ocasión sí que le dieron la Presidencia al magnate neoyorquino que, pese a obtener casi tres millones de votos menos que Hillary Clinton, fue beneficiado por el siempre cuestionado sistema electoral norteamericano.

¿Cómo se explicaría que ganara las elecciones pese a que los demócratas presuntamente podrían haberlas amañado? Luis Miguel Poyato responde sin titubear: “Porque no se lo esperaban. Lo daban por ganado. Es todo un problema de comunicación. Pusieron toda la maquinaria a funcionar para atacarlo por todos lados y esta vez sí que le salió bien. No es razonable que te censuren en Facebook o en Twitter cada vez que pones una opinión a favor de Trump. Yo eso lo he vivido y te puedo decir que, inmediatamente, te censuran. También en Google. De Trump sólo se cuenta lo que según sus detractores es malo y son los mismos que han operado en contra de estas elecciones”, desarrolla Luismi, quien saca la calculadora para sustentar sus argumentos. “Setenta y cuatro millones de americanos han votado por Donald Trump. Si coges 140 millones de personas y le quitas 74, te están quedando menos votos aún. No se ha permitido a los republicanos participar en el recuento y han cambiado leyes de última hora a su antojo”, esgrime, si bien cabe matizar que, según el recuento oficial, casi 160 millones de norteamericanos se acercaron a las urnas.

Luismi se ha afincado definitivamente en Estados Unidos.

Pero volviendo al triste episodio del miércoles, Luismi mantiene su teoría de que “ha sido una movilización democrática que cuatro alterados han destrozado. Eso sí, porque la Policía de Washington les ha dejado hacerlo”. Y lleva sus tesis mucho más allá. “Lo del Capitolio no ha sido un asalto a la democracia sino una vergüenza necesaria. Te puedo asegurar que lo de George Floyd este verano ha sido mucho más grave y los medios lo han vendido de forma completamente distinta”, explica. Todo el mundo recuerda el caso de este joven afroamericano que murió por asfixia en Powderhorn, Mineápolis, a manos del oficial de policía Derek Chauvin, quien tras esposarlo le puso la rodilla en el cuello mientras el detenido espetaba agobiado aquel famoso “I can’t breathe” (“No puedo respirar”). Un lamentable suceso que desencadenó las posteriores protestas antirracistas en todo el país.

EL PERFIL DEL ‘TRUMPISTA’

Pese a la casi unanimidad de la opinión pública europea respecto a aquel triste acontecimiento, Luis Miguel sostiene una versión muy distinta. “Había hecho cosas mal y era un criminal perseguido por la policía. Yo he visto coches ardiendo en mitad de la calle. Eso nunca se ha visto en Estados Unidos. Lo de ayer fue realmente una manifestación de más de un millar de personas, nada que ver con lo de este verano”, abunda antes de establecer un paralelismo entre el perfil del votante ‘trumpista’ y el del PP o Vox. “Son como los seguidores del PP y Vox aquí. Gente tranquila que vive con sus familias. Hubo cuatro alterados, pero la respuesta de la policía fue desproporcionada y ha dejado muertos”. Respuesta que, añade, llegó tarde para, según su teoría, vender al mundo la imagen de un intento de golpe de estado.

“El votante de Trump es como el del PP o el de Vox, gente tranquila que vive con sus familias”

“Si entraron era precisamente porque les interesaba que entrasen. Si el Gobierno quiere pararla, la para. Nadie iba a tiro limpio o tirando bombas”, afirma antes de ser interpelado sobre la persona que en ese momento estaba a cargo del Gobierno, el propio Trump: “No, era la Policía de Washington, en manos de los demócratas, la encargada de haber sofocado ese intento. Habrían bastado con pelotas de goma o mangueras con agua”.

“Te puedo decir que la información incluida en el anuncio de la manifestación se llamaba a una protesta pacífica. En la propaganda se incluía un mapa que está en el Instagram de Trump y en el que se dejaba claro dónde se podía estar y dónde no. La Policía que había era de la ciudad de Washington. Podrían haber pedido ayuda a la Guardia Nacional. Todo lo hicieron mal porque no usaron todos los medios que tenían a su alcance”, apostilla.

Mucha gente votó a Donald Trump. La gestión de la crisis del coronavirus ha sido bastante pasajera. El desempleo está en torno al 7%. Se sabe que ha habido un fraude electoral masivo. Se han saltado la Constitución. Es la primera vez que un presidente no gana la Presidencia tras vencer en Florida y Ohio. No dejan participar en el recuento a los americanos. Son muchas cosas que te dejan entrever que ha pasado algo”, desarrolla.

“NO HAY UN PROBLEMA DE CONVIVENCIA”

Preguntado sobre si considera que en Estados Unidos existe actualmente un problema de convivencia, Luismi sentencia que “ninguno que no pueda haber en España entre socialistas y gente de derechas”.

“Los medios de comunicación o las tecnológicas sólo dejan expresar las opiniones más progresistas y eso genera el efecto contrario. Más gente de derechas. Y yo, aquí mismo, te lo firmo: de aquí a cuatro años, Donald Trump va a volver a estar en las papeletas electorales y, si no hacen trampa, esta vez sacará 94 millones de votos en lugar de 74. Es falso que su base electoral son blancos supremacistas. Muchos latinos y afroamericanos han votado a Trump y volverán a hacerlo”, vaticina.

Sobre el papel que ha jugado Mike Pence, muy crítico con Donald Trump pese a ser su vicepresidente, Luis Miguel lo achaca a un intento por “calmar los ánimos”. “No comparto la opinión de Pence, que tenía en la mano haber detenido este disparate. Actuó en pro de que no se líe”, resume. Y vuelve a insistir: “Lo de ayer -por el miércoles- no es nada comparado con lo de George Floyd”.

Donald Trump va a ganar de calle las siguientes presidenciales. Y cuando en 2022 el Partido Republicano vuelva a tomar el control del Senado lo primero que tendrán que hacer es reformar el sistema electoral porque el actual se presta mucho al fraude”, zanja. Dicho sistema electoral es el mismo que garantizó la administración anterior en la Casa Blanca pese a que Hillary obtuvo más votos, aunque como la mayoría de los norteamericanos, Luis Miguel no comparte las críticas. “Está adaptado a la realidad de un país muy grande como es Estados Unidos”.

 







Comentarios

2 comentarios en “Luis Miguel Poyato, granadino y votante de Trump: “Lo del Capitolio ha sido una vergüenza necesaria”

  1. Pues han muerto 4 personas, no se yo si eso es necesario.
    Que pena de incultura.

  2. Avatar

    reivindicativogr

    Pues si después de cómo actúa Trump y las consecuencias desastrosas que ha generado su gobierno más los muertos a causa de sus gestiones bajo cuerda, sigues pensando que es una persona locuaz, Luís Miguel, te puedes quedar en EEUU. Aquí en España no necesitamos gente inculta que actúa como el rebaño.

Deja un comentario