El caprichoso destino del Granada CF y su relación con la Superliga Europea

El club rojiblanco ha vivido en apenas unas semanas la celebración de sus 90 años con una eliminatoria europea y la creación de la competición elitista

Granada CF - Manchester United
Marcus Rashford, reciente rival rojiblanco, es uno de los jugadores que se ha posicionado en contra de la Superliga | Foto: Antonio L. Juárez
Sergio Rodríguez AcostaSergio Rodríguez Acosta
0

La sociedad vive un momento de ideas polarizadas y de choques frecuentes en numerosos temas, pero es irrebatible que el azar del destino siempre será caprichoso. El aficionado del Granada CF recordará para siempre como en abril del 2021 su club celebró su 90 cumpleaños compitiendo una eliminatoria de cuartos de final de Europa League frente al Manchester United para pocos días después vivir el anuncio de la Superliga Europea.

El histórico momento ha provocado que en las últimas 48 horas el Granada haya estado en boca de muchos. “Con la Superliga Europea se perderán historias tan bonitas como la del Granada de Diego Martínez”, han expresado numerosos amantes del fútbol en redes, aunque también hay quien no se ha cortado en decir que le importan un pimiento los equipos que no son ricos. Afortunadamente, no es discutible donde se encuentra la opinión mayoritaria.

Jugadores, cuerpo técnico y directivos de la entidad rojiblanca no mentían cuando han declarado que sentían a la hinchada cerca aunque Los Cármenes estuviera vacío. El aficionado ha hecho ruido y ha seguido de cerca el tema pese a que se ha intentado dar un golpe histórico en un momento en el que los estadios no pueden clamar. A nadie se le escapa tampoco que la UEFA y la FIFA también deben eliminar ciertas conductas y admitir asuntos como que el Mundial de Catar ha atropellado derechos humanos.

Sería injusto hablar de unos salvadores concretos. Además de los seguidores de este deporte, se recordará también a los jugadores que dieron un paso al frente antes que nadie. Precisamente, dos de los que han alzado la voz se han medido recientemente al cuadro granadinista. Bruno Fernandes y Marcus Rashford mostraron su rechazo cuando lo fácil era estar callado o esperar a quedar bien de cara a la galería a toro pasado. El inglés es un caso especial, pues es un futbolista de élite mundial que demuestra con frecuencia que tiene los pies en el suelo.

Muchos comentarios en la noche de este martes señalaban que los primeros en desmontar el faraónico proyecto han sido los seis equipos ingleses, que se han bajado del barco sin dar tiempo a que este suelte amarras. La historia deberá reservar un apartado para los alemanes, que trasladan su implacable formalidad y decencia también al mundo del balompié.

Es inimaginable pensar en cómo podría recibir Los Cármenes al Real Madrid, el gigante que queda por visitar el templo rojiblanco, el próximo mes de mayo. Su presidente, Florentino Pérez, fue capaz de decir que su club está en la ruina y en menos de dos horas coquetear con la idea de fichar a Mbappe. Si Fran Sánchez estaba despierto viendo el baño y masaje al señor Pérez puede ser que llorase de risa o se diese un pellizco de incredulidad.

El Inter de Milán comunicó también de madrugada que ya no alberga interés en la competición que llegaba a salvar el fútbol. La Superliga se ha desinflado en 24 horas como un suflé, pero el verdadero pastel lo tienen ahora jugadores y especialmente directivos de Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid, que tarde o temprano tendrán que salir a dar la cara. Como diría un buen granadino: ni Superliga ni .







Se el primero en comentar

Deja un comentario