La Olla de San Antón en Granada, perfecta para combatir el frío de enero

El cocinero Gregorio García, del Restaurante Oleum, explica cómo se prepara este plato típico, que normalmente se acompaña de encurtidos

FOTOS OLLA DE SAN ANTÓN-5
La Olla de San Antón es muy típica en Granada | Foto y vídeo: Javi G. / GD
Rosa NúñezRosa Núñez
0

Termina la Navidad, el periodo por excelencia de las comidas copiosas, y entre los propósitos de Año Nuevo destaca el de perder esos kilitos de más que se han aferrado alrededor del cuerpo como un flotador.

Sin embargo, en Granada hace un frío tremendo, destacando este año las bajas temperaturas registradas a causa del paso de la Borrasca Filomena por todo el país. Y si se suma el frío a la tradición, da como resultado la famosa Olla de San Antón, ese plato de cuchara tan sonado en el que el cerdo y las legumbres son los grandes protagonistas.

El 17 de enero se celebra la onomástica del monje patrón de los animales, y es típico que en Granada y en otras zonas de Andalucía oriental, así como en parte de Murcia, se ofrezcan en muchos restaurantes, a lo largo de todo el mes, menús cerrados en los que se incluyen este puchero, acompañado de encurtidos y el famoso remojón granadino, una ensalada compuesta por naranja, bacalao, aceitunas negras, huevo duro, cebolla, y cómo no, un buen aceite de oliva virgen extra de la tierra.

Menú completo del ‘Restaurante Oleum’ | Foto: Javi G. / GD

El potaje, perfecto para combatir el frío invernal, se prepara con garbanzos, judías blancas, arroz, patatas, hinojo, habas granadinas y varias partes del cerdo, como la careta, la oreja, el tocino… El cocinero Gregorio García, explica cómo la preparan en su negocio, el ‘Restaurante Oleum’, donde él mismo destaca que allí la Olla es “un poco más liviana” porque en estos momentos “la gente no quiere tanta grasa”.

En este restaurante, se podrá disfrutar de la Olla de San Antón todos los días “hasta final de mes”, y aunque García recomienda reservar, dice que se puede ir en cualquier momento ya que la preparan a diario. El menú, por 24 euros, además del potaje, los encurtidos y el remojón, incluye arroz con leche de postre y vino de la casa.







Se el primero en comentar

Deja un comentario