Ya se puede obtener el borrador de la Declaración de la Renta 2021

Este miércoles se ha habilitado la plataforma para que quienes deban realizar el trámite puedan revisar que todos sus datos estén actualizados y correctos

agencia-tributaria
Oficina de la Agencia Tributaria | Foto: Archivo
Claudia Linette
0

Este miércoles se ha iniciado el primer paso de la Declaración de la Renta 2021, así que si estás en el grupo de los que deben declarar ya puedes revisar el borrador y confirmarlo si es correcto. Pero no hay prisa ya que este miércoles es el primer día y es recomendable que te tomes tu tiempo antes de confirmar y enviar el documento, y te asegures que todo esté correcto y en su lugar.

Recuerda que si confirmas y la información no es correcta, podrías recibir una declaración paralela de Hacienda y tendrás que realizar una segunda declaración.

¿Qué es importante al momento de revisar el borrador?

Lo principal es confirmar si debes declarar o no. Si estás en el grupo de los que no deben hacerlo, pero aún así quieres valorar por qué te podría favorecer, lo puedes hacer a través de Renta Web o de la aplicación. Esto también te ayuda a verificar que no debes declarar ya que aparecerá un aviso de 'No obligado'. También puedes declarar si quieres obtener algunos beneficios fiscales, tales como la aplicación de la deducción por adquisición de vivienda habitual, la reducción por aportaciones a planes de pensiones o a patrimonios protegidos de personas con discapacidad.

También es importante ver si te conviene más realizar una declaración individual o conjunta. Esto lo puedes revisar en Renta Web incluyendo el número de referencia o con la [email protected] PIN del cónyuge, y también con la clave de los hijos menores si estos tuviesen rentas. Si tienes hijos menores de 25 años cuya renta no supere los 8.000 euros anuales y vivan contigo, puedes aplicar el mínimo familiares por descendientes en la declaración del IRPF. Pero, en caso de que tus hijos declaren con ingresos superiores a 1.800 euros no podrás hacerlo.

Otro punto clave es actualizar tus datos si han sido modificados en el último año. Por ejemplo, si te casaste, tuviste hijos o te cambiaste de domicilio. Si en 2021 tú o tus familiares por los que se aplica el mínimo familiar obtuvieron el certificado de discapacidad o si esta aumentó, es importante indicarlo en el documento.

Declarar los bienes inmuebles también es parte de este proceso. Debes revisar lo ingresos que declaras por los inmuebles que no tengas alquilados. También tienes que verificar que los rendimientos de los inmuebles declarados se imputen de forma correcta, ya que suele haber errores en el borrador en esta área. Es importante recordar que el trastero y dos plazas de garaje, como máximo, no tributan, pero sí deben aparecer en el borrador vinculados a la vivienda. Los inmuebles alquilados también deben declararse y plataformas como Airbnb tienen la obligación de comunicar a Hacienda que existen operaciones de alquiler turístico.

Los bienes que son transmitidos, por venta o donación, tienen que ser declarados. Para hacer el cálculo de ganancia o pérdida del patrimonio en el IRPF tienes que restar del valor de transmisión el de adquisición y también hay que tener en cuenta los gastos de las operaciones.

Otra cosa que tienes que declarar son tus inversiones. Si has vendido acciones, puedes revisarlas en la aplicación de valores de Renta Web; sin embargo, aquí solo está la información desde el 1 de enero de 2018. Si necesitas confirmar información de acciones vendidas antes de esta fecha, tendrás que calcular el valor de compra de cada uno de los títulos para declarar la pérdida o ganancia obtenida.

Si tuviste pérdidas o rendimientos del capital mobiliario negativos no tienes que declarar de manera obligatoria, pero hacerlo podría favorecerte. Si no declaras, no podrás usar las pérdidas para compensarlas con ganancias o rendimientos positivos en el futuro. En Renta Web puedes comprobar si te toca pagar algún tipo de importe presentando la declaración. Si te tocase pagar, presentar la declaración es una buena opción, siempre y cuando el importe a pagar sea menos del 19% de la pérdida o rendimiento negativo y así compensar las pérdidas en años posteriores.

Si recibiste algún tipo de subvención o ayuda, también debes incluirlo en la declaración del IRPF como ganancias de patrimonio.

Las deducciones son otro aspecto al que debes prestarle atención. Estos incluyen las cuotas sindicales como gastos del trabajo, las cuotas de colegios profesionales, cuando la colegiación es obligatoria para desempeñar el trabajo, y los gastos de defensa jurídica por litigios de carácter laboral, hasta 300 euros por declaración.

También, si deduces por el préstamo de tu vivienda habitual, tienes que incluir los otros importes deducibles al margen del préstamo hipotecario a secas que aparece en el borrador y los datos fiscales. Esto solo aplica para quienes compraron antes del 2013. Otros posibles importes que quizás pagaste en 2021 son los seguros de vida y de hogar que tuviste que contratar como condición para obtener un crédito hipotecario.

Las deducciones familiares también deben ser incluidas. Y quienes cobren rentas del trabajo, desempleo o pensiones pueden aplicar tres tipos de deducciones familiares: por descendiente o ascendiente con una discapacidad del 33% o más, hasta 1.200 euros; por cónyuge discapacitado, hasta 1.200 euros; y por familia numerosa, 1.200 euros o 2.400 euros -según la categoría general-.

La reducción por maternidad se aplica si eres trabajadora por cuenta ajena o propia y estás de alta en la Seguridad Social o en una mutualidad. Se pueden deducir hasta 100 euros mensuales por hijo menor de tres años que dé derecho al mínimo familiar por descendientes. Esto también se aplica por cada menor adoptado o acogido independientemente de su edad.

Es importante recordar que puedes aprovechar las deducciones autonómicas que varían en cada comunidad. Estas no están incluidas en el borrador, por lo que debes incluirlas en la Renta Web si quieres que te las apliquen.

Una vez visto el borrador es recomendable que revises posibles errores y avisos de la declaración. Esto lo puedes hacer haciendo click en el botón validar, en el menú superior. Al hacerlo se desplegará una pantalla con los errores que impiden realizar la presentación y aparecerán también los avisos, que son advertencias de cosas que podrías mejorar, pero que no impiden que se envíe el documento.







Se el primero en comentar

Deja un comentario