El nuevo puente de Huétor Tájar garantiza el acceso al municipio durante las fuertes lluvias

Su uso está condicionado a que el Ayuntamiento ejecute las obras de urbanización de un polígono en la margen derecha del Genil

Huétor Tájar1
Las obras de este puente han durado más de diez años | Foto: Gabinete
Gabinete
0

La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta, Marifrán Carazo, ha visitado el nuevo puente de Huétor Tájar, en la provincia de Granada, que se convertirá en el segundo acceso al municipio una vez que el Ayuntamiento urbanice la zona urbana situada en la margen derecha del río Genil, en el estribo norte del puente.

La estructura, de siete vanos, tiene dimensión suficiente para albergar el cauce del río durante las temporadas de fuertes lluvias, por lo que el municipio ya no quedará aislado por las crecidas del río como ha sucedido en otras ocasiones.

Las obras, que ha ejecutado la Agencia de Obra Pública de Andalucía, han durado más de diez años, ya que han sufrido diversos parones y cesiones de contrato. No ha sido hasta la presente legislatura cuando se ha dado el impulso definitivo y necesario a los trabajos, ha detallado la Junta en una nota. La reactivación definitiva de la construcción del puente se produjo, de hecho, en marzo de 2019, cuando presentaba poco más de la mitad de su ejecución.

La consejera Marifrán Carazo ha recordado que "los anteriores gobiernos necesitaron una década para ejecutar el 56,4 por ciento de la inversión, mientras que el actual Ejecutivo acometió el 43,5 por ciento restante en apenas nueve meses hasta finalizar las obras en noviembre del pasado año 2019". La titular de Fomento ha estado acompañada por el alcalde de Huétor Tájar, Fernando Delgado; el regidor de Algarinejo, Jorge Sánchez; el director general de Infraestructuras, Enrique Catalina; el delegado territorial en Granada de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta en Granada, Antonio Granados; y el director gerente de la Agencia Obra Pública de la Junta, Julio Caballero.

El nuevo puente sobre el río Genil en Huétor Tájar no se ha podido poner en servicio para los vehículos, no obstante, debido a que todavía no está urbanizado el polígono industrial situado en el estribo norte, donde está prevista la construcción de una ronda de circunvalación de competencia municipal. La consejera ha indicado que ahora espera que el Ayuntamiento de Huétor Tájar cumpla con su parte "para dar plena funcionalidad a esta infraestructura, que ha sido históricamente reivindicada por el municipio".

La funcionalidad óptima del nuevo puente, como acceso alternativo a la localidad de Huétor Tájar, no se alcanzará hasta la ejecución de este nuevo vial, que deberá acometer el Ayuntamiento, y que garantizará la conectividad con el futuro parque empresarial proyectado y con el centro urbano. En el otro extremo, es decir, en la glorieta de la Venta Nueva, el puente sí tiene funcionalidad plena, tanto para los movimientos de acceso y llegada a esta pedanía como para la conexión con la autovía A-92 a través de la carretera GR-4400.

El nuevo puente sobre el río Genil se convertirá en el principal acceso a la ciudad de Huétor Tájar desde la A-92, ya que el actual puente histórico tiene dificultad de giro para los vehículos pesados y sufre cortes de tráfico en las crecidas del río.

La actuación completa consta de un vial de 900 metros de longitud, que incluye la estructura que salva el cauce del río Genil de 260 metros. El puente tiene carácter urbano, por lo que se le ha dotado de acerados a ambos lados para el tráfico peatonal y ciclista, además de iluminación y barandillas.

Este nuevo acceso a Huétor Tájar beneficia directamente a una población de más de 10.000 habitantes e indirectamente a toda la comarca de los Montes Occidentales de Granada, lo que supone un total de 40.000 beneficiados.







Se el primero en comentar

Deja un comentario