Así se ha desarrollado el primer día de cierre perimetral en Granada | Fotos y vídeo

Más de 200 agentes de Policía Local y otros tantos guardias civiles controlarán a diario desde primera hora la entrada y salida de los municipios

Controles de la policía en el cierre perimetral de Granada por el nuevo estado de alarma
Control de la Policía Local en el primer día de cierre perimetral en Granada | Foto: Antonio L. Juárez
Patricia VázquezPatricia Vázquez
0

A las 8.00 horas entraba en vigor el cierre perimetral de la capital y de 32 municipios de la provincia. A partir de esa hora, los ciudadanos que quisieran viajar o trasladarse en transporte público por esos territorios debían de hacerlo con una causa justificada. Un documento de la empresa, el impreso de la cita médica, la matrícula de la Universidad de Granada. Han sido solo los papeles válidos para que los más de 200 agentes de la Policía Local y otros tantos guardias civiles no nos multaran por cruzar esa barrera simbólica marcada por los límites entre municipios.

Una jornada en la que ha predominado la normalidad en Granada en el primer día en el que se hacían efectivas las restricciones marcadas por el estado de alarma. Este amplio dispositivo policial que ha velado por que se cumplan todas las limitaciones solo ha tenido que imponer algunas denuncias aisladas y se ha dedicado a identificar e informar a los granadinos que se estaban saltando las normas. Agentes de la Policía Local, Policía Nacional y Guardia Civil se han repartido por diferentes controles en varios puntos de acceso y salida de la ciudad para preguntar a los conductores cuál era el motivo de su desplazamiento. Y en la mayoría de los casos, los conductores se han desplazado para trabajar o para acudir a un centro médico.

También hemos medido el pulso del Metro de Granada que, a pesar de las aglomeraciones de las horas punta -esto es las 7.30 a 10.30 horas- ha visto mermado el número de pasajeros en los diferentes trayectos de la línea 1, que van desde Albolote a Maracena -ambos municipios afectados por las restricciones- hasta Armilla -también confinado- pasando por la capital granadina.

Entre sus pasajeros, hemos encontrado personas que iban al Parque Tecnológico de Ciencias de la Salud, para completar alguna documentación en la Facultad de Medicina o para acudir a alguna cita médica en el Hospital Clínico San Cecilio. También trabajadores del Centro Comercial de Armilla que se han bajado en la parada de Sierra Nevada, donde, por cierto, a las 10.30 horas cuando hemos cogido el metro en dirección a ese municipio se han bajado el 80% de los pasajeros de un vagón en el que no se podía cumplir prácticamente la distancia de seguridad por la cantidad de personas que viajaban dentro.

Y, por último, vecinos de Armilla o responsables de instituciones o empresas con oficinas en ese municipio, como es el caso de Caridad Peregrín, presidenta de la Asociación de Esclerosis Múltiple, que debía firmar los permisos para que sus trabajadores puedan seguir desplazándose por la provincia a atender a los afectados por esta enfermedad durante el estado de alarma. “No he cogido el coche pensando en que iba a haber más tráfico y me he quedado sorprendida porque en el metro había muchísimas más personas de las que hay habitualmente”, ha explicado a GranadaDigital.

Línea 1 del Metro de Granada desde Armilla a la capital | Foto: Patricia Vázquez

Y es que muchos granadinos han hecho uso del transporte público para desplazarse por Granada. De hecho, hay quien incluso lo ha cogido obligado por sus circunstancias personales, como nos ha contado Antonio, quien debía desplazarse desde Caleta hasta Armilla para recoger un mando de cochera nuevo para que su mujer -profesora en Iznalloz- pudiera desplazarse hasta su lugar de trabajo. “El mando ha dejado de funcionar este fin de semana y es algo que consideramos de necesidad para nuestro día a día”, nos comenta y, además, puntualiza: “Esta mañana mi mujer se ha ido con unos compañeros hasta Iznalloz y me ha comentado que se han extrañado porque no han encontrado ningún control de Guardia Civil”.

Y, por supuesto, también hay algún ‘despistado’ que, aun a sabiendas de que no podían salir del límite de Granada, viviendo en el Zaidín, han decidido saltarse las normas para ir al centro comercial a comprar ropa deportiva. “No tengo qué ponerme y necesitábamos ropa para los niños también”, se ha excusado.

centro comercial nevada primer dia cierre perimetral

Interior del Centro Comercial Nevada | Foto: Patricia Vázquez

Un Centro Comercial donde, por cierto, desde la semana pasada están notando la bajada de compradores, tal y como nos indican en las propias tiendas de su interior. Y eso se nota en las zonas comunes del edificio. Pasillos y tiendas prácticamente vacíos en una tranquilidad poco habitual dentro de estas instalaciones. De hecho, el pálpito general de los dependientes de estos establecimientos es que el hecho de que solo puedan ir a comprar allí los habitantes de Armilla “les va a perjudicar considerablemente“, pero que conforme vayan pasando los días los vecinos de los pueblos colindantes se saltarán el estado de alarma para acudir a comprar allí.

“Estoy seguro de que los habitantes de Las Gabias o Cúllar Vega se conocen callejuelas y accesos a Armilla a los que los dispositivos de seguridad que se establezcan por parte de Policía Local y Guardia Civil no van a ser capaces de controlar“, explica uno de los dependientes, quien continúa diciendo “no tenéis nada más que ver cómo está el aparcamiento de coches”. Y lleva razón una multitud de coches está aparcado en el párking exterior del centro comercial, donde, durante nuestra visita, una pareja de la Guardia Civil estaba identificando a usuarios que entraban y salían de uno de los establecimientos de material para reformas ubicados en el recinto.

Los había también que han aprovechado el desplazamiento a su cita médica para comprar en el supermercado de la zona y así evitarse volver a salir de su casa a lo largo de esta semana. Como una vecina de La Zubia que puntualizaba el motivo de “no haber cumplido las normas”.

De vuelta ya a Granada capital hacia el mediodía, los vagones de metro estaban mucho más vacíos con 4 ´ó 5 personas como mucho en su interior en lo que parece que va a ser la norma general durante, mínimo, los próximos 15 días de estado de alarma.







Se el primero en comentar

Deja un comentario