Más de 300 denuncias relacionadas con las medidas en la última semana

Parece que en Granada, la provincia con peores datos de Covid-19 en Andalucía, algunos ciudadanos aún no han aprendido a respetar las normas

TOQUE DE QUEDA GRANADA PRIMERA NOCHE - Dani B-7
La carrera de la Virgen, durante el 'toque de queda' | Foto: Dani B. / GD
Rosa NúñezRosa Núñez
0

El pasado domingo se cumplió una semana desde que se reunieran el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, con el Comité de Alertas. Por tanto, este lunes hace una semana que se impusieron las últimas medidas por parte del Gobierno andaluz, entre las que se recogen la ampliación hasta el próximo lunes, día 23 de noviembre, el denominado ‘toque de queda’, que impide a los ciudadanos salir de casa desde las 22:00 hasta las 7:00 horas (anteriormente era de 23:00 a 6:00 h.); la continuidad de los cierres perimetrales y prohibiciones de moverse entre los diferentes municipios de las provincias… El consejero andaluz de Salud y Familias, Jesús Aguirre, comunicó que la Junta barajaba la posibilidad de ampliar las horas de ‘toque de queda’ aún más, aunque el Ministerio de Salud se negó en rotundo, al menos de momento.

En concreto, Granada, que se encuentra en un nivel de alerta 4.2, según comunicó el pasado martes el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre. Por ello, es la provincia con más restricciones desde el pasado lunes, con el fin de intentar frenar una nueva ola dentro de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, que ya está dejando peores datos cada día. A diferencia de las otras ocho provincias andaluzas, las actividades decretadas como no esenciales deben permanecer cerradas durante todo el día. Aquí, se incluyen comercios de ropa y zapatos y por supuesto bares y restaurantes, entre otros tantos negocios que han sido excluidos en la normativa publicada, tras su corrección a lo largo de la pasada semana.

Así, desde que se publicaran estas nuevas restricciones, la Policía Local de Granada ha realizado una serie de actuaciones relacionadas con las mismas. Desde el pasado domingo, 8 de noviembre, se han puesto 308 denuncias, la mayoría por incumplimiento de la prohibición de la movilidad intermunicipal (93), seguida por desobedecer los horarios del ‘toque de queda’ (82).

Además, desglosando cada una de las otras causas de acusación se encuentra que 74 denuncias fueron por celebrar fiestas con mucho ruido en pisos privados y 59 por realizar botellones o beber alcohol en la vía pública.

Se trata de un balance negativo, puesto que el número de denuncias e intervenciones realizadas por los diferentes cuerpos de Policía se mantiene alto a pesar de que esté decretado el estado de alarma y que se esté viviendo una crisis sanitaria mundial. Parece que hay personas a las que aún les cuesta respetar las medidas y autoconfinarse por el bien de la salud propia y común.







Se el primero en comentar

Deja un comentario