Marina Heredia: “Cuando acabe esto, me voy a Madrid a estudiar Interpretación”

La cantaora ha pasado por los #DirectosEnRedGD para contarnos cómo está sobrellevando estas semanas de confinamiento

PANTALLAZO DIRECTO MARINA HEREDIA
Marina Heredia, en #DirectosEnRedGD | Edición de vídeo: Daniel Bayona
AvatarManuel Ruiz Pérez
0

La cantaora granadina Marina Heredia ha charlado este martes en los #DirectosEnRedGD con el director de GranadaDigital, Manu Bayona, luciendo su sempiterna sonrisa a pesar de lo crudo de la situación que estamos atravesando. Sin ir más lejos, admite que “aunque el encierro no es fácil, hay días para todo y hay que pensar en positivo y no dejar de hacer cosas que te gusten”, una visión positivista de una familia de cuatro que siguen “trabajando como podemos” desde casa.

Marina pertenece a un campo de la cultura que, según ella “está pasando por un momento difícil, ya que vamos a ser los últimos en ponernos en marcha y hay mucha gente que lo está pasando realmente mal”. Para ello, han creado “una iniciativa que hace mucho tiempo que tendría que haberse emprendido, pero las cosas son como son y ha llegado en este momento tan difícil”, reconoce. “Una de las razones de su creación es por la inquietud que hay en el Flamenco, ya que nunca se nos tiene en cuenta y nunca tenemos voz para reivindicar nuestros derechos”.

A lo anterior ha querido hacer un inciso detallando que “los flamencos vivimos al día, incluso hay muchos que no cotizan lo que debieran, porque no los contratan como es debido. Somos un sector peculiar, con ayudas y medidas a las que nos podemos agarrar, y otra que necesitamos y no están ni planteadas”, esgrime la cantaora, quien, ante la posibilidad de realizar actuaciones por streaming, considera que “sería muy fuerte verse ante un teatro vacío, no lo veo del todo claro”.

Amor por la música

Preguntada por sus colaboraciones con otros artistas, Heredia dijo lo siguiente: “Me gusta la buena música, en general. Lógicamente, lo mío es el Flamenco, pero cualquier tipo de música me atrae. Últimamente estoy escuchando mucho a Pavarotti, por ejemplo. Además, me marcó mucho en lo personal y en lo profesional mi contacto con Mónica Naranjo, nos decimos ‘comaes’ la una a la otra y es alguien que me ha enseñado muchísimo; es muy cariñosa, muy buena compañera y siempre está por ayudarte”, manifestó elogiando a la cantante.

En cuanto al público, reconoce que “es distinto, no ya fuera del país, sino incluso aquí en Granada. Cada vez más, el público extranjero sabe lo que escucha y lo que ve, y hay más afición al Flamenco”, dijo con orgullo.

Uno de sus espectáculos más conocidos, sobre una obra de Lorca, fue “un punto de inflexión en mi carrera. Tuve clarísimo desde el primer momento el equipo con el que yo quería contar y, además, hubo muchas metas que yo me marqué que me han hecho crecer una barbaridad, por ejemplo, el ser un poco actriz además de cantaora. De hecho, cuando acabe todo esto pienso subirme a Madrid a estudiar Interpretación”, añadió.

En lo que al proceso creativo propiamente dicho se refiere, la artista reconoció que, aunque suele “tenerlo muy claro, quien lo hace realidad es ‘el Bola’, que me conoce muchas veces mejor que yo a mí misma. A veces nos cuesta entendernos, pero normalmente fluye bastante bien. El Flamenco es una música muy de momentos, aunque tiene sus códigos, pero somos unos artistas muy del momento según te encuentres ese día. Yo no canto igual todos los días, porque no todos los días estás igual”, reconoció.

Primeros ‘pinitos’

Heredia se remontó a sus inicios para contar la anécdota de su primera actuación: “He cantado siempre, desde chica, aunque a veces mi mente estaba en el baile. Un día, a mi padre le encargaron la actuación durante inauguración del Palacio de Congresos y llevaba un cuadro de gente con él; yo, con 12 años, me empeñé en bailar ese día, pero mi padre me dijo que por qué no le ayudaba a cantar en vez de bailar, accedí y ya nunca más bailé desde ese día…”, detalló con emoción, argumentando que “aunque no tenía mucho que cantar, lo recuerda muy bien y ya ahí le entró el ‘gusanillo’”.

Marina Heredia finalizó su charla hablando de Moda, un campo que siempre le ha atraído. “Hice un curso de diseño hace un tiempo y, desde entonces, me diseño yo misma mis propios trajes, por lo que tuvimos que convertir la cochera en vestidor para meter toda mi ropa de trabajar”, concluyó.





Se el primero en comentar

Deja un comentario