La historia de María ‘La Bailaora’, la granadina que se hizo pasar por un hombre para luchar en la Batalla de Lepanto

La historiadora Lorena Marín relata la hazaña de esta mujer de Granada que participó de incógnito en este acontecimiento

Lorena Marín Torres, historiadora
La historiadora Lorena Marín nos cuenta la hazaña de María 'La Bailaora', la granadina que se hizo pasar por un hombre para luchar en la Batalla de Lepanto | Foto y vídeo: Dani B.
Juan Carlos Polo Villanueva
0

El 7 de octubre se conmemora el 450 aniversario de la Batalla de Lepanto. Durante esta batalla, la ciudad de Granada se vio implicada, entre otros motivos, por la Guerra de las Alpujarras, por las figuras de Don Álvaro de Bazán y por Lope de Figueroa. Además, hubo una mujer de nombre María y apodada ‘La Bailaora’ que participó en la batalla pese a que solo tenían acceso los hombres. Además, la ciudad cuenta con dos calles relacionadas con la batalla, como la calle Lepanto y la calle Álvaro de Bazán. También hay una placa conmemorativa que recuerda a este general en la Plaza Isabel La Católica. GranadaDigital ha entrevistado a la historiadora Lorena Marín para que nos cuente qué fue la Batalla de Lepanto, qué implicación tuvo Granada y quién fue María ‘La Bailaora’.

Calle Álvaro de Bazán | Foto: Dani B.

“La Batalla de Lepanto se produce el 7 de octubre de 1571 entre las tropas de la Santa Liga, conformada por todos los reinos cristianos en su mayoría venecianos o granadinos”, afirma la historiadora Lorena Marín. “Este conflicto bélico fue una gran batalla naval, ya que es la primera vez en la historia que una batalla de estas características se libra en el Mediterráneo y se obtiene una gran victoria por parte de los cristianos”, asegura. Para Miguel de Cervantes, apodado ‘el manco de Lepanto’, esta batalla fue “la mayor ocasión que vieron los siglos”. Sin embargo, por su relevancia no fue una batalla con una suma importancia, sino por el legado histórico que ha tenido gracias a las crónicas cristianas. “Como batalla naval y como propuesta después por la historiografía sí fue una gran batalla”, señala Marín.

“Granada fue fundamental en el desarrollo de la Batalla de Lepanto. En la provincia se libró la Guerra de las Alpujarras entre 1568 y 1571. Este lugar fue el elegido como campo de entreno de los tercios, como el Tercio Costa de Granada que participó en la batalla; también conocido como Tercio de Lope de Figueroa. Fue en la Guerra de las Alpujarras donde se formaron todos los soldados que, posteriormente, montaron en estas naves y se llevaron a Grecia, al Golfo de Lepanto y conocido actualmente como Golfo de Corinto, para luchar contra la invasión turca”, indica la historiadora.

Preguntada acerca de la importancia de la ciudad de Granada, Marín destaca que hay dos personajes de gran relevancia que nacieron en la provincia: “Es la cuna y el nacimiento de dos grandes generales, como el maestre Lope de Figueroa, quien nace en Guadix y que se encarga de reclutar a las tropas de los tercios que van a ir a la batalla y que con anterioridad fueron probados en la batalla de las alpujarras. En Guadix nace también Don Álvaro de Bazán. Este gran capitán va a llevar en una de sus naves a la Virgen de la Victoria de Lepanto, a la Virgen del Rosario. Este elemento religioso lo llevó en su nave para protegerse, sobre todo, de alguna desventaja que pudieran sufrir sobre los turcos”.

Plaza conmemorativa al teniente Don Álvaro de Bazán | Foto: Dani B.

Está documentado que durante este acontecimiento hubo una mujer granadina conocida como María ‘La Bailaoraque participó estando camuflada de soldado, ya que no se permitía a las mujeres participar en los combates. Marín indica que “el personaje de María ‘La Bailaora’ es un personaje muy interesante y una buena manera, partiendo de su figura, de repensar la historia y sobre todo repensarla mirando hacia las mujeres. “Se camufló de hombre para luchar en la batalla ya que, entre las disposiciones que establecía Juan de Austria para el combate, se prohibía tajantemente la participación de las mujeres”, asegura.

“Cuando ocurre la batalla el 7 de octubre, ella va en el tercio como arcabucera. Los arcabuceros fueron los primeros que dispararon a la nave enemiga. Tras conseguir montar en las naves turcas, María asesinó a un soldado con su cuchillo. María ‘La Bailaora’ recibe las felicitaciones de Don Juan de Austria, quien la hace formar parte como un hombre más dentro de su tercio por sus méritos en la batalla X. A partir de este momento, a María se le pierde la pista, aunque sí que se han hecho diferentes conjeturas, como que se montó en el barco porque en él iba un soldado del que estaba enamorada”, comenta la historiadora.

Esta figura abre claramente un nuevo campo de investigación en la historia de género dentro de los temas navales y relacionados con la guerra y es un personaje que va a dar mucho de qué hablar.

Calle Lepanto | Foto: Dani B.

Pero, ¿por qué se celebra el aniversario de esta batalla? “Esta batalla se conmemora debido a que en 2021 se celebra el 450 aniversario de la batalla de Lepanto. Las gentes de las ciudades están uniéndose para proteger nuestra historia y, sobre todo, para divulgarla y hacer que no se olvide X, para poner en valor todos estos elementos que tenemos en Granada, como Lope de Figueroa o Álvaro de Bazán y los lugares emblemáticos de la ciudad”, señala Marín.

Sin duda, esta es una manera de aunar a estas personas de diferentes ámbitos ante un bien común como es la difusión y la divulgación de la historia.







Se el primero en comentar

Deja un comentario