martes, 26 de marzo de 2019 / 22º
Granada Digital

Manuel Lucena: “Estoy convencido de que esto puede acabar bien”

Uno de los ídolos de la afición del Granada CF analiza la situación del equipo en una entrevista realizada por el club rojiblanco

MANUEL-LUCENA-GRANADA-CF
Manuel Lucena durante la entrevista | Foto: Gabinete
Gabinete
0

87 años tiene el Granada CF. El rojo y el blanco son sus colores. Manuel Lucena, su profeta. Como jugador vivió los últimos tres ascensos, uno detrás de otro, en el ciclo deportivo más brillante del club de su historia reciente. Ahora que se persigue el regreso a Primera, recuerda que el camino nunca fue fácil y los valores que identifican a este equipo y su afición: trabajo, sacrificio, complejidad e ilusión, sobre todo ilusión, esa que jamás ni por nada se perdió. 

¿Cómo ves de salud al Granada CF?

De los años que llevo en el club, que son más de 15, estamos seguramente en el mejor momento institucional. Aquí estamos viendo entrenar al equipo en una Ciudad Deportiva, porque los jugadores vienen, desayunan y comen aquí; porque tienen unas instalaciones fantásticas para trabajar; y porque el proyecto es seguir mejorando y tener también aquí a la cantera. Cuando yo empecé en esto ni el primer equipo tenía campo para entrenar.

Ahora mismo estamos en Segunda y venimos de seis años en Primera y cuesta un poco más entender esto, pero si somos capaces de abstraernos del momento puntual que vivimos y somos conscientes de dónde venimos podemos sentirnos privilegiados, sabiendo que tenemos que seguir mejorando.

¿Cómo definirías al Granada CF?

La seña de identidad de este club es esfuerzo, trabajo, sacrifico, complejidad… Una de las que destaco es ilusión, la de mucha gente que ha hecho que estemos donde estamos hoy en día. No hace mucho tiempo lo más fácil era que desapareciera el club. Gracias al amor de mucha gente por este club hemos seguido en pie.

Del ascenso a Segunda B, ¿qué momento delicado recuerdas? ¿Cómo lo superasteis?

Hubo cambio de entrenador. Yo vine en Navidad procedente del Sporting de Gijón. Creo que estábamos terceros y al mes cesaron al entrenador y pusieron a José Víctor. Ascender es muy complicado, hay muchos componentes además de un buen equipo. La primera eliminatoria la pasamos en los penaltis ante la Balompédica Linense y la segunda en la prórroga. En las dos eliminatorias perdimos la ida 1-0 con goles en el minuto 90, pero pudimos vivir un ascenso.

Del ascenso a Segunda, ¿en qué momento os convencéis de que se podía subir otra vez?

Hubo momentos muy complicados, de muchas dudas, de cambio de entrenador… Fuera de casa no íbamos ni para atrás… Se dudada mucho de todo, incluido nosotros. Acabamos la temporada en un momento muy bueno porque los últimos ocho partidos los ganamos y quedamos primeros del grupo. Me daba igual quien nos tocase. Estaba convencido de que subíamos. Fue el ascenso con el que más peso psicológico se quitó esta ciudad. Sufriendo mucho o poco, pero sabía que era el año y así fue.

Del ascenso a Primera, ¿qué momentos vividos con la afición recuerdas más?

Fue una felicidad casi completa. Veníamos de muchos años sin estar en Segunda y fue un año bonito donde todos disfrutamos porque no teníamos obligación de nada. Se consiguió estar arriba. La mayoría de las victorias fueron en casa. Ahora la gente me para y critica la temporada actual. Seguramente aquella temporada no íbamos mejor que este año. Fuera de casa, que es donde más nos cuesta este año, pues tampoco íbamos mejor. La diferencia es que veníamos de otro sitio.

Nuestro objetivo claro es volver a Primera. Me gustaría decirle a la gente que esté tranquila y siga apoyándonos. Estamos fuera de ‘play-off’ pero a un partido de estar ahí. Estoy convencido de que esto puede acabar igual de bien que aquella temporada.

De aquel vestuario que subió a Primera, ¿qué paralelismos encuentras en el actual?

Claro que veo paralelismos. En Primera las plantillas se suelen hacer más internacionales, con gente de proyección pero que viene de fuera y no conoce la Liga. Aquí ahora hay mucha gente nacional, muy sana, un buen vestuario… Creo que la plantilla la forma gente comprometida y humana. Sabe dónde estamos, es responsable… Ahora que nos cuesta dar el mejor nivel a cada uno, ahora que llegan los partidos decisivos, daremos el verdadero nivel que tenemos.

Se el primero en comentar

Deja un comentario