Mantienen petición de 20 años de cárcel para el acusado de matar a un joven en la Zona Norte

El hombre defendió el pasado lunes que no quiso "hacerle daño a nadie" y que, cuando le "llovían las balas", entró en "shock", sin poder "confirmar cuántos disparos" hizo o si hirió a alguien

tiroteo-en-el-barrio-de-la-paz-6
Un hombre tendido en el suelo tras recibir un disparo en la zona Norte | Foto: Archivo GD
E.P.
0

El Ministerio Público ha mantenido su petición de 20 años y medio para el acusado de matar a un joven y herir de gravedad a su hermano en un tiroteo en la Zona Norte de Granada capital, registrado el 9 de marzo del año pasado.

Según han informado fuentes del caso a Europa Press, en sus conclusiones definitivas, el fiscal considera al acusado, de 46 años y en prisión provisional por esta causa, autor único de la presunta comisión de los delitos de homicidio, tentativa de homicidio y tenencia ilícita de armas que le atribuye.

Mientras tanto, para una segunda acusada, una mujer de 45 años, mantiene su petición de dos años de cárcel por un supuesto delito de encubrimiento pues, tras el crimen, habría ocultado una de las armas utilizadas en el tiroteo, entregándosela a un hermano del fallecido.

El juicio se desarrolla con la fórmula del jurado popular en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada desde el pasado lunes, y en su tercera sesión, este miércoles, han comparecido peritos y forenses, planteando finalmente sus conclusiones definitivas las partes, que este jueves está previsto que lean sus informes.

Una vez concluidos los informes, el magistrado-presidente debe redactar el objeto del veredicto, un documento con los puntos que los miembros del jurado deben considerar probados o no en el acto del juicio. El jurado quedará aislado para deliberar hasta que tenga su veredicto.

El acusado defendió el pasado lunes que no quiso «hacerle daño a nadie» y que, cuando le «llovían las balas», entró en «shock», sin poder «confirmar cuántos disparos» hizo o si hirió a alguien.

Su «intención» fue que no le «siguieran disparando», tras preguntar a tres jóvenes, entre ellos el fallecido, «de origen árabe», por qué le iban a «pegar» a su sobrino, un menor contra el que se seguía proceso judicial aparte, si bien el fiscal del caso que se enjuicia en la Audiencia ha descartado su participación en los hechos, considerando a su tío único autor, han informado las fuentes del caso consultadas.

Según la versión que dio el acusado ante el tribunal, se acercó a la casa ocupada por este menor después de escuchar «ruido de altercado». «Os vais a enterar los gitanos lo que somos los moros», indicó que le espetaron entonces estos jóvenes a los que ha dicho que no conocía, antes de que comenzaran a dispararle, por lo cual arrebató el arma al que tenía más cerca, y actuó, según ha mantenido su abogado, en legítima defensa. «Estoy vivo de milagro», remachó el acusado.



Se el primero en comentar

Deja un comentario