Manuel Olivares no da marcha atrás: si se retoma ‘Granada En Clave de Empleo’, deja ese área

"No me someto a nadie y mi sueldo no me lo paga el alcalde, sino los granadinos", subraya el edil de Ciudadanos

ciudadanos-luis-salvador-lorena-rodriguez-manolo-olivares-raul-fernandez-mari-angeles-sanchez
Manuel Olivares, segundo por la izquierda, junto a Luis Salvador en un acto de su partido, Ciudadanos | Foto: GD
Guillermo OrtegaGuillermo Ortega
0

Manuel Olivares, concejal de Empleo del Ayuntamiento de Granada, se ha reafirmado en su idea de abandonar ese cargo si el ayuntamiento retoma el programa Granada En Clave de Empleo, subvencionado por el Ministerio de Trabajo con más de nueve millones de euros, con el informe contrario de los técnicos municipales y de Intervención. Olivares es concejal de Empleo, Emprendimiento, Turismo y Comercio.

El edil ahonda así en la polémica iniciada días atrás cuando, después de que decidiera renunciar a esas ayudas, solicitadas por el anterior gobierno socialista “de manera irresponsable y sin tener en cuenta que no se podía cumplir” el proyecto, fuera desautorizado por el alcalde, Luis Salvador, con el que además comparte partido, Ciudadanos. El regidor ya ha revocado esa decisión de Olivares y ha pedido nuevos informes técnicos.

“Lo que hizo el alcalde no es que me hiciera sentirme desacreditado personalmente, pero sí desacreditó el trabajo técnico que se había hecho”, ha explicado Olivares a GranadaDigital, para añadir que la decisión de renunciar a esa ayuda fue “dolorosa” pero también “imprescindible” porque acometer ese proyecto “ponía en riesgo la estabilidad de las arcas municipales y eso no estoy dispuesto a hacerlo; yo he entrado en política para ser responsable y coherente, no para adoptar medidas populistas”.

Entiende que se limitó a ceñirse a lo que decían los informes “de funcionarios que llevan más de veinte años de experiencia y contra cuyo criterio sí que no voy a ir”, Y agrega que la postura de Luis Salvador, si  bien no ha querido calificarla de drástica, debió por lo menos “hablarse antes entre nosotros”, ya que al revocar la medida “se alineó, en cierto modo, con lo que estaban pidiendo los grupos de PSOE y Podemos, cuando precisamente era Cuenca quien debía haberse visto desacreditado ahí, puesto que es él quien está procesado por cosas como cuestionar informes de los técnicos”.

La cuestión, ahora, es que para decidir si el ayuntamiento sigue adelante con el programa de empleo, debe pedir informes “a los mismos técnicos que ya se han pronunciado”, con lo que sólo caben tres opciones: que se desdigan, lo que parece improbable: que la mantengan y el alcalde renuncie a esa subvención o que, pese a eso, mantenga la solicitud. Si es esto último, Olivares tiene claro que dejará la concejalía. “Mi función como delegado de Empleo debe cesar en ese momento”, ha subrayado.

“Si el alcalde quiere seguir adelante en ese caso, yo acataré lo que diga porque soy disciplinado. Pero por otra parte, yo no me someto a nadie. Tomé una decisión que no fue caprichosa, sino argumentada, en mi conciencia me queda que hice lo oportuno y mi sueldo no me lo paga el alcalde, sino los granadinos”, ha manifestado.

En cuanto a si esa hipotética marcha de la concejalía tendría posteriores consecuencias, Manuel Olivares opina que es pronto para saberlo. “El mío no es un acto de rebeldía sino de coherencia y lo que pase después, no depende de mí. Tendremos que reunirnos y hablarlo”, ha finalizado.





Se el primero en comentar

Deja un comentario