Luis Salvador, nuevo alcalde de Granada

La sorprendente decisión se adopta al alcanzarse un acuerdo entre la formación naranja y el PP, que accedió a ceder el sillón

Pleno Investidura nuevo alcalde Granada 2019-2023 Dani B-19
Luis Salvador, justo después de ser elegido nuevo alcalde de Granada | Autor: Dani Bayona
Guillermo OrtegaGuillermo Ortega
5

Luis Salvador, candidato de Ciudadanos en el pleno constituyente celebrado este 15 de junio en el Ayuntamiento de Granada, se ha convertido en el nuevo alcalde de la capital. Salvador ha conseguido en la votación los apoyos de los cuatro corporativos de su grupo municipal, los tres ediles de Vox y los siete de Partido Popular. En total, 14. Francisco Cuenca, candidato del PSOE, recibió los diez votos de su partido y los tres de Podemos IU Adelante.

La elección de Luis Miguel Salvador García, que sin duda tiene bastante de sorprendente, puso fin a una mañana cargada de rumores y conjeturas. Casi todos daban por hecho que habría un pacto entre las Partido Popular, Ciudadanos y Vox, pero los detalles del mismo diferían. Que si Vox apoyaría pero no entraría en el gobierno, que si el popular Sebastián Pérez sería el alcalde, que si compartiría el cargo con Luis Salvador a razón de dos años cada uno…

Finalmente, los votos (en el pleno) mandan y Luis Salvador se convierte en el octavo alcalde desde la restauración de la democracia en España. En principio, ocupará ese cargo hasta el mes de junio de 2023. Lo que ha prevalecido ha sido un acuerdo global entre la formación naranja y el Partido Popular por el que este último accedió a ceder aquí el sillón de la alcaldía.

El proceso de elección, por lo demás, se ajustó a los cánones. Los corporativos, de entrada, juraron o prometieron sus cargos. Aunque casi todos se ajustaron al guión (esto es: “juro/prometo por mi conciencia y honor cumplir y hacer cumplir…), algunos se salieron de la norma. Onofre Miralles, líder de Vox, juró “por dios, el rey, España y Granada”, mientras que Francisco Puentedura, edil de Podemos IU Adelante, fue una vez más fiel a sus “principios republicanos” y prometió fidelidad “al jefe del Estado”, sin decir la palabra rey.

Discursos de los portavoces

Tras la votación y la imposición de la medalla al nuevo alcalde llegó el turno de los discursos. Onofre Miralles, por parte de Vox, dijo que comienza “la era de la regeneración” gracias a que se ha asumido el decálogo aportado por su formación. “Se acabó el enchufismo en Granada”, afirmó el líder del partido de derechas, que ve imprescindible que haya “asepsia institucional” y anunció “medidas inmediatas que darán a los vecinos de Granada la tranquilidad de saber que, tras décadas de desidia, va a ver a su ciudad degenerada, todo ello gracias a un partido demonizado pero que representa los valores de la derecha firme pero dialogante”.

Antonio Cambril, de Podemos IU Adelante, pidió a los nuevos gobernantes que aprendan “a mirar, escuchar, conocer y solucionar los problemas”. Recordó el último informe de Cáritas que alerta de la situación de pobreza de muchos granadinos, así como la precariedad laboral, el maltrato a las mujeres y a”todos los que se envenenan con el aire que respiramos en una ciudad que es la quinta más contaminada de España”

Además de incidir en que el pacto ahora alcanzado para Granada “no se ha forjado aquí, sino en Madrid, de una forma bastante grosera”, no quiso resistirse a darle a su discurso un toque irónico, por ejemplo cuando dijo que no sabía si Luis Salvador era “alcalde o vicealcalde”, condición que también aplicó a Sebastián Pérez. Y terminó recordando (y variando) un dicho que asegura, en este caso, que “el matrimonio es una carga tan pesada que hay que llevarla entre tres”. Anunció por lo demás “mano abierta para todo lo que beneficie a Granada y boca abierta para denunciar las corruptelas”.

Manuel Olivares, portavoz del grupo municipal de Ciudadanos, abogó por “remar todos en la misma dirección para salir adelante”, porque la ciudadanía “está diciéndonos que vayamos de la mano”. Prometió que su grupo se dejará “la piel” para que sea un mandato “de transparencia y diálogo” y dejó claro que la misión de los políticos “es solucionar los problemas de las personas, no crearlos”.

Por parte del PP no habló Sebastián Pérez sino el concejal César Díaz, un gesto que causó bastante sorpresa. El edil electo afirmó que los granadinos “nos han pedido que el centro-derecha gobierne desde el respeto hacia el que disiente y siempre desde el diálogo”.

“Los granadinos nos piden Granada, por encima de todo Granada y sólo Granada”, resaltó, remedando el lema de la Toma del 2 de enero. También mencionó que el objetivo es formar “un equipo sólido” para la ciudad, tras lo cual agradecio a Vox y Ciudadanos que sean socios “en la Granada del cambio, de un cambio imprescindible”.

Díaz reconoció que los granadinos tienen razón al decir que los políticos “hablan mucho de sí mismos” y se comprometió a hablar “de los granadinos de hoy y de los de mañana”, tras lo que insistió en que la única forma de interpretar los resultados en las urnas es “la necesidad de dialogar entre todos”.

“Al firmar este acuerdo renunciamos a algunos de nuestros proyectos y asumimos otros, pero mantenemos nuestro convencimiento de impulsar la Gran Granada, de una Granada única que garantice la estabilidad y el crecimiento de nuestros vecinos. Y ahí caben propuestas de todos los que ocupan los bancos de la oposición”, concluyó el concejal.

El que ha sido alcalde durante los tres últimos años, el socialista Francisco Cuenca, felicitó al nuevo alcalde, prometió una oposición “firme pero leal” y brindó “por una colaboración sincera” con Salvador, aunque también recordó que el PSOE fue el partido más votado en las elecciones del 26 de mayo. “La aritmética electoral ha querido que pese a ganar de manera muy holgada, las dos fuerzas políticas que perdieron han hecho que estemos en la oposición”, puntualizó.

“Si algo me ha apenado en estas tres semanas es que los que ahora se unen hayan hecho de la gobernabilidad de esta ciudad una especie de mercado persa por unas intenciones que desconocemos pero que están a años luz de esta tierra. Granada no olvidará esta ofrenta, sólo amparada por la intención de llegar al poder por el poder”, significó el ya exalcalde, que avanzó que “si van a intentar destrozar lo que hemos conseguido en estos tres años, Granada no lo va a consentir”.

A continuación, relató que, durante su mandato, Granada ha avanzado “en una serie de proyectos ahora irrenunciables”, como la llegada del AVE “tras años de desprecio”. Por lo que ahora “no vamos a consentir ni una afrenta más”. Nombró también el prestigio que han alcanzado los servicios sociales durante su periodo “pese a la ruina que nos encontramos” y proyectos en marcha del calado del acelerador de partículas, “que ha permitido que ahora sí se hable de ciencia en Granada”.

Por último, advirtió de que la solución a un problema tan grave como la contaminación “no pasa por hacer túneles”, sino por apostar por vehículos eléctricos o peatonalizar el centro. “Si quieren una ciudad verde, ahí nos van a tener”, subrayó, para concluir haciendo un alegato a favor de la igualdad entre el hombre y la mujer “y por seguir trabajando contra la violencia de género, que se llama así aunque algunos ahora a lo mejor le quieren dar otro nombre”.

Primera intervención de Luis Salvador como alcalde

Cerró el pleno el nuevo alcalde, Luis Salvador, quien empezó agradeciendo a Vox y PP su apoyo y asegurando que Granada “queda en buenas manos”. Tras lo cual atacó a Cuenca por intentar “deslegitimar” el acuerdo ahora alcanzado “porque usted gobernó en minoría, con ocho concejales, cuando ahora nosotros tenemos catorce”.

Incidió en que Granada “ha vivido de ser la ciudad de cosas que no se sustentaban en ningún proyecto” y adelantó que, de los programas de los tres partidos que han pactado “saldrá algo en común que nos permite ser optimistas, un proyecto político que parte con ambición” y que contará no sólo con las demás administraciones “sino con la sociedad civil y lo que pueda aportar que sea bueno para Granada”.

Luis Salvador se refirió también a proyectos concretos como la capitalidad cultural europea en 2031, “una oportunidad que debemos aprovechar para conseguir inversiones en el ámbito de la cultura, el turismo y el comercio y generar oportunidades”. De ahí que anunciara que la primera medida del nuevo gobierno será poner en marcha un plan estratégico “para que en un plazo de seis meses establezcamos una hoja de ruta que nos permita no sólo ser la capital cultural europea en 2031, año en el que además se celebra el 500 aniversario de la creación de nuestra universidad, sino que eso nos permita reivindicar asuntos prioritarios para todos nosotros”.

Hizo también un canto a la Granada tradicional, a la de la defensa de la Semana Santa o de la inminente procesión del Corpus, en lo que se podría interpretar como un guiño a sus dos nuevos aliados, aunque también es cierto que Ciudadanos siempre se ha movido en esa línea.

Anunció la revisión del PGOU, defendió el cierre del Anillo, el fin de las obras de la Segunda Circunvalación y la creación de parques periurbanos, senderos y rutas verdes. “El medio ambiente no es patrimonio de ningún partido”, dijo, dirigiéndose muy probablemente a la bancada de la oposición.

El alcalde electo se comprometió a trabajar con municipios del Área Metropolitana y a defender ante las demás administraciones “los proyectos que impulsan la modernidad y que tantas veces nos han sido negados”.

Entre sus promesas incluyó la de apoyar a los empresarios y los emprendedores “para que el ayuntamiento deje de ser el lugar al que parece que se viene a pedir a favor, porque el emprendedor es un héroe que crea empleo y hay que ayudar a que, si se cae, se levante y vuelva a andar”.

Salvador hizo hincapié en que el gobierno de Granada “debía ser como el de la Junta de Andalucía”, que ha entrado después de 37 años de gobierno socialista y que “no lo ha tenido ni lo está teniendo nada fácil”. Insistió en que el nuevo proyecto es “abierto de miras y participativo”, que cuente con la sociedad civil y fomente lo público “y también la colaboración entre lo público y lo privado”.

“Vamos a poner honradez, trabajo y transparencia. Nos vamos a dejar todo. A partir de ahí, con todos de la mano, vamos a luchar por un gobierno cercano, que esté donde haya un problema o una desigualdad, que apoye a quien venga a aportar.  Vamos a trabajar con humildad pero también con ambición para Granada. Entendemos que los grupos de la oposición tienen esos mismos valores y no vamos a apelar a la desigualdad ideológica sino a lo que sea bueno para todos”, finalizó.

 

 



Comentarios

5 comentarios en “Luis Salvador, nuevo alcalde de Granada

  1. Enhorabuena.necesitabamos un cambio

    • Otro sociata, vaya cambio de Guatemala t metes en guatepeor. Esta derechita cobarde q se vende. Para sociata mejor el original,si nos ponemos…. Que pena de derecha cobarde, q se vende p la Diputación de Málaga. Jamás os votaré mas

  2. Los cobardes y singuerguenzaa del pp, pero no sabía q tb los de Vox, q han tardado poco en traicionarnos le han dado la alcaldia a un socialista q solo ha sacado 4 concejales.Nos han vendido de nuevo y nos ha engañado, p la Diputación de Málaga y p asuntos q no sabremos nunca. Jamás votaré a pp, ni vox, me han defraudado.

  3. Estos politiquillos de Granada q no hay ninguno q piense en su ciudad, si no sólo en sus intereses personales y de partido. A ver si despertamos y votamos a los q defienden nuestra tierra de verdad, y nos dejamos de estos macro partidos de nivel nacional corruptos. Es una de la lecciones q he aprendido estos meses y días.
    Seguramente Luis Salvador sea el alcalde q engrandezca Granada y la ponga en los primeros lugares de España cm se merece, vamos a darle esa oportunidad!! y no, cmo estamos ahora abandonados, sin tren, sin infraestructuras,… de pena…, teniendo el potencial q tiene Granada sobre todo a nivel turistico, q es la fuente de riqueza en el mundo y q no sabemos aprovechar. Suerte Luís!!! !!! Necesitamos nuestra Alhambra y nuestra Sierra Nevada, para empezar !!!!

  4. El bipartidismo se ha terminado. Han entrado nuevos aires en Granada. El bipartidismo, sobre todo en los últimos tiempos, se ha vuelto corrupto. Es hora de que un nuevo partido riga Granada y que nos demuestre que se puede estar al servicio de los ciudadanos sin robarles.

Deja un comentario