Lucas Alcaraz: “Mi mejor etapa como entrenador, la segunda en el Granada CF”

El hoy entrenador del Albacete Balompié mantuvo una charla muy futbolera con Juan Prieto, subdirector de GranadaDigital

lucas alcaraz
Lucas Alcaraz, durante su charla en #DirectosEnRedGD | Edición de vídeo: Daniel Bayona
AvatarManuel Ruiz Pérez @manuelruizgrx
0

Lucas Alcaraz fue nuestro invitado de hoy en #DirectosEnRedGD, donde mantuvo una amena charla en la que dejó muchas pinceladas de su condición de granadinista acérrimo, condición que luce con orgullo allá por donde pisa.

Alcaraz ha sido nombrado recientemente como ‘el entrenador del siglo’, ya que es el único que lleva en activo los últimos 20 años consecutivos en el fútbol profesional. Eso sí, quiso aclarar que antes de llegar a Segunda División pasó otros nueve años entre Tercera y Segunda B.

Para un deportista reconocido como Lucas, estas semanas de encierro en casa lo tienen “enjaulado” y reconoce que, aunque hace ejercicio, “no es lo mismo y lo echo de menos”. Mientras tanto, mata el tiempo terminando un Máster online en Administración de Empresas Deportivas y “viendo jugadores extranjeros y de 2ªB”.

De cara a la vuelta de la competición liguera, algo para lo que cree que “hay muchos escenarios posibles y aumenta la incertidumbre”, estima que la competición va a ser “completamente distinta con respecto a lo anterior, pues es difícil mantener una lógica cuando se empieza de nuevo”.

Lo que sí tiene claro es que “se decida lo que se decida, cualquier decisión va a ser injusta por algún lado y lo que hay que medir es el grado de injusticia”. Uno de esos escenarios precisamente es el de volver a jugar a puerta cerrada, algo que da por sentado “al menos todo 2020”. No obstante, sí que desea “terminar la competición, aunque habrá que ser optimistas y adaptarse a lo que vaya viniendo”.

De terminar el campeonato, Lucas lo hará en el banquillo del Carlos Belmonte a los mandos del Albacete, un conjunto que compitió hasta el final por el ascenso con el Granada el curso pasado y que esta temporada lucha por no descender, a pesar de que, tras la llegada de nuestro invitado de hoy a la escuadra manchega, “las sensaciones eran muy buenas y fuimos enmendando el camino; nadie sabe qué hubiera pasado de haber seguido, pero el parón nos ha llegado en un momento en el que estábamos bien”.

El Granada CF

Cambiando de tema y llegando al Granada CF, a Lucas se le cambiaba la cara y dibujaba una mueca que evidenciaba todos los sentimientos experimentados en torno al conjunto nazarí. Lucas no se siente demasiado “sorprendido” por el rumbo del Granada esta temporada, aunque “posiblemente no pensaba que fuera a estar tan arriba”. “Siempre parece que ves el mismo partido y cuando acaba nunca sabes qué jugador ha sido el mejor, lo cual es positivo”, añadía.

Desde su punto de vista, una de las mejores cosas que hizo el club fue “escuchar” a Diego Martínez y traer jugadores que ya había entrenado previamente: “A un jugador se le conoce más entrenándolo dos semanas que viéndolo en vídeo durante 40 partidos”, esgrimía.

Preguntado en directo por su etapa más especial en los banquillos, recordó su debut en el Granada, “una época en la que era muy difícil contar con un entrenador tan joven” -Lucas no alcanzaba los 30 años cuando arrancó su primera temporada como entrenador en Los Cármenes en 1995-. Aunque esa primera etapa fue “especial” y le dejó buen recuerdo, “si tuviera que elegir una como la mejor, sería mi segunda etapa en el Granada”. Lucas venía de entrenar en Grecia y debutó en febrero de 2013 con victoria ante el Real Madrid en Los Cármenes y estuvo temporada y media sin pisar los puestos de descenso.

De esa segunda etapa al frente de la nave rojiblanca, Lucas admite que “la gente era muy exigente con el equipo y a la mínima estaban encima; sin embargo, ese año sólo hicimos tres puntos menos que los que se han hecho ésta”, subrayaba.

Aquella temporada 2013-2014, el Granada consiguió una victoria de quilates ante el FC Barcelona “que nos confundió un poco, nos complicamos al final y tuvimos que vivir aquella tarde de Valladolid; no me pasa ni la saliva cuando me acuerdo de ese día”. Lucas se refiere a la tarde del 18 de mayo de 2014, cuando el Granada se fue a jugarse la permanencia en la Jornada 38 al Nuevo Zorrilla de Valladolid.

“Estábamos con muchos nervios, recuerdo un despeje de Nyom a nuestro larguero que…uf”, recuerda con alivio casi seis años después. Esa jornada hubo una grada que se cayó en el estadio de Osasuna y el descanso tuvo que prolongarse una hora, pues en Pamplona también estaba en juego el descenso: “Cuando en el 42’ se me acerca David Navarro -delegado de campo durante la época Pina- y me dice que se había caído la grada en Pamplona, no me lo creía; tuvimos que estar una hora en el vestuario durante el descanso, con lo que eso conlleva jugándote la vida”, detallaba.

Los mejores

Su recuerdo al frente del Granada en aquella época es tan bueno que, preguntado por el mejor jugador por posición al que había entrenado, afirmó que el portero sería Roberto; el defensa, Diego Mainz; el centrocampista, Fran Rico; y el delantero, El Arabi. Aunque también citó a futbolistas como Nyom, Siqueira, Viqueira o Raúl Molina.

Precisamente con esos dos últimos, Lucas disputó la Final de Copa del Rey en 2003 en un estadio legendario para el Granadinismo: el Martínez Valero de Elche. Allí se plantó con su ‘Recre’ ante el Mallorca de Eto’o, que finalmente se proclamó campeón con una gran actuación del camerunés.

Lucas recordó con angustia la semifinal de aquel año entre los onubenses y Osasuna, eliminatoria que se decidió con mejor suerte que la del Granada frente al Athletic Club, un partido que Alcaraz caracterizó de “surrealista” y reconoció haber sentido “vértigo cuando marcamos el gol”.

Este es Lucas Alcaraz, un entrenador que habla del Granada CF en primera persona bajo cualquier circunstancia, ahora y siempre. Un entrenador que mantiene su abono en la Tribuna de Los Cármenes y que fue injustamente criticado por parte de la afición durante su paso por el Granada CF. Su charla con Juan Prieto, otro ilustre del sentimiento rojiblanco, fue una delicia para todos los amantes de este deporte en nuestra ciudad.





Se el primero en comentar

Deja un comentario