Los Vigilantes Marinos limpiarán una de las últimas praderas de Posidonia oceánica de la costa granadina

Este fin de semana, más de 30 buzos del Club Universitario de Buceo Granada participarán en la limpieza de los fondos marinos de Castell de Ferro, Gualchos, Lujar

La Red de Vigilantes Marinos
Buzos de la Red de Vigilantes Marinos en una limpieza anterior | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

La Red de Vigilantes Marinos, iniciativa formada por buceadores voluntarios que luchan contra las basuras marinas, ya está lista para su próxima intervención, que tendrá lugar el fin de semana del 15 y 16 de junio. Se trata de una limpieza de fondos marinos que se desarrollará paralelamente en 30 puntos del litoral español. En esta ocasión, se suman voluntarios de Colombia, Brasil y Cabo Verde, que intervendrán en estos países en nombre de la Red. La actuación se enmarca en ‘1 m2 por la naturaleza’ del Proyecto Libera, liderado por SEO/Birdlife y Ecoembes. A modo de avanzadilla, los voluntarios han limpiado los fondos de Cabo de Gata-Níjar (Almería), el pasado 2 de junio. En la costa de Granada, el Club Universitario de Buceo limpiará los fondos de Castell de Ferro, Gualchos, Lujar, donde existe una importante pradera de Posidonia oceánica de enorme valor ecológico, muy castigada por el plástico y los desechos procedentes de la costa.

Este es el tercer año consecutivo que los buceadores de la Red de Vigilantes Marinos quieren sumarse a la gran acción de retirada de basuras del entorno natural puesta en marcha por SEO/Birdlife y Ecoembes. Bajo el nombre ‘1 m2 por la naturaleza’, el Proyecto Libera vuelve a convocar a miles de ciudadanos con el objetivo de mantener los espacios naturales libres de basura. Los miembros de la Red de Vigilantes Marinos se han involucrado un año más en esta iniciativa con el fin de actuar en su medio, el mar, extrayendo residuos de diversa índole y poniendo así de manifiesto el gran problema que suponen las basuras para los ecosistemas subacuáticos. Los residuos sólidos que llegan a los mares y océanos ocasionan la muerte de más de un millón de aves y cien mil tortugas y mamíferos anualmente.

Una pradera de Posidonia que hay que proteger

El Club Universitario de Buceo Granada, una asociación de buceadores sin ánimo de lucro vinculada a la Universidad de Granada como Asociación Alumni, se encargará de la limpieza de una extensa pradera de Posidonia oceánica situada junto a la Playa de Cambrile, en Gualchos. El CUB también está integrado en la Red de Vigilantes Marinos. Posidonia es una planta superior que cumple un importantísimo papel medioambiental como hábitat para innumerables peces y como sumidero de CO2, el que se ha dado en llamar Carbono Azul. En esta pradera, el CUB tiene instalada una estación de seguimiento para evaluar la salud de este ecosistema, y en las últimas visitas se ha observado una altísimo incidencia de plásticos procedentes de costa. Estos plásticos acaban ahogando a la pradera y matándola, por lo que es imprescindible su limpieza. El CUB desplazará a una treintena de buceadores a la zona que se unirán a los proporcionados por el Centro de Buceo Calahonda, con apoyo de gente en tierra que tratará de limpiar la zona de arena y rocas.

30 puntos de limpieza

Este próximo fin de semana habrá seis actuaciones en Andalucía, concretamente en Torre del Mar y Rincón de la Victoria (Málaga); Tarifa, Chiclana de la Frontera y Rota (Cádiz); y Gualchos (Granada). En las Islas Canarias, los voluntarios trabajarán en San Sebastián de La Gomera, Tías (Lanzarote) y dos localidades de Tenerife (Granadilla de Abona y Santa Cruz). También habrá clubes y centros de buceo comprometidos con la limpieza de fondos marinos en Cataluña, que desarrollarán la actividad en Llançá y L’Escala (Girona). En País Vasco, la actuación será en Getxo (Vizcaya). En Galicia se concentrarán en Malpica y Ferrol (La Coruña). Por su parte, voluntarios de la Comunidad de Madrid se unirán a los de Murcia en Mazarrón, mientras que en la Comunidad Valenciana habrá cinco puntos de limpieza: Puzol (Valencia) y, en la provincia de Alicante, Jávea, Denia, Elda y Torre de Horadada, esta última también con intervención de buceadores de Madrid. También buceadores de interior, concretamente de Castilla León, participarán en el evento. Ellos se desplazarán hasta las costas asturianas, para realizar su limpieza en Llanes. También se intervendrá en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. A estas limpiezas se sumarán grupos locales de Colombia, Brasil y Cabo Verde, recientemente unidos a la Red de Vigilantes Marinos.

Educación ambiental y ciencia ciudadana

Como siempre, en esta nueva actuación se le dará un papel protagonista a la educación ambiental, ya que se ofrecen talleres de concienciación en buena parte de los enclaves donde tienen lugar las actuaciones y está previsto organizar charlas en centros escolares, con el apoyo gráfico de las fotos y vídeos que se realicen durante las limpiezas. La involucración de los más jóvenes es uno de los objetivos de la Red, desde la que se fomenta la figura del “Pequevoluntario”, niños y niñas que participan en la limpieza de las playas mientras los submarinistas retiran basuras de los fondos.

Los datos obtenidos en esta campaña se incorporan a la de ciencia ciudadana de ‘1m2 por las playas y los mares’ del Proyecto Libera y se integrarán en la base de datos del Ministerio para la Transición Ecológica. Para ello, se emplea la aplicación móvil Marnoba, desarrollada por la Asociación Vertidos Cero y KAI Marine Services, una plataforma que recopila, almacena y muestra información sobre las basuras marinas de las costas españolas. De esta forma, se consigue información que permite adquirir un mayor conocimiento de la tipología de residuos que aparecen en el medio marino, sobre su origen y vías preferentes de transporte y deposición.

Esta iniciativa no sería posible sin la implicación de empresas comprometidas con el medio ambiente, como es el caso del Grupo Iberostar, inmerso en un ambicioso movimiento llamado ‘Ola de Cambio’, que trabaja sobre tres líneas de actuación: la reducción del consumo de plásticos de un solo uso, el fomento del consumo responsable de pescado y la mejora de la salud costera, en la que se enmarca su apoyo a esta gran limpieza. Grupo Iberostar, plenamente consciente de la importancia que tienen para el planeta mares y océanos, pretende promover un cambio de mentalidad que impulse a todos a luchar por su preservación.

Además, en esta ocasión, se suma a la actuación de la Red de Vigilantes la entidad responsable de la gestión de los neumáticos fuera de uso Signus que, de la mano de la Comisión de Fabricantes, se ocupará de retirar y de gestionar de una manera ambientalmente adecuada los neumáticos que se encuentren en algunos puntos de limpieza.

 



Se el primero en comentar

Deja un comentario