Los premios Galatino galardonan la excelencia en el sector de la Hostelería

Un acto marcado por la sostenibilidad y la presentación de 'La Huella Verde' un proyecto para sensibilizar al empresariado y al conjunto de la sociedad en cuestiones relativas al cambio climático

Premios Galatino 2019
Galardonados en los Premios Galatino | Foto: Antonio L. Juárez
GranadaDigitalGranadaDigital
0

La Federación de Empresas se vistió anoche de gala. En una cita importante para la hostelería y el turismo en Granada, con la entrega de los Premios Duque San Pedro de Galatino que alcanzan su vigésimo primera edición. Cristina Rodríguez Marín, Ignacio Sáez de Tejada, Hotel Las Nieves y José Torres, del Grupo Castañeda/La Mancha/Las Titas fueron galardonados en un acto que tuvo lugar a partir de las 20:00 horas en el Palacio de Congresos de Granada.

Cristina Rodríguez Marín tiene el mejor expediente de acceso a la Universidad de Granada en el curso 2019-2020, lo que representa lo mejor de nuestra sociedad. Su esfuerzo a temprana edad y en tiempos difíciles es un ejemplo para todos. Este es un galardón que también reconoce la labor de la Universidad de Granada como centros del conocimiento y su contribución a una sociedad mejor y más comprometida.

Igual de merecido es el premio al Hotel Las Nieves, construido en 1940 y propiedad de la familia Vera Guerrero. De hecho, su actual director, Mariano Vera, nació en el mismo hotel, que está situado en la calle Alhóndiga y es un ejemplo de servicio y atención al cliente, donde se busca que la estancia del mismo sea una experiencia en sí misma por su proximidad para que el cliente se sienta como en casa. El Hotel las Nieves es paradigma de las empresas que agrupa la Federación, empresarios y trabajadores locales, donde el cliente, el vecino y Granada son su única razón de ser.

El tercer galardón de la noche fue para un grupo referente de la gastronomía local y que traspasa fronteras nacionales e internacionales. Sus diferentes ubicaciones en lugares estratégicos de Granada son de obligada visita. Se trata del Grupo Bodegas Castañeda, La Mancha y Las Titas que gestiona José Torres Torres. La Mancha fue el principio de todo, una bodega abierta en 1956. El crecimiento de la empresa y, sobre todo, el mantenimiento durante tanto tiempo en posiciones de privilegio se ha basado en la estrategia sencilla, pero al mismo tiempo complicada, y que José Torres define como “calidad, precio y servicio”.

Por su parte, Ignacio Saez de Tejada, de Hoteles Dauro, fue galardonado como mejor iniciativa a la contribución del desarrollo y divulgación de ‘La Huella Verde‘. Este premio, el primero que se concede desde la creación de este proyecto, y que se ha denominado ‘El Galatino Verde‘, reconoce la sensibilidad con el sostenimiento y contra las emisiones de CO2.

Asimismo, el presidente de la Federación de Hostelería, Gregorio García, habló del sector y la transformación del mismo. “Estamos demostrando que trabajar juntos es bueno, porque juntos somos más fuertes y eso nos hace más competitivos. Los datos nos avalan: en los últimos años hemos tenido un incremento de las visitas turísticas superior al 60%”. También apuntó algo fundamental dentro del sector, la sostenibilidad, “un concepto esencial que es el que nos puede y nos debe hacer mejores”.

Jornadas de Innovación

Precisamente, en este sentido, y previo a la gala de la entrega de premios, se desarrollaron a lo largo de la mañana en el Palacio de Congresos las III Jornadas de Innovación en el Sector Turístico, bajo el lema ‘Una Granada verde para Granada como marca turística’.

En las jornadas participaran Gregorio García, presidente de la Federación; Manuel Olivares, concejal de Turismo; Beatriz Martínez, responsable de RRHH y sostenibilidad de Hoteles Meliá en Granada; Andrés Ferrer Santiago, CEO de la consultora medioambiental Omawa; y María Fernández Peral, técnica gestora del destino sostenible del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz.

El objetivo es el compromiso de los destinos turísticos por reducir su impacto en el medio ambiente, tomando como modelo el ejemplo de Vitoria-Gasteiz, cuyo compromiso con el turismo verde la llevó a conseguir la declaración e Ciudad Verde Europea en 2012 y a desarrollar el Anillo Verde que está formado por un conjunto de parques periurbanos de alto valor ecológico y paisajístico enlazados estratégicamente mediante corredores eco-recreativos. El objetivo de este proyecto que comenzó en la década de los 90 fue restaurar la periferia de esta ciudad, tanto desde el punto de vista ambiental como social, para crear una gran área natural de uso recreativo en torno a la ciudad. Desde entonces se han llevado a cabo numerosas actuaciones de restauración ecológico-paisajística y de acondicionamiento para el uso público, que han permitido la creación de varios parques y corredores de enlace.

La Federación Provincial de Hostelería y Turismo de Granada ha tomado este ejemplo como referente para impulsar la iniciativa de la Huella Verde, que tuvo su primera acción el pasado mes de enero con la plantación de árboles en el Parque Tico Medina para reducir la huella de C02 y que se ha convertido en el eje central de actuación de la patronal granadina desde su compromiso con el turismo sostenible y sostenido, que se sostenga, precisamente, en los valores naturales, culturales y ambientales de Granada y en la defensa y conservación del mundo en el que vivimos.





Se el primero en comentar

Deja un comentario