Los hosteleros granadinos ven los pisos turísticos como su fin

Granada podría tener los mismos problemas con las viviendas turísticas que Málaga y se pide la derogación del decreto que los regula

turismo
Cartel de una vivienda turística en el Albaicín | Foto y vídeo: Antonio L. Juárez
Andrea Piñar AnguitaAndrea Piñar Anguita
0

El presidente de la Federación de Empresas de Hostelería y Turismo de Granada, Gregorio García, pide la derogación del Decreto que la Junta de Andalucía aprobó en 2016 y que regula las viviendas con fines turísticos.

Los empresarios de la hostelería y turismo piden poder competir en las mismas condiciones. García ha recordado que desde que se empezó a negociar un “nefasto” decreto en 2015, el sector se opuso “radicalmente” a la elaboración de una norma que venía a alterar al empresariado y a los destinos en su conjunto.

“El decreto ha alterado la convivencia entre vecinos y turistas, algo tan serio que llama la atención que los poderes públicos no hayan sido capaces de solucionar” ha explicado

Pone de ejemplo a Málaga que “ya tiene más plazas acogidas a esta forma de alojamiento que en hoteles, sin contar con las viviendas ilegales”.

Este decreto, según Gregorio García ha favorecido a la despoblación de los centros urbanos y a la masificación de zonas como el Albaicín o el Realejo entre otras.

Lamenta además como los vecinos ven diariamente como los habitantes del domicilio de al lado cambia diariamente y no pueden dormir debido al trasiego de maletas a altas horas de la madrugada mientras que pensiones y hostales, magníficos establecimientos reglados, languidecen y están al borde de la desaparición.

El presidente de la federación hostelera ha denunciado que no haya controles suficientes por parte de la Junta de Andalucía y la falta de inspectores.

Por otro lado, el dueño de uno de estos pisos turísticos, explica que “es mi medio de vida y mientras todo este legalizado no le veo el problema”, añade además que “él paga religiosamente todos los impuestos y sufre revisiones periódicas por parte de la Junta de Andalucía”

Si entiende, sin embargo, las quejas por parte de este colectivo de quien no trabaja de forma legal.



Se el primero en comentar

Deja un comentario