Los historiadores del Granada y Lucas Alcaraz rememoran sus mejores vivencias en el 90 aniversario del club

José Luis y Ramón Ramos, José Luis Entrala y el técnico granadino han echado la vista atrás con Juan Prieto en #DirectosEnRedGD

FOTO DIRECTO GRANADA CF 90 AÑOS
Juan Prieto, José Luis Entrala, José Luis Ramos, Ramón Ramos y Lucas Alcaraz; durante la entrevista | Foto y vídeo: Dani Bayona
Miguel López RiveraMiguel López Rivera
0

El ex entrenador del Granada CF Lucas Alcaraz y los historiadores Ramón y José Luis Ramos Torres, así como José Luis Entrala, han repasado este martes los principales momentos y anécdotas que ha vivido el Granada en sus 90 años de historia. De la mano del director de GranadaDigital, Juan Prieto, los cuatro invitados han dirigido una mirada al pasado para recordar cómo fueron los ascensos anteriores, qué futbolistas marcaron época o qué partidos tienen grabados en sus retinas durante la entrevista de 47 minutos ya disponible en el canal de YouTube de GranadaDigital. Una charla distendida en la que todos ellos han dado buena cuenta de un exhaustivo y profundo conocimiento del pasado, presente y futuro de un club rojiblanco que hace apenas tres lustros necesitaba respiración artificial y ahora está más vivo que nunca.

Ramón Ramos ha explicado cómo estos días, paseando por el centro, ha recordado que la primera sede social del Granada CF estuvo en la calle Portería de Santa Paula, número 3. “Dicen que Old Trafford es el ‘teatro de los sueños’. Pues si estamos en un sueño, que no nos despierten”, ha afirmado. Su hermano José Luis, además, ha ido mucho más al afirmar que “para mí, el Granada no cumple 90 años, sino 97 porque puede sumar perfectamente los siete años de existencia del Recreativo Español. Sabemos que fue fundado a principios de 1924 por los primos Amigo y Vico”, los mismos que años más tarde pondrían en marcha el Club Recreativo Granada.

En esa particular cruzada ha encontrado el apoyo de José Luis Entrala, quien ha ligado la fecha de constitución del club a la del advenimiento de la II República pese a que la entidad naciera el 6 de abril de 1931 y no el 14 como se creyó durante años. “Fue coincidiendo con la República, eso está claro”, ha aseverado a renglón seguido de explicar que “el día 6 de abril es en el que se firman los estatutos, el 9 se presentaron en el Gobierno Civil y el 14 fueron aprobados. La nota publicada en la época deja claro que ‘el equipo que era conocido como Recreativo Español ha sido registrado como Club Recreativo Granada’”, ha aclarado el más veterano de cuantos componían la mesa de debate.

Sin cerrar el capítulo de las anécdotas, Lucas Alcaraz ha recordado cómo vivió sus primeros partidos yendo al antiguo Los Cármenes. De asueto tras su última etapa en el Albacete Balompié, el entrenador granadino se ha quitado por un rato el antifaz de entrenador para narrar sus vivencias como aficionado al fútbol y al Granada. Y así, ha recordado a su abuelo José Manuel González, que formó parte de aquella mítica alineación que los niños recitaban con el clásico “Floro, Millán, González”. “Estuvo jugando hasta los 39. Se retiró y se fue a jugar al Baza, pero firmó a escondidas para que no se enterara mi abuela”, ha comentado entre risas Lucas mientras Entrala le interrumpía –“Se retiró porque le partieron un labio”-. “Imagínate cómo le explicaba eso a mi abuela”, ha rematado con humor el técnico.

Los mejores jugadores

Superada una primera rueda de reconocimiento, Juan Prieto ha pedido a los presentes que recordasen qué jugador o jugadores les han marcado en estos 90 años. Suele pasar que cuanto más se conoce, más difícil es dictar sentencia. Por eso, las dudas han asaltado a los invitados. Ramón Ramos considera que Vicente, el fantástico jugador canario, “estaba por encima de la media”. “Es complicado comparar futbolistas de distintas épocas, así que lo que yo hago es imaginar si serían titulares ahora. Por eso, como regalo de cumpleaños, elegiría a Rafa Jaén. Era un jugador notable, cercano al sobresaliente y entregado como pocos que ligaba su propio éxito personal al del equipo”. ¿Y el mejor portero? Ñito.

A José Luis Ramos le ha venido también Vicente al ser preguntado por esta cuestión. “Cuando le salían las cosas valía por todos”, al tiempo que ha recuperado de la memoria los nombres de Ñito, Porta y, “por decir alguno de Segunda B…” ¡Pepe Aguilar! Lo más extraño es que nadie haya aludido en ese momento al ‘Murcianazo’.

“Para mí el mejor fue Pepe Millán”, ha sentenciado José Luis Entrala, quien ha justificado su respuesta con argumentos de peso: “Tenía clase, era un buen futbolista, el mejor, y reunía unas condiciones irrepetibles”. Ver comer naranjas a Alberty en la meta antes de hacer una palomita también ha emocionado a Entrala, quien también ha glosado la figura de Manolo González, hijo de José Manuel y tío de Lucas Alcaraz: “Ha sido el jugador granadino con más partidos en Primera División, pero también era un ejemplo. Era Catedrático de Cristalografía en Zaragoza. Dando una clase después de un mal partido estaba explicando algo que no funcionaba y alguien le dijo que lo que no había funcionado el día anterior fue el sistema defensivo”, ha rememorado con cariño y bonhomía el historiador antes de dejar caer un último nombre: el de Pirri.

El testigo lo ha recogido el familiar de González, Lucas Alcaraz, quien también ha traído el nombre de Vicente, pero sobre todo, ya con una visión más adulta del fútbol, el del paraguayo Gustavo Benítez. “Me encantaba”. “Yo lo veía un peldaño por encima del resto”, ha dicho de forma lacónica para suscribir lo expuesto por el resto de invitados: que no es lo mismo ver a un jugador de niño que de adulto porque la memoria y las perspectivas cambian demasiado. Respecto a los que él ha entrenado, Lucas se ha acordado de “Fran Rico, Siqueira, que es un jugador espectacular, Brahimi o El Arabi, al que siempre he defendido”.

Los grandes partidos

Respecto a los grandes partidos de la historia del Granada CF que están en la mente de los presentes, el propio Alcaraz ha recordado aquel 5-1 al Athletic Club de Iríbar que, junto los triunfos frente a Barça, Madrid y Atleti, le valieron al Granada el título de ‘matagigantes’. “Encima es que el árbitro era amigo de mi abuelo y me regaló el balón”, ha contado antes de añadir que, como entrenador, se queda con los debuts, o los duelos ante Real Madrid y Barcelona. “Pero sobre todo el del Valladolid” que le valió la permanencia en Primera al Granada en Zorrilla. “Me dijiste que un día te daba algo en el banquillo”, le ha recordado Juan Prieto mientras Lucas ha rememorado la tensión que sufrió allí o cuando salvó al Albacete la temporada pasada del descenso en el último minuto de la Liga. Por todo ello, ha dicho, “no se puede comparar el fútbol jugando sin público. Salvarse en la última jornada con el Alba a puerta cerrada es una sensación muy desagradable”.

Y es que la ‘malafollá’ ha querido que los seis ascensos a Primera del Granada hayan llegado a domicilio: Castellón, Almendralejo, Málaga, dos en Mallorca y Elche. José Luis Ramos ha arrojado más luz al asunto: “Hemos conseguido 12 ascensos y sólo el de 1934 y el de 2006 en casa. Ni uno de ellos se produjo en el viejo Los Cármenes, pues el de 1934 fue todavía en Las Tablas y el de 2006 en el nuevo estadio”. El coautor del libro en PDF Historia del Granada CF, entre otros títulos, ha tenido que huir del 5-1 a Iribar, toda vez Lucas Alcaraz ya se lo había adjudicado: “Pues me quedo con un partido que vi en Málaga porque vivía allí y en el que el Granada empató a uno con gol de Lorenzo. No fue un gran partido, pero el empate le permitió salvarse” el 1 de mayo de 1976.

Al que más le ha costado decidirse ha sido a José Luis Entrala, que se queda aquel mítico 8-0 al Real Oviedo en el año del debut en Primera, 1941, y que es hasta la fecha la mayor goleada conseguida por el equipo en Primera. Ramón Ramos, por su parte, se ha quedado con un 3-3 frente al Madrid el 24 de noviembre de 1974 en el viejo Los Cármenes y con arbitraje de Canera Coscolín. “Fue un partido con un fútbol de altísimo nivel por parte de ambos equipos”, considera el autor de libros como Los finalistas del 59 o Devocionario Rojiblanco, quien no olvida cómo aquel día rojiblancos y merengues fueron volteando sucesivamente el marcador hasta firmar las tablas. Netzer o Rubiñán, con dos goles, fueron protagonistas aquel día por el cuadro madridista. Lorenzo y Grande (2) anotaron los goles rojiblancos y Falito en propia meta el que abrió el tanteo para el Madrid a los diez minutos de juego.

Las últimas anécdotas y el significado del Granada

En el tramo final José Luis Entrala ha recordado cómo el Granada deja de existir para la prensa entre el 18 de julio de 1936, cuando empieza la Guerra Civil, y junio de 1939. “Entonces renace de sus cenizas y publica un anuncio en Ideal, que es la cosa más extraña que ha existido en un club de fútbol, donde se solicita a los que quieran ser jugadores del Granada que se presenten en Los Cármenes con las botas y la equipación para hacer las pruebas”, ha rememorado. “En un mes se logró formar un equipo de jugadores granadinos: Valencia, Maxi, Leoncio, Cepillo, Machado, Herranz, Carrillo, Sosa, Casas, Sol y Carmona. Casas era muy malo, por eso lo probaron y lo echaron. El equipo se rehízo y Ricardo Martín Campos obedeció el espíritu de granadino de fichar gente de fuera. Contactaron con Valderrama, que estaba entrenando a la Ferroviaria de Madrid, y trajo a Floro, González, Maside, Trompi y Victoriano Santos. Este último jugó tan bien que cuando acabó la temporada lo nombraron entrenador. Subió a Primera, lo hizo muy bien y lo echaron misteriosamente”, se ha explayado. “Tenía un acuerdo con Sevilla”, le ha matizado José Luis Ramos.

“González, Trompi y Floro habían sido represaliados tras haber combatido con el ejército republicano en Madrid y por eso tenían que hacer la mili de nuevo”, ha indicado Entrala, autor de Granada, un siglo de historia deportiva, cuando Ramón Ramos ha recordado cómo en la posguerra todo el mundo era susceptible de ser reclutado por el ejército, circunstancia con la que los clubes forzaban las renovaciones cuando las negociaciones se ponían tiesas. “Trompi era un fenómeno social, un chulapón madrileño por su regate que se ganó el cariño de Granada. Era de los que te regateaba y se paraba para volver a regatearte”, ha apostillado el también periodista.

Para concluir, Juan Prieto ha preguntado a los presentes qué significa ser del Granada CF para ellos. Una pregunta difícil que, lejos de tópicos, ha demostrado una vez más que la experiencia es enemiga del pensamiento único y los axiomas. “Soy profesional, pero si no lo fuera sería aficionado. Siendo profesional, es algo más. Es algo que no sé explicarlo, no se puede explicar”, ha atinado a concretar Lucas Alcaraz. “Digo lo mismo. No tengo palabras para explicar qué es el Granada. No sabría qué decir”, ha refrendado Entrala. A contrapié, por no esperarse la pregunta, José Luis Ramos lo ha relacionado “con la familia”. “Como a mi familia, lo he visto desde que era pequeño en todas las situaciones y estando a punto de decirnos adiós. Ahora en el mejor momento de su historia”, ha concluido. Su hermano Ramón, el que más tiempo ha tenido para pensarse la respuesta cree que el Granada, y el fútbol en general, son un sentimiento de “niñez perpetua”: “Es de lo que no dejamos de ser nunca porque uno cambia de ciudad, familia, mujer, partido político y hasta de hijo… pero nadie se pasa del Barça al Madrid, del Madrid al Barça, del Granada al Málaga o del Málaga al Granada”.

Con el deseo de volver a reencontrarse en el siguiente gran aniversario se ha despedido Juan Prieto de los presentes. “Otros 90 años no los vamos a vivir”, ha introducido mientras era interrumpido entre risas por José Luis Ramos: “¿Quién sabe?”. Su hermano Ramón, que vio aquel 3-3 contra el Madrid gracias al carnet de socio del primero, ha replicado rápidamente que “pienso estar aquí en el Centenario y el que no quiera que no venga”. “Yo creo que voy a faltar”, ha espetado Entrala. Y entonces, mientras todos le recordaban que está hecho un chaval, José Luis Ramos ha vuelto a aclarar con su clásica perspicacia que “para mí el Centenario es dentro de tres años”. “Apoyo esa moción”, le ha contestado Entrala. Pues nos vemos el 6 de abril de 2031, caballeros.







Se el primero en comentar

Deja un comentario