Los auxiliares de playa para garantizar la seguridad en Andalucía cobrarán 1.900 euros mensuales

Los contratados realizarán labores informativas sobre las pautas que se deberán seguir en las costas andaluzas y su trabajo estará coordinado con los agentes de la Policía Local

Playa de Almuñécar
Imagen de archivo de Almuñécar
GabineteGabinete
0

La consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía, Rocío Blanco, ha precisado que el Gobierno andaluz destinará unos 24 millones de euros para la contratación de 3.000 auxiliares de playa en los municipios costeros andaluces con un sueldo mensual de 1.900 euros para garantizar la seguridad en las mismas en línea con las medidas sanitarias acordadas ante el Covid-19.

Así lo ha especificado este martes la consejera en la rueda de prensa no presencial posterior al Consejo de Gobierno, acompañada por el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno, Elías Bendodo, y el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre. En este marco, ha explicado que las funciones de dichos trabajadores se basarán en labores de seguridad y vigilancia, como en el control del acceso y el aforo de las playas.

Igualmente, los contratados realizarán labores informativas sobre las pautas que se deberán seguir en las costas andaluzas y su trabajo estará coordinado con los agentes de la Policía Local a quienes informarán de las incidencias que se produzcan en la zona.

Las personas que pueden optar a estos trabajos deben pertenecer a la Bolsa Única y formar parte del Grupo quinto, es decir, “que estén en posesión de nivel de formación equivalente a Educación Primaria, certificado de escolaridad o acreditación de los años cursados y de las calificaciones obtenidas en la Educación Secundaria Obligatoria”.

“En el caso de no contar con la formación académica requerida, se entenderá que se está en posesión de formación laboral equivalente cuando se hubiese demostrado experiencia profesional específica en la categoría profesional concreta de al menos tres meses, o superado un curso de formación profesional directamente relacionado con dicha categoría, impartido por un centro oficial reconocido para dicho cometido, con una duración efectiva de al menos 50 horas”, ha explicado Blanco.

Esta medida se enmarca en la “prioridad” del Gobierno andaluz de “proteger el empleo” ante el impacto económico que ha dejado el Covid-19 en Andalucía. Tal es así, según ha subrayado la titular del ramo, que la tasa de desempleo en la comunidad se sitúa en la actualidad en el 25,3 por ciento, por lo que son necesarios “mecanismos” en sectores claves, como en la hostelería o en el turismo.







Se el primero en comentar

Deja un comentario