Los 7 momentos más espectaculares de la Semana Santa en Granada

Las procesiones en la ciudad granadina destacan por la belleza de sus pasos, que discurren por algunos enclaves únicos y con un encanto especial

Jueves-Silencio-Semana-Santa 2016
El Cristo del Silencio a su paso por el Paseo de los Tristes, con la Alhambra de fondo | Foto: Archivo GD
GranadaDigitalGranadaDigital
0

Llega una de las semanas más importantes del año y que muchos granadinos estaban esperando, la Semana Santa. Los miembros de las cofradías ya están preparados para procesionar por las calles de Granada, siempre que el tiempo lo permita. Durante la Semana Santa se viven momentos espectaculares y únicos en la ciudad, donde 32 cofradías con más de 2.000 costaleros que portan 58 pasos procesionales recorren las principales calles acompañados por más de 5.000 cofrades y camareras. Algunas procesiones discurren por enclaves únicos, calles angostas y empinadas. Son muchos los momentos singulares durante la Semana Santa en Granada, pero destacamos los siete más espectaculares.

Salida de ‘la Borriquilla’

La primera procesión de la Semana Santa de Granada, la conocida popularmente como ‘la Borroquilla’, lleva un amplio cortejo de niños ataviados con vestidos hebreos y portando palmas. También algunos nazarenos llevan una en lugar de los cirios. Antes de su salida, una representación de la Hermandad de Santa María de la Alhambra toca con una llave la puerta de la iglesia de San Andrés con la que se ‘abre’ la Semana Santa. A partir de ese momento, sale el gran cortejo. El paso de ‘la Borriquilla’ por la calle Elvira es uno de los momentos más bonitos durante su recorrido.

El paso del Cristo de los Gitanos por el Sacromonte

El Miércoles Santo en Granada se vive uno de los momentos más destacados de su Semana Santa. El Cristo de los Gitanos asciende por las colinas del Sacromonte alumbrado por las hogueras que encuentra a su paso y que se prenden entre las cuevas y viviendas de los gitanos, quienes le cantan saetas mientras enfila su camino hasta la Abadía. También es destacado el paso de este Cristo del Consuelo y también de María Santísima del Sacromonte por la carrera del Darro y por la empinada cuesta del Chapiz, un momento que impresiona a quienes se dan cita a un lado y a otro de la cuesta para presenciar la subida.

El paso de la Aurora por los grifos de San José

El Jueves Santo es mágico para el Albaicín, ya que procesionan las tres vírgenes del barrio: la Virgen de la Concha, la Estrella y la Aurora, y también a partir de las 00.00 horas el Cristo del Silencio. Estas procesiones son impresionantes en distintos puntos, pero uno muy especial es el paso de la Aurora por los grifos de San José, un lugar muy estrecho en el que asombra cómo el paso puede hacer por allí su recorrido. Los tambores se silencian y solo se escucha al capataz en un momento emocionante.

El paso del Cristo del Silencio por la Carrera del Darro

Un silencio sepulcral con el único sonido que produce el redoble de tambor y las cadenas que llevan los nazarenos en sus pies. Así discurre la procesión del Cristo del Silencio por diferentes calles de Granada, que apagan también el alumbrado público para el paso del Cristo. Especialmente impresionante es su paso por la Carrera del Darro, bajo la luz de la luna y con la Alhambra iluminada detrás. Es una de las estampas más bellas de la Semana Santa granadina.

El rezo a las tres de la tarde del Viernes Santo

Otra celebración única de la Semana Santa de Granada es el rezo a las tres de la tarde del Viernes Santo, la Hora Nona, en el Campo del Príncipe. Los granadinos se concentran allí para celebrar esta tradición, en la que se produce un minuto de silencio y se rezan los tres credos acompañados de tres deseos ante la imagen del Cristo de los Favores.

 

‘Las Chías’

El Viernes Santo, al anochecer, se produce otro de los momentos únicos y más destacados de la Semana Santa de Granada. Del convento de los Jerónimos parte la cofradía más antigua de la capital, la de la Soledad de San Jerónimo, con las conocidas como ‘las chías’, que representan a los personajes que ocupaban cargos en la antigua inquisición y que van ataviados con plumas, bordados y tocando fanfarrias y timbales. En el cortejo procesional van también nazarenos con puntiagudos capirotes de color amarillo y otras personas vestidas como soldados romanos que golpean el suelo con sus lanzas. Además, hay tres personajes vivientes que representan a las tres Marías, a la Virgen, a San José, a José de Arimatea y a José de Niocodemus, que fueron los encargados de trasladar a Jesús al sepulcro.

Santa María de la Alhambra por la Puerta de la Justicia

Otro de los momentos que más impresiona de la Semana Santa de Granada se produce el Sábado Santo, día en el que todas las miradas están centradas en Santa María de la Alhambra, la única que procesiona ese día. Baja desde su templo de la Alhambra por el recinto nazarí hasta la ciudad y destaca especialmente su paso por la Puerta de la Justicia debido a la estrechez y dificultad que presenta, lo que obliga a quitar incluso una parte del lateral del trono. Éste resalta por la bonita orfebrería en plata de ley que está inspirado en el Patio de los Leones.



Se el primero en comentar

Deja un comentario