Lluís Costa: “Somos un equipo hecho para optar a todo”

El base de Covirán Granada cree que "no hay que hacer un drama" de la derrota en Lleida y tiene claros los puntos a mejorar

CB_Almansa_Coviran_Granada_01
Lluís Costa se ha establecido como uno de los hombres clave en este inicio de campaña | Foto: Antonio L. Juárez
Jero CameroJero Camero
0

El Covirán Granada ha comenzado con buenas sensaciones su temporada en LEB Oro, el conjunto de Pablo Pin ha firmado dos victorias y una derrota en las tres primeras jornadas. Sin embargo, el tropiezo del pasado domingo en Lleida no ha mermado la ilusión de la plantilla, que sigue manteniéndose convencida de que hay buen nivel para poder luchar por el ascenso en una temporada que se presume larga.

Uno de los hombres que está siendo clave en este inicio de campaña es Lluís Costa. El base está firmando unos números sensacionales desde el perímetro y repartiendo juego. Su compenetración con sus compañeros es cuasi perfecta a pesar de que es su primera temporada en el cuadro que dirige Pablo Pin.

“Estamos bien. Parece raro que después de una derrota se pueda decir esto. Hemos perdido un partido fuera de casa y es verdad que ellos tenían bajas importantes, pero al final estas cosas pueden pasar y todos en la liga van a tener partidos así, que se pueden escapar”, comentó el catalán sobre la derrota ante el ICG Força Lleida y aseguró que “no hay que hacer un drama”.

Los errores que se cometieron en el Barris Nord están bien claros para la plantilla y, tras el revisionado del vídeo del partido, Costa sabe el camino a seguir para las siguientes jornadas: “Acabamos de analizar todo lo que sucedió en Lleida y el principal problema fue defensivo. Sin estar muy finos en ataque acabamos con 79 puntos y al final se nos escapa el partido por cuatro detalles. El rebote tampoco supimos cerrarlo en momentos importantes”.

Es por esto que el conductor del juego rojinegro se muestra confiado sobre las posibilidades del equipo para optar al ascenso, aunque no resta tampoco complejidad a la nueva estructura de LEB Oro y avisa de que será una temporada larga y complicada. “Somos un equipo que está hecho para optar a todo, pero va a ser una temporada atípica. Se nos han dificultado mucho más las cosas y no somos el único equipo que ha hecho las cosas para intentar ascender”, comentó Costa.

Por otro lado, el base está satisfecho con su rendimiento y cree que en gran parte se debe a la estructura del club, pues “ayuda cuando hay un bloque que ya lleva muchos años aquí, que hace que los que vengan de fuera se adapten más rápido”. Los compañeros que han pasado ya más tiempo en el Fundación CB Granada le han ayudado no solo dentro de la pista, también han sido clave para adaptarse a la ciudad en esta situación tan atípica que se vive a nivel global.

Aunque el nuevo curso vaya a ser diferente, eso no implica que los rivales a batir estén claros. “Alicante y Girona han hecho muy buenos equipos. Castellón ha empezado como un cohete y Murcia ha juntado buenos jugadores pese a ser un recién ascendido”, define Costa y también avisa de que “no puedes fiar de nadie. Estamos en una Liga en la que cualquiera te puede ganar”.

Pero otro de los puntos más importantes de su rápido acoplamiento está en el banquillo. La presencia de Pablo Pin es, para Costa, un elemento diferencial a la hora de vivir los entrenamientos diarios: “Me da confianza. Es una persona joven que también ha sido jugador y nos entiende perfectamente. Sabe transmitir muy bien las ideas y los detalles clave que quiere para el partido”. El base tiene claro que la menor diferencia de edad es importante para conectar con los jugadores ya que “puede ser que con un entrenador de 70 años la percepción que tiene a la hora de jugar es un poco distinta a lo que hay en pista”.

Por último, pese que el último partido del Covirán fue cerca de su casa, Costa lamentó que no pudo ver a su familia por las restricciones que hay en torno al COVID-19. “El baloncesto y cualquier otro deporte es algo totalmente diferente cuando los pabellones están vacíos. A nosotros nos pagan por jugar gracias a los aficionados. Estoy acostumbrado a ver a mi familia cuando tenemos partidos por Cataluña y esta vez no se pudieron desplazar ni 100 kilómetros para verme, es una pena. Espero que pronto nos podamos volver a abrazar todos”, concluyó el base, que también pidió a todo el mundo que ponga su “granito de arena” para conseguir parar cuanto antes la situación.







Se el primero en comentar

Deja un comentario