¿Leche de vacas felices? La gran diferencia entre las leches de pastoreo, bienestar animal y Ecológica

La regulación Ecológica Europea es la única oficial que garantiza el cuidado integral de los animales, frente a otros sellos de calidad de iniciativa privada

vacas
Foto: Pexels
Jose Luis MorenoJose Luis Moreno
0

Los consumidores se preocupan cada vez más de su salud. Tomar alimentos beneficiosos para el organismo se está convirtiendo en una religión. Una tendencia compaginada con la búsqueda del consumo responsable, un consumo que busca productos donde se integre la salud con el cuidado de los animales, sostenibilidad social y respeto medio ambiental. Uno de los alimentos que se amolda a estas exigencias del consumidor es la leche ecológica. Pero, no hay que confundir con las nuevas tipologías de leche que han surgido últimamente, cada una con sus características.

Existen ahora las llamadas “leches de pastoreo” y “Bienestar Animal”, leches clásicas y tradicionales que reivindican el cuidado de las vacas, unos términos que pueden dar pie a que el comprador tenga dudas, si además van acompañadas de sellos de garantía de iniciativa privada. Pero, ¿cuál es mejor? Te presentamos sus características:

La leche ecológica, con más de 15 años en el mercado español, es la única regulada a nivel europeo a través del Reglamento sobre producción y etiquetado de los productos ecológicos, esta regulación oficial garantiza, entre otras cosas, un compromiso real con la sostenibilidad del medioambiente, los animales y el sector ganadero a través de un control periódico a través de diversos organismos.

La leche ecológica es la única que garantiza el cuidado integral del animal con una certificación oficial europea.

Por citar algunos ejemplos, la normativa reguladora europea establece que las vacas deben pastar al aire libre, siempre y cuando las condiciones meteorológicas lo permitan. Además, los ganaderos deben utilizar técnicas de manejo para evitar el estrés. Cuando están en establos, el espacio debe tener un mínimo de 6 m² por animal y una zona de ejercicio de 4,5 m². En el caso de Pastoreo y Bienestar Animal estas normas son inferiores, además en muchas ocasiones están adecuadas a lo que ya exige la normativa vigente para cualquier leche tradicional.

La producción de leche ecológica garantiza una alimentación reglada de origen y composición. La comida es 100% ecológica, basada en pastos y forrajes, con tratamientos del suelo que respetan la vida y la fertilidad natural del terreno; sin plaguicidas, herbicidas ni insecticidas. Tampoco está permitida la utilización de organismos genéticamente modificados, al contrario que en vacas de leche de pastoreo o de bienestar animal.

En cuanto al tratamiento de enfermedades, en el caso de las vacas ecológicas se prioriza el uso de terapias alternativas a los antibióticos, que solo se utilizan como último recurso. Además, en caso necesario de hacer uso de ellos, la leche de las vacas tratadas con antibióticos se descarta durante el doble de tiempo que marca la ley que para una de tipo convencional como las de Pastoreo o bienestar Animal. También, en el caso de la ecológica se prohíbe el uso de tratamientos hormonales para estimular la producción, permitido en los otros tipos de leche.
Sostenibilidad y reconversión del entorno ganadero

Llegar a tener una certificación de leche ecológica puede no ser un camino fácil debido a la inversión económica y de tiempo que es necesario realizar. Y es que, la reconversión de todo el modelo ganadero que quiera pasar de leche convencional a ecológica dura dos años.

En muchas ocasiones este proceso necesita apoyos externos, tanto a nivel económico como en asesoramiento técnico, una apuesta que se presenta como una alternativa de futuro, con expectativas de mejorar su margen de beneficio para todo el sector.

“Durante los dos años del periodo de reconversión, pagamos una bonificación sobre el litro de leche que nos entregan, que ayuda a financiar al ganadero todos los cambios necesarios para transformar la explotación a ecológica”, comenta a GranadaDigital José Enrique García, director de aprovisionamiento del grupo Lactalis (Puleva ECO)

En definitiva, y como podrás concluir en todo lo expuesto, la Leche Ecológica reúne unas características que hacen que su consumo sea la apuesta de consumo responsable en cuanto al cuidado integral del animal, la sostenibilidad medioambiental y el desarrollo clásico del ganadero.



Se el primero en comentar

Deja un comentario