Le piden cuatro años de cárcel por golpear y retener a la mujer con la que convivía junto a su familia

La Policía intentó liberarla pero no pudo, por lo que fue a buscar al presunto agresor a un bar cerca de la Carretera de Jaén tras las indicaciones dadas por la mujer

Audiencia Granada primer juicio multivideoconferencia Andalucía - TSJA
Imagen de archivo de la Audiencia Provincial
Europa PressEuropa Press
0

La Fiscalía ha solicitado la pena de cuatro años y seis meses de prisión para un hombre acusado de golpear y retener a una mujer que convivía junto a él, su esposa y sus dos hijos menores después de que ésta le expusiera que no podía pagar parte del alquiler como tenían acordado, al que contribuía ejerciendo la prostitución.

El presunto agresor la encerró con llave en la vivienda tras golpearla y cuando llegaron los agentes la encontraron en el domicilio junto a los dos hijos de él, de seis años y siete meses, los cuales fueron ingresados en ese momento en un centro de acogida de la Junta de Andalucía.

Según consta en el escrito de acusación provisional de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press, víctima y agresor, ambos de nacionalidad rumana, se habían trasladado a Granada desde Barcelona junto a la familia de él y tenían acordado que ella contribuía a las necesidades domésticas comunes con el dinero que obtenía de ejercer voluntariamente la prostitución, sin que conste que el acusado le hubiera obligado a hacerlo.

Sin embargo, en la noche del 13 de noviembre de 2008, ambos discutieron a raíz de que él le reclamara una cantidad de dinero que debía aportar. Cuando ella le expuso que no podía pagar, él “se enfureció golpeándola en la cara”. Para evitar que acudiera al médico, la encerró en el domicilio cerrando con llave la única puerta de acceso a la vivienda y se fue a la calle, llevándose consigo el móvil de la víctima para evitar que llamara a la Policía.

La mujer se mantuvo en esta situación al menos una hora, en la que pidió auxilio a gritos desde una ventana enrejada hasta que una persona se percató de la situación y llamó a la Policía Nacional.

Los agentes intentaron abrir la puerta pero no pudieron, por lo que fueron a buscar al presunto agresor a un bar cerca de la Carretera de Jaén tras las indicaciones dadas por la mujer.

Los agentes le arrestaron y lo llevaron hasta la vivienda para poder liberar a la mujer, que fue trasladada a un centro de salud. También estaban en el domicilio los hijos menores del acusado, de seis años y siete meses, que se encontraban al cuidado de la víctima.

Fueron ingresados en un centro de acogida de la Junta de Andalucía hasta que finalmente el 1 de diciembre de 2009 fueron entregados a sus padres al no existir, según el informe de Servicios Sociales, elementos que indicaran desprotección.

La Fiscalía acusa al procesado de un delito de detención ilegal y de una falta de lesiones por el que solicita para él cuatro años y seis meses de cárcel y una multa de 600 euros. La víctima renunció en su momento a ejercer acciones penales. El juicio está señalado para el 15 de junio en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada.







Se el primero en comentar

Deja un comentario