Las voces más conocidas de Granada celebran el Día Mundial de la Radio

Los principales exponentes radiofónicos de la ciudad repasan su historia en las ondas con motivo de esta efeméride

Diseño sin título
Imagen de las siete caras de las voces más conocidas de Granada | Fotos: Antonio L. Juárez y Javier Gea
Nacho Santana | @NachoSantana_27
1

Un 14 de noviembre de 1924 nacía la radio en España. Lo hacía en Barcelona, cuando unas palabras de María Sabater dieron lugar a un concierto iniciado con la pieza ‘Granada’, del maestro Albéniz. Granada estuvo presente de algún modo en aquel hito, que ya es historia del país, y sigue ligada desde entonces al medio radiofónico. Hoy, día 13 de febrero, se celebra el Día Mundial de la Radio, un medio que cuenta con todos los ingredientes necesarios para formar ese aura de magia que solo se consigue a través de las ondas.

Son muchos los granadinos que tienen por costumbre ducharse con la radio puesta, encenderla en el coche o seguir los partidos de fútbol a través de este medio. Para un gran número de personas, todavía sigue siendo esa voz que acompaña las primeras horas de la mañana, contando las primeras noticias del día de una forma casi tan inmediata como cercana. Estas dos características son precisamente la esencia que mantiene vivas las ondas, información al momento y contada por excelentes profesionales que susurran en tu oído.

En este Día Mundial de la Radio, en GranadaDigital hemos querido ponerle cara a las voces más importantes del panorama granadino, esas que tanto suenan a los granadinos, para que nos cuenten su travesía.

Onda Cero: Juanma Fernández

Juanma Fernández Carbonell, jefe de informativos en Onda Cero Granada, aterrizó en la radio “hace ya unos cuantos años”, según cuenta, y es que lleva “más de una década tomando el pulso de la actualidad de la provincia y dándome unos buenos madrugones en este medio, valga la redundancia, tan madrugador”.

A la hora de resaltar el mejor aspecto de la radio, no duda: la inmediatez, “la posibilidad sin ningún tipo de decoro de poder contar las cosas tal y como están pasando en tiempo real”. Para él, la radio es “la dosis de adrenalina con la que llevo desayunando once años ya”, a lo que añade que “es también un ejercicio diario de responsabilidad con el oyente para ofrecerle el mejor contenido posible”.

“La magia de la radio es el vínculo que cada día generas con los oyentes”, explica, “las noticias como dicen son las que son, la magia que ofrecemos en Onda Cero es cómo las contamos con la firma de grandes profesionales”.

Juanma Fernández, jefe de informativos de Onda Cero | Foto Antonio L. Juárez

COPE: Juan de Dios Jerónimo y Fran Viñuela

“Hace ya un rato” empezó en la radio Juan de Dios Jerónimo, jefe de informativos de COPE Granada. Lo dice con razón, pues su travesía por la emisora comenzó en el verano de 1994 y cristalizó cuando entró a trabajar en el medio dos años después.

Desde entonces vive prendado de la radio, de la que destaca la cercanía y la inmediatez como principales virtudes. “Ahora han surgido otras formas de comunicación pero nunca podrán suplantar el papel de la voz, la compañía y la honestidad que, hasta la fecha, ha tenido la radio”, asegura antes de defender que “hay algo muy honesto en la voz, en la radio que no ha conseguido destronar ningún otro medio”.

Para él, hacer radio es “mi forma de vida”. “Significa tener en la cabeza muchas cosas pero sólo una importa: el oyente”, explica sobra su actividad diaria, y añade que “la mejor y más eficaz manera de cargarse la radio sería pensar más en el anunciante que en el oyente. Nuestro principal ‘cliente’ es quien nos oye, y respetarlo es esencial si queremos mantener el prestigio de la radio”.

Entre todas las cualidades del periodista radiofónico de hoy en día, destaca la necesidad de “estar muy al tanto de todo lo que ocurre en cada momento”, así como la polivalencia a la que obliga la profesión, pues asegura que “hoy hacer radio significa hacer periodismo digital y, quién sabe, incluso televisión”. “Nos pasa igual que al resto de periodistas: nos estamos reinventando cada día. Son exigencias empresariales y también comprender que de nosotros se espera mucho más”, finaliza al respecto.

“Me parece que la radio deja volar la imaginación más que cualquier otro medio”, apunta sobre las cualidades que hacen único este medio, “la radio puede ofrecer muchas otras posibilidades si se cuentan con medios técnicos y tiempo”. “La radio, decía una antiguo lema, es algo más que noticias y entretenimiento; es, sobre todo, un motivo de amistad. Igual es que imaginamos que el oyente es un amigo y ellos imaginan lo mismo“, apostilla, “eso es mágico”.

De izquierda a derecha: Jorge de la Chica, Fran Viñuela y Juan de Dios Jerónimo | Foto Antonio L. Juárez

Su compañero Fran Viñuela es otra de las voces más reconocidas de la ciudad e incluso de la provincia. Cuestionado sobre el tiempo que lleva trabajando en la radio, responde que “si la pregunta es trabajando, más de diez años; si es amando la radio, toda la vida: la radio me ha ido acompañando desde bien pequeño. Con cuatro años me recuerdo entrevistando a mis padres o narrando los goles de la tele”.

“Aunque parezca una paradoja, escuchar es lo mejor de la radio incluso para el que la hace“, asegura, “escuchar al personaje que entrevistas, el argumento en una tertulia, al comentarista que te acompaña en los partidos y ahora, gracias a las redes sociales, al oyente. Escuchar a la gente que te rodea o escuchar mientras haces radio, es lo mejor”.

“Yo todos los días hago un programa de hora y media que es mi día a día. Los fines de semana, cuando me toca narrar los partidos de fútbol mis amigos me preguntan: ¿te pagan por eso? Y eso es para mi la radio: tener la suerte de hacer lo que me gusta y que, además, sea la manera de ganarme la vida; me encanta”, explica en un rotundo ejercicio de amor no solo por la profesión, sino también por el medio que hoy celebra su día.

Viñuela añade, además, que “la radio es en sí todo magia”. Entre los muchos aspectos que recoge esta disciplina, destaca “la inmediatez, el contar algo mientras lo ves… es el único medio que te permite hacer otra cosa mientras lo consumes”. Sin embargo, se desmarca del resto de sus compañeros para ir más allá en algo que le parece “especialmente me parece mágico: el silencio“. “Cuando escuchas un silencio de alguien sabes que ahí pasa algo, el silencio en radio es maravilloso”, apostilla.

Cadena SER: Enrique Árbol y Rafa Troyano

Enrique Árbol, una de las voces más importantes de la Cadena SER, comenzó en la radio a los 16 años. Ahora, 23 años después, continúa unido a un medio diferente “por la inmediatez, te ofrece un camino muy corto para llegar al protagonista en muy poco tiempo” y por la emoción, “la emoción de poder escuchar al protagonista, el protagonista que lo cuenta, el sonido de la calle, el del contexto en el que se produce…”.

“Hacer radio significa hacer realidad el sueño de un niño”, reconoce, “es mi vocación infantil, desde que tengo uso de razón quería dedicarme a la radio, ser periodista”. En los días duros, asegura tratar de no perder eso de vista “y entender que soy un privilegiado por lo que hago, hago lo que me gusta hacer“. Sin embargo, asume “con responsabilidad, mucho compromiso y una renovación permanente de mi ilusión” el hecho de estar cumpliendo ese sueño, “tratando de desarrollar mi profesión con un cariz social, convirtiéndome en una herramienta para mejorar la sociedad”.

Enrique, tras 23 años detrás de un micrófono, no esconde que “la radio tiene magia, es un medio de comunicación muy especial”. Una de las características que la hacen ser así, asegura, es que se trata de “una gran superviviente, ha sobrevivido al nacimiento y al crecimiento de la televisión, ha sobrevivido a la embestida del internet”. “Tiene una cualidad que la hace única: es el único medio que puedes consumir mientras realizas cualquier otra actividad, no te requiere de una atención visual, eso la hace única e invencible“, explica, a lo que añade que “el hecho de transmitir sonidos te activa una parte del cerebro que te ayuda a la imaginación, por lo tanto es un medio de comunicación muy evocador, es muy emocionante porque eres una parte activa de la creación del mensaje”.

Enrique Árbol, en el estudio de la SER | Foto: Javier Gea

Le acompaña en el trayecto otra voz autorizada a la hora de hablar de la radio, la de Rafa Troyano, que afronta este año su trigésimo 13 de febrero en Radio Granada. Para él, la radio es “el mejor medio de comunicación del mundo”, algo que sostiene en que “ni siquiera internet ha podido suplantar la inmediatez -solo en parte rivaliza- ni la cercanía de la radio, ni la riqueza de sus mensajes ni sus formas, que siguen siendo un espectáculo mágico”.

“La radio es mi vida”, asegura, “de niño jugaba a hacer radio y, un día, el sueño de hizo realidad”. Quizás en parte por esto es capaz de afirmar que “hacer radio cada día es un privilegio y así lo siento cada vez que me pongo delante del micro. Es una gran responsabilidad y una gran oportunidad de contacto directo con los receptores del mensaje periodístico, con todo el peso que esa comunicación supone”.

“Ni Internet ha logrado acercarse a la magia de la radio”, asegura, “incluso lo que se veía como una amenaza para el medio ha venido a reforzarlo”. Además, explica que la radio “ha sobrevivido a todas las crisis, desde la aparición de la televisión a las sobreabundancia de mensajes que permiten las redes sociales, y eso solo tiene una explicación: aprovecha la frescura del ‘tú a tú’ de la comunicación íntima y personal de todos como seres sociales”.

Rafa Troyano, en Radio Granada | Foto: Javier Gea

Radio Nacional de España: Mayte Frontiñán 

Pocas -o ninguna- voces más experimentadas hay en la radio como la de Mayte Frontiñán, de RNE. Tras comenzar su carrera en 1983 en Onda Cero de Cuenca, su trabajo le ha permitido vivir en varios puntos del país como Madrid, Toledo, Sevilla o Granada, donde actualmente reside.

Para ella, la radio “es más que un medio de comunicación”. “ha sido mi vida profesional y personal”, indica, “de hecho convivo desde hace décadas con Luis Arboledas, compañero de RNE y profesor de Comunicación Audiovisual en la UGR. Luis es un apasionado de la RADIO, con mayúsculas, que ha sabido contagiar su pasión a todos los que le rodeamos. No hay lugar en casa donde no haya un aparato de radio”.

Ciñéndose a lo estrictamente profesional, señala que “la radio es uno de los medios de comunicación que mejor ha evolucionado con los tiempos”. “Aquello que en los ochenta popularizaron The Bugless ‘Video Killed The Radio Star’ supuso un revulsivo para la radio ante los nuevos tiempos digitales”, recuerda, “la radio abandonó su viejas lámparas y válvulas para subirse al carro de las nuevas tecnologías”. Ahora, la radio se puede escuchar en cualquier dispositivo móvil, teléfono o tableta, “se puede sintonizar en directo o escuchar cuando desee el oyente en los conocidos como ‘podcast’ e incluso ver las emisiones de programas en directo en las páginas web de las emisoras”.

Mayte Frontiñán, en el estudio de RNE | Foto Antonio L. Juárez

“Hasta la televisión nos permite escuchar la radio en los canales de la TDT”, enuncia Mayte, “es un medio inmediato y barato que nos permite compaginar con cualquier otra acción. Por ejemplo, puedes trabajar o conducir un vehículo y escuchar la radio. De hecho, el coche es uno de los lugares de mayor consumo de radio”. “Creo que lo único que le falta a la radio es una programación innovadora, lejos de programas generalistas que se repiten en todas las cadenas. Creo que el futuro de la radio puede estar en la especialización de programas que atraigan al oyente con temas interesantes para todas las edades”, aventura.

Para la voz de RNE en Granada, la radio “es un trabajo en equipo sincronizado y con el único objetivo de dar el mejor producto al oyente”. En este apartado, destaca especialmente “el trabajo de los técnicos a los que no se ve ni se escucha nunca pero hacen posible que nuestra voz llegue al oyente en cualquier circunstancia, es decir, desde el estudio de radio o la calle, allí donde se produce un acontecimiento o hecho noticioso. Ese trabajo es el de los técnicos de alta, esos que mantienen las antenas, líneas o parabólicas, y de los técnicos de sonido más pegados a la mesa de control diaria. Sin ellos no somos nada”.

“La radio que comencé a hacer en los ochenta no tiene nada que ver con la radio actual”, recuerda sobre la evolución del medio, “cuando empecé hacíamos programas de cinco horas locales, con la actualidad más pegada a la ciudad, al barrio. Ahora a las cadenas de radio les interesa más los contenidos de carácter general que lo local y a duras penas se mantiene un mínimo de programación provincial o regional. En las públicas por mantener el servicio público y en las privadas por la publicidad”. “Aún así, con las limitaciones, hacer radio es una tarea apasionante”, asegura, “quien empieza su carrera profesional en la radio difícilmente cambia de medio a no ser por necesidad u obligación”.

“La radio es magia, no hay medio más antiguo y moderno que la radio”, reflexiona, “la radio invita al oyente a imaginar a crear su propia imagen de lo que escucha o de la persona que escucha. El oyente, cada uno de forma individual, se forma una imagen, todas distintas, en tantas personas como oyentes tenga la emisión. Eso es apasionante”. “La radio es el poder de la palabra. Es como un libro leído en voz alta que cada día nos trae nuevas noticias, nuevos protagonistas, nuevas voces, nuevos destinos, nuevos mundos. La radio es la vida”, finaliza.

Canal Sur Radio: Luis Javier López

Una de las nuevas caras -y voces- de Canal Sur Radio empieza a abrirse paso en Granada. Es la de Luis Javier López, que empezó a colaborar con radios profesionales en 2001. Sus comienzos, en Radio Motril, fueron “una experiencia de contacto ciudadano excepcional”. Ahora, tras experiencias laborales en otros formatos, desempeña su labor como presentador y locutor en Canal Sur Radio en la provincia de Granada, “medio con el que he colaborado también desde hace una década”, recalca.

Cuestionado por lo que hace especial a la radio, destaca “la importancia de este medio como vehículo rápido y eficaz de información”. “Pese a los diferentes cambios tecnológicos y sociales, la radio sigue siendo vital para la audiencia y se ha adaptado mucho mejor que otros formatos a la era digital. Es posible que el transistor ya haya dejado de ser tan común en las casas pero el móvil ha ocupado ese lugar dejando que la radio siga viva“, asegura.

Luis Javier López, en Canal Sur | Foto Antonio L. Juárez

La radio es “emoción, cercanía y rigor”. “Es el medio más inmediato para desarrollar una noticia o un suceso. Rápidamente se puede crear una conexión telefónica por lo que el valor de la inmediatez hace que sea un medio muy dinámico”, afirma, “para mí es el medio que mayor gratificación da a un profesional de la comunicación por cumplir esa función social de información y entretenimiento en el momento”. “Estoy muy agradecido por tener el privilegio de verme todos los días con el micrófono, al cual se le debe tanto respeto como agradecimiento por los momentos que permite vivir“, apostilla.

Finalmente, se pronuncia sobre esa ‘magia’ que tiene la radio señalando que “las ondas aportan una calidez al oyente tremenda. Llegan a despertar confianza las voces de los locutores, de ahí que se hayan creado incluso formatos radiofónicos más cercanos a la confidencia que a la emisión pura de contenidos”. “Es un medio muy versátil y eso permite que se tengan grandes momentos de empatía y conexión con los oyentes”, manifiesta, “larga vida a la radio, el medio de comunicación más mágico que existe”.



Comentarios

Un comentario en “Las voces más conocidas de Granada celebran el Día Mundial de la Radio

  1. Pues hoy en día os ha, faltado hacer referencia al programa de EsLaMañana de ESRADIO. Uno de los programas que más, se escucha en Granada en determinados círculos. Pero bueno me imagino que como no forma parte de los políticamente correctos hay que pasar de ellos.

Deja un comentario