Las personas con test negativo podrán ingresar en residencias de Andalucía desde el lunes

El pasado 13 de marzo se dictó la suspensión de los ingresos en los centros residenciales

UME desinfección residencia Loja
La UME desinfecta una residencia en Granada | Foto: Archivo GD
GabineteGabinete
0

La Junta de Andalucía volverá a permitir a partir del próximo lunes 27 de abril los ingresos en los centros residenciales de personas mayores, menores tutelados, personas con discapacidad, personas con dependencia y las comunidades terapéuticas gestionadas por la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía (ASSDA), aunque para ello exigirán la realización previa de un test PCR y un test rápido con resultado negativo en Covid-19 de la persona que vaya a ingresar, que además será sometida a un aislamiento preventivo durante siete días.

El Consejo de Gobierno ha tomado este miércoles en consideración la propuesta de la Consejería de Igualdad para levantar la suspensión de los ingresos en los centros residenciales dictada el pasado 13 de marzo “dada la evolución favorable del coronavirus en Andalucía” y ha acordado instar a la Consejería de Salud y Familias a que se permitan de nuevo a partir del 27 de abril.

Según detalla la Junta en un comunicado, estos ingresos se realizarían adoptando medidas específicas de contención, con el objetivo fundamental de ofrecer la atención más adecuada a los beneficiarios o demandantes de servicios de carácter residencial y manteniendo, de igual modo, las medidas para reducir el contacto entre las personas para evitar el riesgo de transmisión de la enfermedad.

La suspensión de nuevos ingresos en estos centros residenciales se adoptó el pasado 13 de marzo salvo causa de urgencia social decretadas por la Consejería competente en servicios sociales. La Junta señala que, ante la “evolución favorable” del impacto del coronavirus en estos centros “que denotan unas circunstancias de control y aislamiento del Covid-19” dentro de sus instalaciones se ha considerado necesario “adaptar las medidas adoptadas a la nueva situación y permitir los nuevos ingresos, siguiendo unas medidas de contención específicas de carácter obligatorio”.

PCR Y TEST RÁPIDO NEGATIVO

Así, según la propuesta de Igualdad, los centros tendrán que realizar un PCR con resultado negativo de la persona a ingresar en el centro residencial, con cuatro días de antelación como máximo. Además, en el momento del ingreso, se acometerá un test rápido para el diagnóstico de coronavirus, que tendrá que obtener también un resultado negativo.

Los centros tendrán que identificar a las personas con las que el residente hubiese estado confinado durante el tiempo de emergencia sanitaria al menos en los 15 días anteriores a su ingreso, con indicación del domicilio durante el periodo de confinamiento, así como el número de teléfono móvil de contacto.

ASILAMIENTO PREVENTIVO DURANTE UNA SEMANA

Entre las medidas que se deben adoptar previas al ingreso figura también que la persona residente aporte certificado médico en el que conste que no cuenta con sintomatología compatible por Covid-19. Este certificado debe emitirse con cuatro días de antelación como máximo respecto de la fecha del ingreso.

Por último, y con carácter obligatorio, la persona ingresada en el centro residencial será sometida a un aislamiento preventivo durante siete días siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias competentes.





Se el primero en comentar

Deja un comentario