Las fiestas en pisos de estudiantes dejan siete denuncias durante el estado de alarma

En los cuatro pisos en los que se celebraban las mencionadas fiestas se concentraban más de 50 personas en total

POLICIA LOCAL CORONAVIRUS CONTROL - Dani B-8
Imagen de archivo de la Policía Local de Granada
Europa PressEuropa Press
0

La Policía Local de Granada ha denunciado a un total de siete jóvenes por fiestas en pisos de estudiantes desde que el Gobierno activó el estado de alarma para contener la expansión de la pandemia del coronavirus.

Según los datos recabados en el Ayuntamiento hasta finales de esta semana, este cuerpo de seguridad había clausurado cinco fiestas, cuatro de ellas en la madrugada del domingo 15, horas después de que se pusiera en marcha el estado de alarma, con más de 50 personas en total, con cuatro denunciados; y otra este pasado martes, con tres denunciados más.

El concejal de Seguridad Ciudadana de Granada, César Díaz, ha indicado a Europa Press que los denunciados han dado muestra de “una actitud completamente irresponsable”, con la que “pueden ponerse en peligro ellos y su entorno al haber incumplido una orden de confinamiento”.

“Además, con su actitud se enfrentan a sanciones que oscilan entre los 600 y los 30.000 euros“, ha explicado Díaz, quien ha reseñado que estos casos constituyen una “excepción”.

Por lo demás, “la verdad es que estamos contentos con el comportamiento ciudadano, especialmente entre los más jóvenes. No es fácil seguir el confinamiento total, especialmente si se es joven, y de ahí que reconozca y agradezca el comportamiento en general y en particular de los jóvenes”.

Tras la entrada en vigor del estado de alarma, la Subdelegación del Gobierno y el Ayuntamiento de Granada se reunieron para abordar las medidas relativas a la seguridad ciudadana establecidas por el Gobierno para la prevención del contagio del virus, entre las que se encuentran la permanencia de las personas en sus domicilios y el desplazamiento por las vías públicas con el fin del abastecimiento de alimentación, medicamentos, trámites bancarios y asistencia a centro de trabajo, entre otras, y el cierre de los establecimientos de hostelería y restauración, y la mayoría de comercios.

El objetivo de tales medidas no es otro que la limitación de los contactos entre personas impidiendo de este modo la propagación del virus, según informó en una nota de la Policía Local. Sin embargo, en la madrugada de ese domingo, poco después de entrar en vigor el estado de alarma, este cuerpo policial procedió a la denuncia de cuatro personas que habían invitado a amigos para la celebración de fiestas en sus domicilios.

En los cuatro pisos en los que se celebraban las mencionadas fiestas se concentraban más de 50 personas en total, desde ocho en una de ellas hasta más de 20 en otra. Las denuncias se formularon en base a la ordenanza de la convivencia de Granada por generar molestias al resto de vecinos, al igual que las interpuestas esta semana.







Se el primero en comentar

Deja un comentario