Las denuncias por violencia de género aumentan en el primer trimestre un 3,1% con respecto a 2018

En Andalucía, un 76,1 por ciento de las denuncias fueron presentadas por la propia víctima, directamente en el juzgado o a través de los correspondientes atestados policiales

Juzgados de Granada en Caleta
Edificio judicial de La Caleta | Foto: Antonio L. Juárez
Europa PressEuropa Press
0

Las denuncias por violencia de género presentadas en el primer trimestre de este 2019 en los órganos judiciales de Andalucía han aumentado un 3,1 por ciento con respecto a las denuncias que se presentaron en el mismo trimestre del año anterior, que fueron 8.065. Asimismo, se incrementó en un 1,5 por ciento el número de mujeres víctimas de violencia de género ya que en el primer trimestre de 2018 fue de 8.007.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) en un comunicado, los datos proporcionados por el Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) señalan que un total de 8.129 mujeres aparecen como víctimas de violencia de género en las 8.316 denuncias presentadas en los órganos judiciales de Andalucía durante el primer trimestre de 2019.

En el primer trimestre de 2019, de las víctimas, 6.266 mujeres eran españolas (un 77,1 por ciento) y 1.863, extranjeras (un 22,9 por ciento). En cuanto a la ratio de mujeres víctimas de violencia de género por cada 10.000 mujeres, destacan por encima de la media nacional, que fue de 16,11, las comunidades de Baleares, con una ratio de 23,21; Comunidad Valenciana, con ratio de 21,19; Canarias, con ratio de 20,74, y la Región de Murcia, con una ratio de 19,16 mientras que la proporción más baja se dio en Castilla y León, con un 10,08 seguida de Extremadura, con 10,67 y Galicia, con una ratio de 10,86.

DENUNCIAS PRESENTADAS POR LA PROPIA VÍCTIMA

Un 76,1 por ciento de las denuncias fueron presentadas por la propia víctima, directamente en el juzgado o a través de los correspondientes atestados policiales. Lo que supone un incremento de casi un diez por ciento sobre el porcentaje observado en el primer trimestre del año anterior.

Las denuncias por intervención directa de la policía se sitúan en el ocho por ciento de los casos –dato inferior al año anterior– constatándose un aumento en las denuncias presentadas por familiares, que se situaron en un 1,2 por ciento del total. El resto de las denuncias registradas en los órganos judiciales obedecieron a partes de lesiones remitidos por los servicios sanitarios y a denuncias presentadas por servicios asistenciales y terceras personas.

Por otra parte, en 552 casos, la víctima se acogió a la dispensa legal a la obligación de declarar como testigo, prevista en el artículo 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, lo que supone un 6,6 por ciento del número de mujeres víctimas, cifra inferior al año anterior, que fue de un 7,5 por ciento.

Desde el año 2015, el Observatorio sustituyó entre sus datos estadísticos la cifra de renuncias por la de víctimas que se acogen a la dispensa a la obligación legal de declarar, por entender que se trata de un parámetro más acorde a la realidad toda vez que en los procedimientos de violencia de género la Fiscalía siempre actúa de oficio, por lo que la renuncia de la víctima no lleva aparejada obligatoriamente la finalización del proceso judicial.

MÁS SOLICITUDES DE ÓRDENES DE PROTECCIÓN

Durante el primer trimestre del año se solicitaron 2.134 órdenes de protección en los órganos judiciales (juzgados de violencia sobre la Mujer y juzgados de guardia). Un total de 1.945 órdenes –que incluyen también las medidas de protección y seguridad de las víctimas– fueron solicitadas en los juzgados de violencia sobre la mujer, lo que supone un descenso del 4,8 por ciento respecto al primer trimestre de 2018.

Los juzgados de violencia sobre la mujer concedieron un 74,5 por ciento de las órdenes de protección solicitadas (1.450 adoptadas frente a 1.945 solicitadas), previstas en los artículos 544 ‘ter’ y 544 ‘bis’ de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, lo que supone un descenso de un 6,9 por ciento respecto al dato del primer trimestre del año anterior. En cuanto a las órdenes de protección solicitadas en los juzgados de guardia (189), se acordaron 160, un 84,6 por ciento.

INCREMENTO DE MEDIDAS JUDICIALES

Por su lado, la presidenta del Observatorio, Ángeles Carmona, ha valorado de manera muy positiva algunos aspectos que arrojan las estadísticas sobre violencia de género conocidas este lunes. Así, ha destacado en primer término, el incremento de las medidas judiciales, especialmente las de carácter penal, tendentes a la protección de las víctimas de violencia de género, tanto mujeres como menores.

Igualmente, ha destacado que se haya reducido notablemente el número de mujeres que decidió acogerse al derecho a no declarar. “Las cifras de este primer trimestre de 2019, que bajan por primera vez en la historia del diez por ciento de renuncias, nos sitúan en el camino acertado y por el que tanto viene luchando el Observatorio: animar a denunciar y acompañar a la víctima en el proceso de mantenimiento de la denuncia”, ha abundado.

Para Carmona, también es positiva la consolidación de la tendencia de incremento de la cifra de condenas a maltratadores, “que nos vuelven a colocar en porcentajes superiores al 68 por ciento de las sentencias dictadas por los diferentes órganos judiciales”.

Al constatar, por otra parte, el incremento de las denuncias –un 1,9 por ciento más que en el primer trimestre de 2018-., la presidenta ha puesto el acento, por un lado, en la necesidad de seguir apostando por la visibilidad de la violencia de género acompañada por la prevención, la protección y el amparo a las víctimas y vuelve a reclamar la mayor implicación de familiares y personas cercanas a las víctimas a la hora de la presentación de denuncias.

“No es posible permanecer al margen ni buscar equidistancias cómplices por lo que necesitamos acabar con las cadenas de la violencia y eso lo hacen cada año más del 70 por ciento de las mujeres que la padecen, cuando dan ese primer paso, difícil pero imprescindible, de romper el silencio”, ha añadido.

Finalmente, Carmona ha querido recordar a todas las entidades sociales e instituciones públicas la necesidad de perseverar en las líneas de trabajo marcadas por el Pacto de Estado de 2017. “Se lo debemos a las mujeres asesinadas y a todas las que siguen sufriendo hoy la violencia machista, puesto que es el compromiso que hemos asumido para lograr una sociedad más justa y más libre, donde la igualdad sea su eje principal”, ha concluido.



Se el primero en comentar

Deja un comentario