Lanjarón se presenta como municipio piloto para analizar la evolución de la desescalada

El 50 por ciento de la población en Lanjarón vive del turismo de forma directa y un 30 por ciento lo hace de forma indirecta

lanjaron
Imagen de archivo de Lanjarón
GabineteGabinete
0

En la tarde de este pasado miércoles 29 de abril, los representantes municipales del Ayuntamiento de Lanjarón, encabezados por su alcalde, Eric Escobedo, y acompañado por la concejala de Turismo y Cultura, Toñi Romero y la técnica municipal Ana Esturillo, mantuvieron una toma de contacto con los empresarios y principales responsables de los establecimientos hoteleros de la localidad a fin de abordar la situación actual y desvelar cuál será el plan de acción en próximas fechas para relanzar la actividad turística de forma progresiva y junto a los pasos que procedan durante el proceso de desescalada.

El alcalde de Lanjarón, Eric Escobedo, calificó como “muy participativa” ya que “prácticamente el cien por cien de los establecimientos hoteleros del municipio estuvieron representados”. “Estamos muy preocupados porque gran parte de la población de Lanjarón viven de una forma u otra del turismo”. En la localidad, prácticamente el 50 por ciento de sus habitantes vive del sector turístico de forma directa mientras que un 30 por ciento lo hace de forma indirecta.

Los representantes municipales han puesto sobre la mesa una batería de medidas que permita a hoteles y alojamientos turísticos afrontar esta desescalada.  Según Ana Esturillo, esta desescalada se va a gestionar también en el ámbito del turismo y la hostelería también desde el Gobierno central. “Hay que destacar que hasta que no concluya la fase 3 no se permitirán los desplazamientos entre turistas por lo que va a marcar la afluencia de visitantes”, añadió.

Además, la técnico municipal destacó la elaboración de un protocolo único que va a marcar unas medidas de seguridad, protección e higiene que deberán cumplir todos. Esto servirá como referencia en lo que a actuación se refiere y el plan de choque en el que trabaja la Junta de Andalucía que incluirá medidas para incentivar la contratación, crédito o promoción de la marca ‘Andalucía’ entre otras.

Por su parte, la concejala de Turismo y Cultura, Toñi Romero, manifestó que se está trabajando en un certificado, que aún se está detallando, que requiere de la aprobación de Sanidad, y que es el llamado ‘COVID Free’. “Tenemos la suerte de contar con la nueva Dirección del hotel Balneario de Lanjarón que está involucrada de primera mano en este asunto y vamos a disponer de ello. Estamos muy interesados en ser de los primeros municipios en adherirse a este certificado”, dijo.

Entre las medidas puestas en marcha desde su Concejalía, Romero desveló que se va a poner en marcha la Oficina de Turismo “siempre que nos lo permitan las restricciones sanitarias”, se implantarán dos oficinas de turismo virtuales que servirán para “dar a conocer a los visitantes todo lo que puede ofrecer Lanjarón”. Se ubicarán en la oficina de Turismo y en la puerta del Ayuntamiento en la plaza de la Constitución.

También se va a poner en marcha el nuevo vehículo del bus urbano, se presentará oficialmente “en breve” una nueva página web de Turismo con acceso para todos los establecimientos turísticos. “Nos vamos a enfocar en el turismo rural aprovechando nuestra Sierra y vender la naturaleza tan rica que tiene Lanjarón”, señaló Romero, quien también se mostró optimista en conseguir el plan de calidad para convertir a Lanjarón en municipio turístico.

Finalmente el alcalde recordó que se han retomado las obras por parte del Balneario de Lanjarón y que conforman “un proyecto muy ilusionante” y que incrementaría la generación de empleo y las pernoctaciones: “Este virus nos obliga a reposicionarnos. Este verano prácticamente vamos a recibir prácticamente solo turismo nacional. Pero tenemos cosas positivas: hemos sido uno de los municipios al que menos le ha afectado este virus. Por suerte estamos en un enclave donde hay mucho espacio para disfrutar de la naturaleza. Por ello nos hemos propuesto como pueblo piloto para probar una desescalada”.

“Es difícil que con el 30 por ciento de ocupación tanto hoteles como restaurantes o bares puedan cubrir gastos. Por ello no creo que se abran los establecimientos hoteleros hasta finales de junio o primeros de julio. Depende todo de cómo vayan evolucionando las fases de desescalada”, manifestó.

Además, el regidor apuntó que “como Ayuntamiento vamos a estar apoyando a todo el sector hotelero, turístico, comercios, bares o restaurantes y adaptar en la medida de lo posible todas las herramientas para favorecer el turismo e intentar alcanzar cuanto antes la normalidad”. Desde el ente municipal ya se ha tomado la decisión de anular las tasas de competencia municipal (agua, ocupación de vía pública, residuos y alcantarillado) y ha solicitado la autorización para la bonificación de impuestos como el IBI y el IVTM.

“Lo más importante es la salud y hay que pensar en afrontar esta desescalada de forma concienzuda para que podamos retomar la vida normal lo antes posible y se reactive la economía”, concluyó.

LA SITUACIÓN DEL BALNEARIO DE LANJARÓN

En su aparición ante los empresarios hoteleros, el presidente de Relais Termal, propietario del Hotel Balneario de Lanjarón, y también presidente del Instituto de Calidad Turística, que desarrolla, por orden del Gobierno, el protocolo de actuación que se exigirá a los establecimientos turísticos en toda España, reconoció que para la instalación en la localidad se está desarrollando un plan específico. Este está pensado tanto para la parte hotelera como para la parte de balneario. Un centro cuya reapertura requerirá de la aprobación de Sanidad “cuando sea sensato”. Por el momento, no establece fechas posibles.

“Los plazos que se manejan son en función de la evolución. En Lanjarón tenemos una cosa a favor y es que en comparación con el resto de regiones, las cifras son menos elevadas en lo que a volumen de contagios se refiere. Esperamos que Andalucía sea la siguiente región en poder acelerar procesos”, manifestó.

“Hemos reiniciado las obras que teníamos previsto acometer con la idea de salvar la temporada de verano como se pueda. Tenemos una ventaja en Lanjarón y es que nuestra clientela, en su mayoría, es nacional. Además, disponemos de muy buena marca como destino. En cuanto acabe todo esto, tengo intención de reunirme con el alcalde para afrontar lo que va a venir, que va a ser más duro. Esperamos el máximo respaldo del Ayuntamiento como hasta ahora. Hay que mentalizarse de que va a ser durísimo, y que tendremos que acostumbrar a los clientes a comportamientos poco habituales”, sentenció.





Se el primero en comentar

Deja un comentario