La UGR participa en un estudio para analizar el impacto psicológico de la pandemia en el mundo

Es la única institución española que forma parte del mismo, con el investigador del departamento de Metodología de las Ciencias del Comportamiento de la Facultad de Psicología, Tao Coll

UGR
La UGR, a la cabeza en investigación sobre el impacto psicológico del coronavirus | Archivo
Europa PressEuropa Press
0

Un investigador de la Universidad de Granada (UGR) participa en un macroestudio internacional denominado COVIDiSTRESS, que analizará el impacto psicológico del coronavirus en la población, con la participación de más de 100 científicos de 50 países de todo el mundo.

Según ha informado en una nota de prensa, la UGR es la única institución española que forma parte del mismo, con el investigador del departamento de Metodología de las Ciencias del Comportamiento de la Facultad de Psicología Tao Coll.

Él se ha sumado a este proyecto de investigación, que surgió de una publicación en un grupo de la red social Facebook sobre investigación en psicología por parte de un profesor de la Universidad de Aarthus (Dinamarca), Andreas Lieberoth.

“Este profesor hizo un llamamiento a científicos de todo el mundo para, en un tiempo récord, poder elaborar, traducir y divulgar una encuesta sobre el impacto psicológico de la situación en la que nos encontramos derivada del coronavirus, y la UGR se sumó a este proyecto”, ha señalado Coll.

La traducción al español de la encuesta se titula ‘¿Cómo está afectando el coronavirus a tu vida?’, y evalúa las principales variables o aspectos psicológicos que pueden verse afectados por la situación derivada del coronavirus que provoca la enfermedad covid-19, tales como el estrés, la soledad percibida, la confianza en gobiernos y otras instituciones, o el grado de cumplimiento con las medidas de prevención, o de preocupación por las consecuencias.

Más allá de los contenidos que evalúa, el investigador de la UGR ha explicado que “lo que hace especial al estudio COVIDiSTRESS es la enorme velocidad de propagación que ha tenido, pues desde su lanzamiento el 30 de marzo llevamos alrededor de 115.000 participantes de 169 países distintos. Esto ha sido posible gracias al gran compromiso y empeño que hemos puesto más de cien investigadores de más de 50 países de todo el mundo, logrando traducir la encuesta a 58 idiomas distintos y darle difusión”.

Aunque de momento la investigación continúa en una fase de recogida de datos, que los investigadores pretenden prolongar hasta finales de mayo, los autores tienen planeado enviar pronto los primeros informes de esta investigación, tanto a organismos científicos como a instituciones de la Unión Europea.

“Además, otro aspecto de gran atractivo del proyecto es que trabajamos en un marco denominado de ciencia abierta. Esto implica que base de datos con todas las respuestas (anónimas) a la encuesta está públicamente disponible en su totalidad para que cualquier investigador, miembro u organismo interesado pueda llevar a cabo sus propios análisis y, de este modo, se pueda maximizar la utilidad de este trabajo”, ha agregado Coll.





Se el primero en comentar

Deja un comentario