La solidaridad de una familia de Belicena con los sanitarios de Granada

Rafa Vázquez y Begoña Juárez han montado unas 10.000 pantallas protectoras en casa para ayudar a quienes están en la primera línea de batalla contra el Covid-19

pantallas protectoras familia Belicena - Foto Begoña Juárez
Pepa, Paula, Rafa y Nacho elaboran pantallas de protección destinadas a los sanitarios | Foto: Begoña Juárez
María José RamírezMaría José Ramírez
0

Son varias las iniciativas solidarias que se han puesto en marcha durante el periodo de cuarentena provocado por el Covid-19, especialmente, las dirigidas a ayudar a los sanitarios y otros trabajadores que están en la primera línea de batalla frente al coronavirus. Una familia de Belicena ha montado en su propia casa durante los meses que llevamos de confinamiento unas 10.000 pantallas de protección que les han hecho llegar a sanitarios y trabajadores de residencias de Granada, de varios puntos de la provincia e incluso de Jaén. “Lo hemos hecho por sentirnos un poco útil dentro de casa, que era lo más difícil”, asegura Begoña Juárez, quien junto a su marido, Rafa Vázquez, su madre, Pepa Martín, y sus dos hijos, Paula y Nacho, se pusieron manos a la obra para aportar su granito de arena y ayudar a los sanitarios en estos momentos en los que se han sentido tan desprotegidos. “Muchos nos han llamado para darnos las gracias y que te lo agradezcan de esa manera, te impacta”, resalta Begoña.

Esta familia ha recibido en su casa viseras de Manufacturas Plásticas Vílchez, que desde que comenzó el estado de alarma por el coronavirus se pusieron a diseñarlas y a fabricarlas. También compraron plásticos acetato con la recaudación que consiguieron de familiares, unos 250 euros, y también gomas para montar en casa las pantallas protectoras paso a paso. “Primero montamos para una cuñada que trabaja en un supermercado, pero luego el entrenador de fútbol de mi hijo nos pidió para los trabajadores de una residencia en Cájar y luego la directora de Traumatología, que es su vecina, nos pidió también”, comenta Begoña. Poco a poco, las peticiones fueron aumentando y esta familia cada día montaba cientos de pantallas de protección en casa. “Una vecina que es auxiliar de enfermería en la UCI del Ruiz de Alda nos pidió, también otra vecina que es auxiliar en Maternidad y otra que es auxiliar en la residencia María Zayas. Se corrió la voz y recibimos muchas peticiones”, asegura.

Rafa, Begoña, Pepa, Paula y Nacho se organizaron el trabajo. “Formamos una cadena en casa. Uno iba cortando los plásticos, otro redondeando los picos y enganchando la visera, otro haciendo los agujeros para poner las gomas, otro poniendo las gomas…”, explica Begoña. “Al principio fue un ‘boom’. Durante dos semanas montamos con el material que compramos nosotros y luego nos donaron acetato en bobinas grandes y las gomas nos las trajeron los de Correos de Armilla. Teníamos la cochera inundada de cajas”, comenta. No pararon ni un solo día de montar pantallas que se han destinado a sanitarios, principalmente, pero también a trabajadores de fruterías, supermercados y peluquerías.

Algunas de las miles de pantallas de protección que han montado en casa la familia Vázquez Juárez | Foto: Begoña J.

“En el reparto han participado la asociación de Guardias Civiles Sin Fronteras, vehículos Uber que mandaban desde el hospital para recoger las pantallas de protección y taxistas que también mandaban desde los hospitales”, cuenta Begoña. Las pantallas de protección se han repartido por Granada capital y también por pueblos de la provincia como Baza y Guadix. “Incluso una ambulancia vino de Jaén a recoger”, añade.

En las últimas semanas, la demanda ha bajado ya que son muchas las empresas que se dedican ahora a montar las pantallas y venderlas. “La gente las vende a diez y doce euros por Internet”, apunta Begoña. La empresa Manufacturas Plásticas Vílchez continúa realizando pantallas protectoras para los sanitarios y trabajadores de otras empresas que las necesiten, quienes las pueden adquirir por un módico precio de un euro. En total, esta empresa ha donado más de 35.000 a sanitarios desde que comenzó la pandemia.

La familia Vázquez Juárez se siente muy satisfecha de haber aportado su granito de arena para ayudar durante este periodo a que los sanitarios, especialmente, y también otros trabajadores pudieran estar más protegidos frente al Covid-19 con las pantallas de protección que han montado en casa.





Se el primero en comentar

Deja un comentario