La Policía Nacional desmantela en Granada una organización criminal dedicada a alterar el kilometraje de vehículos

En la denominada “Operación Kilómetros” se ha detenido a cuatro personas como presuntos autores de delitos de estafa y falsedad documental

Fotografía (2)
Imagen de la operación en la que se muestran los cables incautados | Foto: Policia Nacional
GabineteGabinete
0

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a cuatro personas de entre 30 y 56 años sin antecedentes policiales anteriores a estos hechos como presuntos autores de alterar el kilometraje de hasta 13 vehículos. Se han esclarecido trece delitos de estafa y otros tantos de falsedad documental, cifrando la cantidad estafada en torno a los 100.000 euros.

Las investigaciones se iniciaron tras recibir ciertas informaciones con relación a dos vehículos que habrían sido objeto de alteración de kilometraje. Se trataba de vehículos de segunda mano vendidos a terceros por parte de un mismo concesionario oficial ubicado en la provincia de Granada.

En las primeras comprobaciones, policías de la U.D.E.F. de la Comisaría Provincial pudieron constatar que la información era cierta y ampliaron la investigación sobre 16 vehículos.

El modus operandi llevado a cabo por la organización consistía en adquirir vehículos procedentes de flotas de empresas dedicadas al renting y leasing para su posterior venta a terceros. Las operaciones de compraventa se realizaban al amparo de contratos marcos con dos empresas, documentando cada una de las ventas con la emisión de una factura individualizada y un albarán de entrega. Tanto la factura como el albarán dejaban constancia de los kilómetros con los que estas mercantiles entregaban dichos vehículos, los cuales presentaban buen aspecto general, pero gran cantidad de kilómetros.

Una vez disponían de los vehículos los trasladaban a un taller de electrónica del automóvil donde se procedía a una minoración significativa del kilometraje bajo las instrucciones precisas del jefe de la organización, posteriormente los ponían a la venta, documentando la operación únicamente con contratos de compraventa en los que se hacían constar los kilómetros manipulados. Finalmente los clientes pagaban mucho más por vehículos cuyo precio se había inflado a base de alterarles los kilómetros.

Los policías han obtenido indicios de alteración de manera amplia del kilometraje sobre 13 de los 16 vehículos investigados y tras un dispositivo policial han detenido al gerente y al jefe de ventas del concesionario, así como al jefe de taller y al responsable del taller donde se alteraban los kilómetros como responsables de delitos de estafa, cuantificada en unos 100.000 euros y falsedad documental, así como han intervenido dos dispositivos electrónicos utilizados para el cambio de kilómetros y borrado de fallos de vehículos.

El resultado de estas investigaciones ya se ha comunicado a la autoridad judicial.



Se el primero en comentar

Deja un comentario