“La nominación de ‘Azahar’ en los Goya ya es un premio a la constancia y a haber sido fieles con la historia que queríamos contar”

El largometraje de la productora Granada Film Factory, dirigido por Rafael Ruiz y ambientado en la Granada de la Edad Media, está nominada a mejor película de animación

Fotograma_2
Fotograma de la película de animación 'Azahar', nominada a mejor película de animación en los Goya de 2019
Redacción GD | Imágenes cedidas por Granada Film Factory
0

Granada podría llevarse una estatuilla de los Goya este fin de semana. Y si lo consigue, los responsables de este trofeo serían el equipo de Granada Film Factory, los autores de ‘Azahar’, el largometraje de animación que está nominada a mejor película de animación, el único trabajo con sello granadino que estará presente en la 33 edición de los premios Goya , una gala presentada por Silvia Abril y Andreu Buenfuente el próximo 2 de febrero en Sevilla.

Detrás de esta nominación está el arduo trabajo del director y guionista Rafael Ruiz Ávila junto con Juan Ramón Ruiz de Somavía, también guionista, y de un gran equipo humano que ha impulsado este trabajo durante años. “Para que te hagas una idea, creo que fue sobre 2008 cuando empecé a escribir los primeros bocetos de la historia”, nos indica el director de Granada FilmFactory, Rafael Ruiz Ávila, en esta entrevista con GranadaDigital, quien ha echado en falta el apoyo de las instituciones.  “En un momento dado conseguimos el compromiso de interés en coproducción con Canal Sur y el apoyo de la Consejería de Cultura. A través de la UGR estuvieron estudiantes de Bellas Artes en programas de formación y se planteó crear un estudio, pero no pudo ser”, asegura. “No sé que pensaran ambas instituciones hoy al ver que la única película cien por cien andaluza y con una historia de la tierra está nominada a los Goya en la primera gala que se celebra aquí en Andalucía, y que en su momento dejaron en la cuneta”, apostilla. “Siendo realista, no conseguiremos el Goya, ya que hay películas con realizaciones esplendidas, pero como he dicho, ya nos sentimos premiados con estar ahí y los reconocimientos que nos dedican”, expresa el director.

 

El largometraje compite en la categoría de animación con Bikes the Movie, una película protagonizada por bicis antropomórficas; Memorias de un hombre en pijama, la adaptación del cómic de Paco Roca; y Un día más con vida, la adaptación de la novela del reportero de guerra polaco Ryszard Kapuscinski.

Pregunta (P.). En primer lugar, enhorabuena por esta nominación. Para quienes aún no conozcan vuestro trabajo, ¿ de qué va ‘Azahar’?

Respuesta (R.) Escribimos ‘Azahar’ como un viaje hacia la amistad, enmarcado en una historia con ingredientes como acción, magia y humor, rodeada de sugerentes y atractivos espacios con personalidad propia como son la Alhambra, el Albaicín o la Peña de los Enamorados en Antequera.

La película comienza narrando una antigua y fantástica leyenda sobre un mágico y valioso diamante que será el hilo conductor de la película y que nos lleva hasta nuestros dos pequeños protagonistas. Por un lado está ‘Azahar’, nuestra pequeña e intrépida aventurera, y Jaime, el otro cincuenta por ciento de esta odisea, que es un niño temerario, todo corazón y nada cabeza; impulsivo pero algo patoso, que además sueña con ser un gran caballero.

Este es el trailer de Azahar

(P.) ¿Y cómo surgió esta historia?

(R.) Resulta que por temas laborales uno de mis hermanos, Javier, se fue a vivir hace muchos años a Antequera y siempre me ha fascinado la silueta de la Peña de los Enamorados y la leyenda que le rodea, así que podría decirse que fue el activador de una serie de ideas para enmarcar una historia que también tuviera como protagonistas dos de nuestras joyas granadinas como son la  Alhambra y el Albaicín, A partir de ahí, y tras un primer guión, coincidí como jurado de un festival de cine con el guionista Juan Ramón Ruiz de Somavia, que por aquel entonces creo recordar, estaban escribiendo los últimos episodios de la serie Aída. Le comenté el proyecto y se incorporó al guión. Lo cierto es que lo tomamos como un reto ya que ninguno habíamos escrito nada de animación y puedo decir, después de los años, que fue una experiencia fascinante compartir ‘Azahar’ con él. Además, y lo más importante en estos tándem, es que seguimos siendo amigos (risas).

(P.) ¿Cuánto tiempo se invirtió en hacer la película en total?

(R.) Es complicado decir un tiempo concreto porque el proyecto ha ido por etapas estando parado en diversas ocasiones. En animación los tiempos son enormes. Puede que la media sea como 5 años. Desgraciadamente, ‘Azahar’ no ha sido una producción al uso ya que nos hemos encontrado con infinidad de contratiempos. Por una parte, por plantear la historia con un medio, la animación, que tan complicado nos ha resultado. Para que te hagas una idea, creo que fue sobre 2008 cuando empecé a escribir los primeros bocetos de la historia. En ese momento contamos con Enrique Gato que estaba con los cortos de Tadeo Jones y realizamos un teaser que se llamaba el “Corazón de la montaña”, que nos sirvió para mover el proyecto a nivel nacional e internacional estando en Cannes, Mifa y como proyecto seleccionado en Cartoon Movie, que es la meca de la animación europea. En 2011 se acabó el guión definitivo. En ese momento recibimos el apoyo del ICAA a los que siempre les estaré agradecidos por la sensibilidad que demostraron con el proyecto, y a partir de ahí comenzamos a trabajar en diseños de personajes, decorados, animática en 2D, etc., y a finales de 2013 externalizamos el 3D al estudio siendo en 2015 cuando se terminó, y ha sido ahora a finales del 2018 cuando la distribuidora Barton Films se ha encargado de ‘Azahar y como supondrás estamos encantados con ellos.

 

(P.) ¿Cuánta gente ha trabajado en ella?

(R.) Para ser un proyecto de animación muy poca, obviamente por temas de presupuesto. Cuando en una producción española suelen pasar sobre unas 200 personas, pero en nuestro caso con un presupuesto 10 veces menor calculado -bueno igual alguno más ¡pero en total nunca a la vez!- ojalá pudiéramos haber mantenido una plantilla así. En un momento dado conseguimos el compromiso de interés en coproducción con Canal Sur y el apoyo de la Consejería de Cultura. A través de la UGR estuvieron estudiantes de Bellas Artes en programas de formación y se planteó crear un estudio, pero no pudo ser, y lo cierto es que guardo muy buen recuerdo de todos ellos aparte de seguirlos, ya que varios de ellos hoy en día son unos de los mejores profesionales de la animación. Fue una lástima que no pudiera ser ya que Cultura nos retiró la ayuda que habíamos conseguido. Y en lo que respecta a Canal Sur, aún los estoy esperando… (risas).

Todo esto supuso que los socios nacionales e internacionales se retiraran del proyecto.  Ya nos costó convencerles en su día con una historia local -si no te apoyan los de tu tierra- y tuvimos que seguir solos. No sé qué pensarán estas instituciones hoy al ver que la única película cien por cien andaluza y con una historia de la tierra está nominada a los Goya en la primera gala que se celebra aquí en Andalucía y que en su momento dejaron en la cuneta.

Rafael Ruiz (izquierda) y Juan Ramón Ruiz (derecha), director y coguionista de Azahar respectivamente

(P.) ¿Qué escenarios de Granada quería plasmar en la película y por qué?

(R.) Bueno, soy de Granada y un enamorado de ella, y ya no solo de los sitios emblemáticos sino de cualquier rincón o barrio que tenemos, pero es cierto al ser una road movie y plantear la época en la que transcurriría la historia como la Edad Media iba a dar más juego que los personajes recorrieran rincones del Albaicín y la Alhambra. Hay un plano general en el que los protagonistas llegan a las puertas de Granada con sus caballos y una peculiar mascota, Candil, hasta una elevación de terreno y poco a poco va apareciendo la Alhambra. Confieso que pese a verla casi todos los días cuando andas por Granada, cada vez que veo ese plano en la película me emociona y más acompañado de la música que hizo Estanis Peinado, el compositor de la banda sonora de ‘Azahar’. En guión y diseños de 2D teníamos varias situaciones y gags que transcurrían en el Partal, en los baños árabes y en otras zonas de la Alhambra y el Albaicín, aparte de las que salen en la película, pero desgraciadamente se tuvieron que recortar por presupuesto.

(P.) ¿Cómo ha sido el proceso de documentación para enmarcarla en la Edad Media?

(R.)  La documentación se suele hacer en la etapa de preproducción, y en el caso de Azahar particularmente le dediqué mucho tiempo. Hasta entonces había escrito ficción en espacios sin identidad propia, sin embargo, en Azahar cuando escribía trataba de que cada objeto, ropa, utensilio fuese fiel a la época, incluso esto lo llevaba a la posición que tendrían los personajes en una acción que transcurriera en un lugar como la Alhambra.

Recuerdo que cuando Juan Ramón entró en el guión e íbamos repasando escenas, acciones y él sugería, por ejemplo; “… y se asoma por la ventana” y yo le cortaba “Juanra es que ahí no hay ventana” y él me decía; “pues la ponemos”… He de confesar que me resultaba duro, pero llevaba toda la razón. Al final lo que cuenta es la historia y no puedes limitar ciertas acciones por el espacio físico. En cualquier caso fueron en casos contados. Sin embargo, a nivel de texturas, colores, por ejemplo en los espacios de la Alhambra, sí que hemos intentado ser lo más fieles posibles.

Nos pasó algo curioso. Le solicitamos al Patronato cuatro entradas para el equipo de diseño y la posibilidad de entrar en un espacio en concreto en ese proceso de documentación, pero nadie es profeta en su tierra, así que tuvimos que conformarnos con pagarnos las entradas y limitarnos a fotografiar lo mismo que cualquier visitante, afortunadamente encontramos luego documentación al respecto.

 

(P.) ¿A qué tipo de públicos está destinada?

(R.) Azahar es una película totalmente familiar. Creo que el espectador adulto puede aceptar la propuesta de pasar un buen rato y volver a la niñez rebajando cierto tono de realismo y entretenerse con una historia de aventura, golpes, caídas y humor con algún gag o chiste que entiendan ellos y no los niños. En cuanto al público infantil creemos que cuando se sientan a ver una peli no quieren ver personajes que les pase lo mismo que a ellos, sino aventuras y desafíos que les involucre en la historia, por ello van a ver a dos niños, Azahar y Jaime, que deben  ir sorteando infinidad de obstáculos, empezando por el principio cuando se conocen, ya que deben romper los prejuicios de sus culturas. Además, Azahar, su propia condición de mujer, por ello desde el inicio la dotamos de inconformista, curiosa y abierta a la aventura, por su lado Jaime es quien tengan un mayor arco de personalidad en la película, aunque como Azahar también es impulsivo y rebelde, uno de nuestros objetivos con el público infantil es hacerles participes de historias fantásticas. Se les plantean cuestiones de superación, que les ayudan a convivir en esa diversidad étnica y cultural que encuentran en sus colegios, barrios, pueblos y ciudades. Y, por ejemplo, no se la recomendaría al espectador que trate de ver una película con altos requisitos técnicos, es una peli de guion.

(P.)Una nominación y siete candidaturas en los Goya, ¿qué es lo que hace especial a esta película?

(R.)  Igual es una pregunta para la Academia y los académicos… Si te puedo contar que en la pasada fiesta de nominados donde le dieron el Goya de Honor a Chicho Ibañez Serrador, alguno de los académicos se nos acercaron para decirnos que habían visto Azahar y que les había parecido una peli para niños con un guión como hasta ahora no se había hecho, y alguno que sabía de la complejidad que ha tenido se alegraba de que al fin hubiera salido a la luz, así que posiblemente la nominación sea eso: un premio a constancia y a ser fieles con la historia que queríamos contar y al hecho de que al fin viera la luz. Siendo realista, no conseguiremos el Goya ya que hay películas con realizaciones esplendidas, pero como he dicho, ya nos sentimos premiados con estar ahí y los reconocimientos que nos dedican.

 

(P.)¿Qué supone para usted y el equipo esta nominación? 

(R.)  Para todos es un premio en forma de reconocimiento al esfuerzo que hicimos a la hora de hacerla. A nivel particular te puedo decir que lo vivo como una grata e inolvidable experiencia.

(P.) ¿Tienen algún proyecto más en marcha o se centran ahora en disfrutar de Azahar?

(R.)  Como bien dices, ahora lo que toca es disfrutar de Azahar después de tanto tiempo. Barton Film está trabajando para que pronto se pueda ver en el mayor número de sitios posibles, y comienza a moverse por festivales y muestras de cine. Este es el valor añadido que ofrece toda la maquinaria publicitaria que hace la Academia de Cine a las películas nominadas y gracias a ello Azahar se hecho visible.



Se el primero en comentar

Deja un comentario