La magia nazarí se impone a la dureza gallega

El Granada vence en Balaídos con goles de Germán y Yangel Herrera en un duelo accidentado ante un duro Celta que jugó una hora con nueve

b66f8323609842b58611b653f3faf17b
Iago Aspas disputa un balón entre Domingos Duarte y Yangel Herrera | Foto: LaLiga
AvatarManuel Ruiz Pérez
0

Segunda victoria consecutiva del Granada CF en lo que va de campaña. Los de Diego Martínez se han impuesto por 0-2 en Balaídos con un soberbio cabezazo de Germán y un trallazo impresionante desde fuera del área de Yangel Herrera. Es la primera victoria rojiblanca en Vigo en 61 años.

Lo que funciona no se toca, debió pensar Diego Martínez a la hora de confeccionar el once de partida. El preparador vigués volvió a confiar en los mismos protagonistas que golearon al Espanyol en el RCDE Stadium hace un par de semanas.

Muy pronto se desequilibró la balanza en lo numérico en favor del Granada, y es que, tras una entrada por detrás del debutante Jorge Sáenz sobre Roberto Soldado, el árbitro decidió expulsar al central después de revisar la acción en el VAR. Así, el Celta jugaría ochenta minutos en inferioridad numérica. Escribá reestructuró su equipo dando entrada al mexicano Araújo en detrimento de Brais Méndez.

La primera ocasión llegó en el 23’ en botas de Víctor Díaz, que lanzó una volea tras una acción ensayada con una falta botada por Montoro desde línea de fondo. Acto seguido, Fran Beltrán dejó a los suyos con nueve tras otra fea entrada sobre Antonio Puertas. En menos de media hora, dos acciones al límite acarrearon dos expulsiones para los gallegos, que veían cómo el encuentro se ponía muy cuesta arriba.

El clima de crispación se instalaba sobre el verde de Balaídos y los locales comenzaron a emplearse con demasiada dureza en los balones divididos. Prieto Iglesias no tuvo más remedio que amonestar igualmente a Santi Mina y Denis Suárez, este por protestar, así como a Víctor Díaz, que cortó una rápida contra de Iago Aspas.

Al filo del descanso, tras una primera parte en la que se había jugado poco o nada, la mala noticia llegó cuando Fede Vico se rompió y Carlos Fernández tuvo que ser su sustituto obligado. El cordobés, visiblemente afectado, se retiró con lágrimas en los ojos.

Justo después, en el quinto minuto de los seis añadidos antes del receso, el Emperador de la Bahía, Germán Sánchez, se elevaba por encima de toda la defensa gallega para rematar un córner lanzado por Montoro y enviar así un cabezazo superlativo a las mallas de Rubén. Gol psicológico a segundos del descanso que daba ventaja en el marcador al Granada tras un primer acto muy accidentado y sin apenas fútbol.

Tras el paso por vestuarios, el Granada salió con una marcha más y quiso sacar rédito del escenario tan favorable al verse con dos jugadores más sobre el verde de Balaídos. El aviso del segundo lo mandó Carlos Fernández, pero el tanto del sevillano fue anulado tras tocarla previamente Soldado, que estaba en fuera de juego. Tras el aviso, el gol. El golazo descomunal de Yangel Herrera con un latigazo desde fuera del área que se coló por la mismísima escuadra tras tocar en el larguero. Ponía más tierra de por medio el Granada con ese segundo tanto y con más de media hora todavía por disputar.

Tuvo el tercero Roberto Soldado en el 63’, pero no atinó a cabecear a gol un fuerte envío de Víctor Díaz. Cinco minutos más tarde, el delantero valenciano dejó su sitio a Álvaro Vadillo, que volvía a jugar dos jornadas después.

A partir de ahí, el Granada se dedicó a controlar la posesión y tratar de sentenciar el encuentro. Por su parte, el Celta repelía como podía las acometidas rojiblancas y buscaba sorprender a la contra. Precisamente en una contra conducida por Iago Aspas, Aidoo tuvo una buena ocasión para recortar distancias, pero la envió al limbo. No obstante, el Celta seguía pasado de revoluciones e iba al límite del reglamento: un pisotón de Araújo sobre Carlos Fernández concluyó con amarilla para el mexicano.

Con la entrada de Pione Sisto, que sustituyó a un desdibujado Denis Suárez, el Celta volvió a respirar y comenzó a generar algo de fútbol, sin llegar a inquietar a Rui Silva. Diego Martínez, viendo que los suyos habían dado un paso atrás y con la intención de evitar sufrir en los últimos minutos, dio entrada a Ramón Azeez para abrochar definitivamente el resultado y certificar así la segunda victoria de los nazaríes en cuatro jornadas.

El Granada, con siete puntos de doce posibles, volverá a su feudo el próximo sábado para recibir al FC Barcelona. Veremos si con Leo Messi al frente o no.

Ficha técnica:

Real Celta: Rubén, Hugo Mallo, Aidoo, Sáenz, Olaza, Fran Beltrán, Lobotka, Brais Méndez (Araújo, 14’.), Denis Suárez (Pione Sisto, 76’), Santi Mina (Pape Cheikh, 58’) y Aspas.

Granada CF: Rui Silva, Víctor Díaz, Domingos Duarte, Germán, Quini, Montoro, Yangel Herrera, Puertas, Fede Vico (Carlos Fernández, 45+4’), Machís (Azeez, 87’) y Soldado (Vadillo, 64’).

Goles: 0-1, Germán (45+5’); 0-2, Yangel Herrera (53’).

Árbitro: Prieto Iglesias. Expulsó a Jorge Sáenz y a Fran Beltrán con roja directa. También amonestó a Santi Mina, Denis Suárez, Hugo Mallo y Araújo por parte del Celta, así como a Germán y Víctor Díaz por parte del Granada.

Incidencias: Encuentro disputado en el Estadio de Balaídos ante 18.259 espectadores.



Se el primero en comentar

Deja un comentario