La Junta quiere abrir bares y cafeterías desde el 25 de mayo con límite de tiempo y aforo

La fecha planteada para la apertura de hoteles sería la primera quincena de junio

Alerta Coronavirus Granada - Dani B-19
Aspecto de las terrazas en Granada un día antes del estado de alarma | Foto: Dani Bayona
Europa PressEuropa Press
0

Andalucía ha propuesto al Gobierno central limitar el aforo y el tiempo de estancia en los establecimientos hoteleros –bares, cafeterías y restaurantes– a partir del 25 de mayo, mientras que los hoteles abrirían en la primera quincena de junio, dentro de su plan de desconfinamiento progresivo basado en las recomendaciones de las autoridades sanitarias y realizado con “mucho sentido común y responsabilidad”.

Así lo ha señalado el vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, en rueda de prensa telemática junto al consejero de Salud y Familias tras la reunión del gabinete de crisis por Covid-19.

En concreto, el Gobierno andaluz de PP y Ciudadanos (Cs) ha propuesto que el tiempo máximo para desayunos no excede de 30 minutos y 90 minutos para comidas principales; no aceptando reservas de más de cuatro personas a no ser que puedan certificar que conviven en el mismo domicilio; guardando distancias entre mesas y sin compartir platos entre los comensales (mejor platos individuales), instalando filtros en los sistemas de climatización y llevando a cabo una desinfección del material entre los turnos establecidos para cada servicio de comidas.

En cuanto a los comercios, la Junta propone la apertura de peluquerías, centros de estética y comercio en general a partir del 11 de mayo y entre las medidas recomendadas apunta a la desinfección de las prendas devueltas y que se usen en los probadores, una estancia máxima en los comercios de 30 minutos y 90 en el caso de grandes superficies, así como evitar los periodos de rebajas optando por ofertas mantenidas.

En general, las recomendaciones de la Junta pasan por realizar un reconocimiento médicos a los empleados antes de incorporarse a su puesto de trabajo, métodos para medir la temperatura a los usuarios, guardar la distancia de seguridad y el uso de mascarillas y geles desifectantes en todos los locales.

El resto del cronograma para el desconfinamiento en la comunidad señala el 1 de mayo como el día en que podrán salir los mayores a pasear y la actividad de deporte individual, el 3 de mayo para la vuelta de las celebraciones de carácter religioso y el 10 de mayo para salidas de las unidades familiares. Además, el 18 de mayo se podrían retomar los funerales sin velatorio.

PLAYAS

Preguntado sobre la posibilidad de que se abran las playas para este verano, Marín ha trasladado su deseo de que se pueda disfrutar de estos entornos “con las condiciones de respeto de las distancias”, pero ha insistido en que es una decisión del Gobierno central que no solo afecta a la comunidad andaluza.

Respecto a la reapertura de hoteles, ha recordado que ya existe la experiencia de los hoteles medicalizados y refugio para sanitarios y transportistas, por lo que “puede ser lo más fácil”. Marín ha indicado que los hoteles tendrán que implementar medidas y sistema de seguridad ante el coronavirus y tener especial atención en las zonas comunes como gimnasio o piscinas.

Ha apuntado que el aforo en las habitaciones no debiera ser problema porque suele irse en familia o se hace un uso individual, mientras que sí ha señalado que habría que modificar el servicio de desayunos, comidas y cenas. En este sentido, la propuesta de la Junta establece que se realicen de manera individual o en la propia habitación.

El consejero de Turismo ha recordado al sector empresarial los fondos de liquidez que ha abierto la Junta. “Invitaría a que, de aceptarse esta propuesta por parte del Gobierno, las usen los empresarios andaluces. Si hay que ampliarlas, la voluntad de la Junta, siempre que sea para mantener el empleo y la contratación, es ampliarlas”, ha subrayado.

En cuanto a la apertura de bares, ha indicado que el cumplimiento de las medidas propuestas es lo que determinaría la apertura o no del establecimiento. “Estas cuestiones no se podrán saltar”, ha advertido Marín, quien ha realizado un llamamiento a los ayuntamientos para que, en este sentido, estudie la ampliación de terrazas de bares que “puede ser una solución” para muchos de ellos.

“La Junta ha usado el sentido común y ha hablado con los profesiones de los sectores. Necesitan un tiempo para adaptarse a las circunstancias. Que estas medidas sean temporales o permanentes será en función de lo que dure la pandemia”, ha subrayado.

En cuanto a la celebración de actos religiosos, el vicepresidente no ha distinguido entre credos y lo ha hecho “pensando en que las familias puedan honrar la memoria de sus fallecidos” y atendiendo a “una demanda de la sociedad española y andaluza. No obstante, ha recordado que el resto de celebraciones, como las comuniones, están “limitadas por el estado de alarma”.





Se el primero en comentar

Deja un comentario