La Junta rechaza el aprobado general del alumnado

La Consejería de Educación andaluza entiende que la evaluación debe basarse en los dos primeros trimestres

El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, presenta las líneas del nuevo programa de refuerzo educativo y deportivo que se pondrá en marcha en julio en centros de Educación Primaria.
El parlamentario andaluz de Ciudadanos (Cs) y consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda | Foto: Archivo GD
Europa PressEuropa Press
0

El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, ha señalado que esta misma mañana ha trasladado al Ministerio de Educación y Formación Profesional, tras la Conferencia Sectorial celebrada este miércoles, que “debería clarificar” la promoción y titulación de los alumnos para que “no haya agravios con el resto de comunidades y se generen desigualdades”.

Así lo ha indicado en una entrevista en Canal Sur Televisión, recogida por Europa Press, en la que ha incidido que el documento debatido en la sectorial este miércoles “es compartido por todas las comunidades, que en un porcentaje muy grande compartíamos todos los principios”, pero “debería clarificar” este asunto, que “es lo que unifica los resultados”. “Confiamos que el Ministerio nos pueda dar una respuesta lo antes posible para dar nosotros unas instrucciones que esperamos poder darlas la próxima semana”.

Además, ha señalado que en Andalucía “confiamos plenamente en la autonomía de los centros educativos, de los docentes, que son los que mejor conocen la realidad del alumnado y su entorno”, para añadir que “aunque evidentemente habrá flexibilidad también debe haber rigurosidad”. “No habrá ningún tipo de aprobado general, lo rechazamos de plano, porque creemos que es injusto, ya que menosprecia el esfuerzo del alumno y falta al respeto al enorme trabajo que están haciendo los docentes”.

“LA EVALUACIÓN DEBE BASARSE EN LOS DOS TRIMESTRES”

Ha explicado que cuando se produce el confinamiento “ya se habían avanzado dos tercios del curso presencial; ahí debe estar la evaluación general, y si un alumno no ha hecho nada durante los dos trimestres del curso, probablemente no pueda aprobar”. “La evaluación debe basarse en los dos trimestres y el tercer trimestre debemos dar autonomía a los docentes y que decidan si quieren adelantar el contenido o reforzarlos para que se evalúe pero no perjudicando al alumno”, ha expuesto.

Cuestionado sobre regreso progresivo y que este debería empezar por segundo de Bachillerato y cuarto de la ESO, Imbroda ha explicado que vuelta a las aulas es un tema que “no lo tenemos encima de la mesa porque no depende de nosotros”, para añadir que “hay que estar atentos de lo que nos transmitan desde Sanidad”. Al respecto, ha destacado que “es fundamental tener capacidad de adaptación según se vayan produciendo los acontecimientos”, y ha reiterado que “estarán atentos” a las directrices que se marquen desde Sanidad y “en función de esas decisiones actuaremos”.

Preguntado sobre el Programa de Refuerzo Educativo Estival, Imbroda ha señalado que “lamentablemente es inevitable la brecha social que existe entre distintos sectores”, para “nadie es una sorpresa”, toda vez que ha añadido que “la brecha digital es una consecuencia de la brecha social que hay en nuestra tierra”. “Estamos trabajando para llevar una mayor conectividad para todo nuestro alumnado, sobre todo, para aquellos que no tienen ese acceso a las tecnologías por sus circunstancias”, puesto que “el problema es mucho más profundo, es más de cuestión social que tecnológica”.

De ahí, continúa, “la implantación de este programa de refuerzo el año pasado y ha sido bien recibido por el resto de comunidades autónomas, con lo que se exportará esta idea, para que de manera libre pueden participar en estos programas”. Y respecto al primer trimestre del próximo curso escolar, ha destacado que “ya se están estudiando medidas de refuerzo para que el PROA empiece en septiembre y no en enero”.

EL PROGRAMA DE REFUERZO EDUCATIVO “HA SIDO TODO UN EJEMPLO”

Por último, y sobre la polémica generada el año pasado por el programa de refuerzo, ha recordado que el resultado de los que participaron “estuvo por encima del 85% de satisfacción”, aunque ha reconocido que tuvieron “dificultades al principio”. “No comunicamos bien el programa y nos precipitamos en su elaboración, pero porque estábamos convencidos que funcionaría. Y ahora vemos cómo este programa ha sido todo un ejemplo y se va a implantar en el resto de comunidades”, concluye.

Sobre la necesidad de un criterio común para la promoción de curso también se ha expresado esta mañana la viceconsejera de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, María del Carmen Castillo, en declaraciones a Canal Sur Radio recogidas por Europa Press, quien ha señalado que el Gobierno andaluz considera que este asunto genera “problemas” y que el Ministerio debe establecer un criterio común para todas las comunidades sobre el número de asignaturas que tienen que estar aprobadas para que un alumno pueda pasar al siguiente curso y así evitar diferencias entre unos territorios y otros.

Castillo ha expuesto que hay un “problema de seguridad jurídica” sobre el que se está trabajando y ha recalcado que el Ministerio de Educación es el que tiene que fijar para toda España un criterio común porque “puede haber comunidades donde un alumno promocione sin nada aprobado y otras donde se imponga el criterio de considerar que puede no ser bueno para un alumno, por ejemplo de Segundo de ESO, que promocione con ocho materias suspensas”.





Se el primero en comentar

Deja un comentario