La Junta de Andalucía diseñará políticas de apoyo a la natalidad

La Secretaría General tiene el encargo de la promoción y coordinación de la mediación familiar, la gestión del registro de Parejas de Hecho y el reconocimiento, expedición y renovación del título de familia numerosa

consejo de gobierno 050219
Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía | Foto: Jesús Prieto - Europa Press
E.P
0

El Consejo de Gobierno ha aprobado este martes las estructuras orgánicas de las once consejerías que conforman el Ejecutivo andaluz destacando de entre las de índole social, Educación y Deportes; Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación; Cultura y Patrimonio, y Salud y Familias, que esta última crea una Secretaría General relativa a Familias que tiene encomendado desarrollar políticas de apoyo a la natalidad así como a favor de la conciliación de la vida familiar y laboral.

Igualmente, esta Secretaría General tiene el encargo de la promoción y coordinación de la mediación familiar, la gestión del registro de Parejas de Hecho y el reconocimiento, expedición y renovación del título de familia numerosa, entre otras materias, según informa la Junta en una nota.

Además de la de Familias, la estructura de la Consejería de Salud y Familias contempla una Secretaría General de Investigación, Desarrollo e Innovación en Salud, además de la Secretaría General Técnica. De la Viceconsejería dependerán orgánicamente, además de las secretarías generales, las direcciones generales de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, la de Consumo y la de Cuidados Sociosanitarios.

Esta última, la Dirección General de Cuidados Sociosanitarios tiene encomendado diseñar los planes de coordinación sociosanitaria entre esta Consejería y la de Igualdad, Políticas Sociales, y Conciliación, especialmente orientados a los grupos y colectivos en situación de gran adversidad.

Entretanto, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) seguirá contando con una Dirección Gerencia, con rango de Viceconsejería, una Dirección General de Asistencia Sanitaria y Resultados en Salud, una Dirección General de Personal –que estrena nombre, pero mantiene competencias– y una Dirección General de Gestión Económica y Servicios. Entre las novedades, corresponde a la Dirección General de Asistencia Sanitaria y Resultados en Salud la competencia para el desarrollo y coordinación de las políticas activas en materia de prevención, asistencia, tratamiento y reinserción de las personas en situación de drogodependencias y adicciones.

EDUCACIÓN Y DEPORTES
En virtud del decreto aprobado, a la Consejería de Educación y Deporte le corresponden las competencias en materia de educación hasta ahora atribuidas a la Consejería de Educación y las de deporte atribuidas a la antigua de Turismo y Deporte. Así, se adscriben las entidades previamente adscritas ambos departamentos relacionados con las competencias de deporte, con excepción de Cetursa Sierra Nevada S.A., Apartahotel Trevenque S.A., y Promonevada S.A. en liquidación.

Atendiendo al criterio de “eficiencia y racionalización” en el sector público andaluz, se reordenan las competencias del departamento de Javier Imbroda asignándose, entre otras medidas, las funciones que en materia de evaluación educativa venía desempeñando la Agencia Andaluza de Evaluación Educativa a otros órganos que constituyen la estructura de la Consejería.

Dada la relevancia y trascendencia de las tareas que surgen a partir de la Ley del Deporte, en concreto las derivadas de la creación del Tribunal Administrativo del Deporte de Andalucía y del desarrollo del Plan Director de Instalaciones y Equipamientos Deportivos, se crea una nueva Dirección General en materia de infraestructuras, “atendiendo así a los principios generales de organización y funcionamiento de la Administración de la Junta”.

En concreto, además de la Viceconsejería, se aprueba una Secretaría General de Educación y Formación Profesional con rango de Viceconsejería, otra similar para el Deporte y una Secretaría General Técnica; así como ocho direcciones generales, de Planificación y Centros, del Profesorado y Gestión de Recursos Humanos; de Ordenación y Evaluación Educativa; de Formación Profesional, de Formación del Profesorado e Innovación Educativa; de Atención a la Diversidad, Participación y Convivencia Escolar; de Promoción del Deporte, Hábitos Saludables y Tejido Deportivo, y de Planificación, Instalaciones y Eventos Deportivos.

IGUALDAD, POLÍTICAS SOCIALES Y CONCILIACIÓN
En lo que a la consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación respecta, la asunción de las competencias de conciliación y gran parte de las relacionadas con la violencia de género son las principales novedades de su nueva estructura; quedando las primeras distribuidas entre la Secretaría General de Políticas Sociales y Conciliación y la Dirección General de Infancia y Conciliación.

Las de violencia de género pasan a ser gestionadas por esta Consejería, excepto aquellas relacionadas con medidas judiciales y de seguridad que se mantienen en el área de Justicia, en la Vicepresidencia de Juan Marín. Así, la nueva Dirección General de Violencia de Género, que suma la competencia de Igualdad de trato y diversidad, aglutinará también las políticas en defensa de los derechos de los colectivos Lgtbi y las destinadas al fomento de la igualdad y no discriminación por motivos de orientación sexual.

La nueva estructura incluye también la creación de la nueva Dirección General de Servicios Sociales y suprime la Dirección General de Participación y Voluntariado, cuyas competencias se integran a partir de ahora en la Secretaria General de Políticas Sociales y Conciliación. Son cinco direcciones generales: de Servicios Sociales, de Infancia y Conciliación, de Personas Mayores y Pensiones no Contributivas, de Personas con Discapacidad e Inclusión y de Violencia de Género, Igualdad de Trato y Diversidad.

CULTURA Y PATRIMONIO
Igualmente, la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico “plasma su compromiso con la identidad, la historia y la creatividad andaluza” a través de dos secretarías generales: la de Innovación Cultural y Museos y la de Patrimonio Cultural y Documental, además del Comisionado para la Concordia, que asume las competencias de Memoria Democrática.

La de Patrimonio Cultural da cabida a todos los órganos, servicios, conjuntos, yacimientos y monumentos del patrimonio histórico andaluz, así como el patrimonio bibliográfico y documental, incluidos el Archivo General de Andalucía y la Biblioteca de Andalucía. Hasta ahora, todos estos lugares, servicios e instituciones dependían de distintas direcciones generales e, incluso, de la Agencia de Instituciones Culturales.

Por otra parte, la gestión cultural –salvo la investigación y la conservación del patrimonio– dependerá de la Secretaría General de Innovación Cultural y Museos, que asume también la Agencia de Instituciones Culturales. Este nuevo órgano atenderá los museos dependientes de la Junta a través de un servicio único “que servirá para potenciar su atención y reforzar su situación”.

De la Secretaría General del Patrimonio Cultural depende la Dirección General de Patrimonio Histórico y Documental, así como tiene adscrito el Patronato de la Alhambra y el Generalife y el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH).

A la Secretaría General de Innovación Cultural y Museos está vinculada una Dirección General del mismo nombre, de la que depende el diseño y ejecución de las políticas de acción y promoción, difusión y la interlocución y coordinación con los sectores y agentes sociales.

El departamento de Patricia del Pozo asume las competencias de Memoria Democrática en este nuevo mandato, y lo hace a través del nuevo Comisionado para la Concordia, al que se le ha dado el máximo nivel orgánico al vincularlo directamente a la Viceconsejería con rango de Dirección General.



Se el primero en comentar

Deja un comentario