La Junta asegura haber actuado en la Zona Norte para acabar con los cortes de luz

La intervención habría permitido pasar del 12 a más del 80 por ciento de viviendas con el suministro eléctrico regularizado

Manifestación por cortes de luz en la zona norte de Granada-1
Manifestación en el centro de Granada por los cortes de luz en la Zona Norte | Foto: Archivo GD
GabineteGabinete
0

La Junta ha informado este lunes que hasta la fecha se han regularizado las instalaciones y contratos de luz en más del 80 por ciento de las viviendas tuteladas por esta administración en la Zona Norte de Granada, donde se concentran la mayor parte de las incidencias vinculadas a los cortes de suministro, y ha reclamado al resto de administraciones que actúen para dar una «solución integral» a los apagones que padece este barrio.

La institución ha actuado principalmente en el ámbito de las 157 viviendas localizadas en el entorno de la calle Molino Nuevo, un total de diez bloques en los que se han conseguido más de 130 contrataciones, según ha informado el delegado del Gobierno andaluz en Granada, Pablo García, tras presidir la reunión de la mesa técnica de los cortes de luz de la Junta de Andalucía.

García ha defendido que la Junta ha «actuado en el ámbito de sus competencias» para abordar el problema de los cortes de luz en la zona Norte a través de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA), del resto de delegaciones, los cuerpos de seguridad y la compañía Endesa, lo que ha permitido que se haya pasado del 12 a más del 80 por ciento de viviendas que tienen regularizado el suministro eléctrico, lo que ha vinculado con un descenso «drástico» de las incidencias.

Tras precisar que se ha actuado en el entorno donde se concentraban más cortes de luz e incidencias, el delegado ha reclamado al Ayuntamiento de Granada y a la Subdelegación del Gobierno que actúen también para que se le pueda dar una «solución integral» al barrio.

Por otra parte, el delegado de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio, Antonio Granados, ha querido reconocer el trabajo de los empleados de AVRA, que «en algunas ocasiones han estado amenazados» y ha hecho hincapié en que la intervención de la Junta ha bajado el número de incidencias y ha incrementado el número de altas.

No obstante, ha advertido de que es necesaria la implicación del Ayuntamiento y la Subdelegación del Gobierno a la que ha reclamado una «reunión urgente», de forma que también se convoque a las instituciones competentes para obtener el «auxilio policial y judicial» necesario para que se autorice la entrada en las viviendas donde se presuman hechos ilícitos vinculados al cultivo de marihuana y se retiren las instalaciones.

El delegado ha insistido en que «desde el parque público de viviendas los deberes están hechos, con un actuación de regularización superior a más del 84 por ciento sobre las viviendas de la barriada de Molino Nuevo», que «tienen su contador y funcionan correctamente».



Se el primero en comentar

Deja un comentario