La Guardia Civil intervino 17.774 plantas de cannabis a lo largo de marzo

Las operaciones se han llevado a cabo en veinte municipios y las de más envergadura se han producido en Pinos Puente

planta-marihuana-zona-norte
Una plantación de marihuana incautada por las fuerzas de seguridad | Autor: Archivo GD
GabineteGabinete
0

La Guardia Civil de Granada intervino 17.774 plantas de cannabis sativa en la provincia de Granada durante el pasado mes de marzo, y puso a disposición judicial a 71 personas por delitos contra la salud pública por cultivo de droga y por delitos de defraudación de electricidad, según ha informado en un comunicado.

La Guardia Civil realizó 55 actuaciones contra el cultivo ilegal de cannabis en los municipios de Castril, Fuente Vaqueros, Alhendín, Íllora, Padul, Pinos Puente, Atarfe, Purullena, La Zubia, Cenes de la Vega, Ogíjares, Pulianas, Maracena, Alfacar, Albolote, Peligros, Cúllar Vega, Vegas del Genil, Chauchina y Santa Fe.

En el mismo periodo del año pasado, en marzo de 2018, la Guardia Civil realizó 18 actuaciones en las que intervino 8.160 plantas de cannabis sativa. Como se puede constatar, en un año se ha duplicado la cifra de incautaciones.

En la misma nota de prensa, la Guardia Civil destaca que desde el pasado mes de febrero está llevando a cabo una operación antidroga en la barriada de Las Flores de Pinos Puente, en la que se está persiguiendo el cultivo intensivo de marihuana y la defraudación de fluido eléctrico.

Esta operación ha tenido continuidad durante el mes de marzo y, en ese sentido, el Instituto Armado destaca las 26 actuaciones que desarrolló en esa localidad y que se saldaron con la intervención de 10.316 plantas de cannabis sativa y la puesta a disposición judicial de 33 personas por delitos contra la salud pública por cultivo de droga y por delitos de defraudación de electricidad.

La Guardia Civil ha puesto el acento también en el hcho de que ha contado en todas estas actuaciones con la colaboración de técnicos de Endesa para la detección y desmantelamiento de los enganches ilegales a la red eléctrica.

La compañía eléctrica Endesa y la Guardia Civil colaboran de forma permanente en la detección de anomalías en la red eléctrica con el fin de garantizar no sólo el suministro para el resto de ciudadanos, sino también su seguridad.



Se el primero en comentar

Deja un comentario