La Fiscalía italiana acusa a Juana Rivas de usar a sus hijos “como escudos humanos”

El órgano judicial ha archivado las ocho que ha presentado la granadina contra el padre de sus hijos entre 2016 y 2018

juana rivas
Juana Rivas, rodeada de periodistas en una de sus visitas al juzgado | Autor: Archivo GD
GranadaDigitalGranadaDigital
1

Es “absolutamente inverosímil la narración de la extraordinaria violencia” hacia sus hijos de Francesco Arcuri, que ha probado ser “un padre considerado y atento”, y Juana Rivas ha usado a sus vástagos “como escudos humanos”, obligándoles a alinearse “con el progenitor que ellos entendían más frágil”, y haciéndoles narrar agresiones que en realidad no existían.

Según recoge la edición digital del diario El Mundo, así lo estima la Fiscalía italiana, que ha archivado las ocho denuncias interpuestas entre 2016 y 2018 por Juana Rivas contra su ex pareja, la mayor parte de ellas por presuntos abusos a sus hijos, que hoy tienen seis y 12 años y que según el auto de archivo, habrían sido utilizados por la madre para atacar sin pruebas a Arcuri.

El motivo, que “ninguna acusación de maltrato ha podido ser confirmada” con prueba alguna, que los partes de lesiones presentados no equivalían a las situaciones denunciadas, y que las únicas alegaciones presentadas por Rivas eran testimonios de sus hijos logrados presumiblemente con “manipulación materna”, al convertir a estos en “envases de la angustia” de Rivas, que les obligó a declarar contra su padre por hechos no probados debido al “complejo cuadro de inconsistencias de las acusaciones de la madre”, reza el documento.

Lo fundamental: la Fiscalía archiva por falta de pruebas la denuncia del 12 de julio de 2016 en la que Rivas se fundó para negarse a devolverle los niños a su padre. La denuncia fue interpuesta en España, mes y medio después de la salida de Rivas y los niños de Cerdeña. El fiscal la archiva ahora al no ver prueba del presunto maltrato, que sustentó la negativa de Rivas de devolver a los niños al padre, provocándole a la postre una condena de cinco años de cárcel por sustracción internacional.

El auto, fechado el pasado 2 de febrero y firmado por el fiscal Gaetano Porcu en Cagliari, ha sido recurrido y dicho recurso será sustanciado en una vista el 3 de julio próximo ante el juez. El archivo se asienta en las débiles pruebas aportadas por Rivas y en el informe psicosocial del juicio por la custodia de los niños, un estudio realizado con gran meticulosidad por la psicóloga Ludovica Lesu durante tres meses de entrevistas, en el que se determinó que Rivas en realidad tiene una “personalidad patológica” y “manipuladora” para con sus propios hijos.

Destaca el rotativo que el archivo de la Fiscalía abunda en esta línea, haciendo recuento del reguero de denuncias, la mayor parte de ellas por maltrato del padre a los niños, interpuestas por Rivas. Así por ejemplo, la mujer granadina denunció en abril de 2018 que Arcuri había hecho daño a uno de sus hijos agarrándole y provocándole lesiones, y que en noviembre de ese año había lanzado a uno de los menores contra una pared llamándole “hijo de puta” y gritándole: “Esto es por culpa de tu madre” -Rivas presentó aquí un parte de lesiones claramente insuficiente para ese grado de violencia, determina la Fiscalía-.

En febrero del 18, Rivas quiso acreditar el presunto maltrato asegurando que Arcuri le había entregado a uno de los menores “con fiebre alta”, en estado “semi inconsciente” y “sucio, oliendo a pis de gato”, sin poder acreditar ninguno de estos extremos o que se produjeran por voluntad de su ex pareja.

En septiembre del 18 fue la madre de Rivas la que denunció que uno de los menores refería que su padre le había llamado “hijo de puta, cabrón, gusano de mierda, bastardo”, y que había recibido agresiones por parte de Arcuri -de nuevo, sin prueba al decir de Fiscalía-.

El 1 de octubre de 2018 se produce uno de los hechos más noticiosos de esta sucesión de acontecimientos: una denuncia por los hechos que G., el hijo mayor de la pareja, denuncia en una carta espeluznante en la que, con un lenguaje muy particular para un niño de 11 años, cuenta cómo su padre le veja constantemente, a todas horas, golpeándole, insultándole, utilizando una violencia inimaginable contra él y abandonando a su hermano pequeño.

El diario español ABC publicó el contenido de dicha carta, posteriormente considerada por los equipos psicosociales italianos como una prueba más de la “manipulación” de sus vástagos por parte de Rivas, “más preocupada por la violencia de género que dice haber sufrido que por sus hijos” y no capacitada para cuidar de ellos actualmente, según ha determinado la Justicia italiana en el juicio por la custodia de los menores.

La Audiencia Provincial de Granada confirmó hace mes y medio los cinco años de cárcel y seis sin la patria potestad para ella por la sustracción de los menores durante 14 meses entre 2016 y 2017, y un juez italiano le ha concedido al padre la custodia de los niños y la ha puesto a tratamiento semanal de refuerzo de “la maternidad”, al entender que es incapaz de cuidar de ellos por anteponer sus propios intereses.

Los abogados de Rivas han anunciado que recurrirán al Supremo la condena de cinco años, y que en todo caso hay elementos “suficientes” para el indulto. El letrado español de Francesco Arcuri, Enrique Zambrano, especialista en Derecho de Familia, se felicitaba este lunes del archivo de las denuncias por parte de la Fiscalía italiana: “La verdad siempre termina emergiendo”.



Comentarios

Un comentario en “La Fiscalía italiana acusa a Juana Rivas de usar a sus hijos “como escudos humanos”

  1. Fue un secuestro y ahora denuncia falsamente… Cárcel ya por favor

Deja un comentario