La Diputación de Granada financia un proyecto de teleasistencia para personas mayores sordas

Este plan de la asociación Amasogra formará a estas personas de forma presencial o virtual en el uso de tecnologías para el acceso a redes sociales y páginas web

mAYORES_18
Diputación financia un proyecto de teleasistencia para personas mayores sordas | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

La Diputación de Granada, a través del área de Bienestar Social, ha financiado el proyecto “Teleasistencia signada”, una iniciativa de formación impulsada por Amasogra (Asociación de Personas Mayores Sordas de Granada) que está dirigida a este colectivo y enfocada en el uso de las tecnologías para facilitar el acceso a plataformas, redes sociales y páginas web de forma presencial o virtual.
El proyecto, que cuenta con la colaboración de Asogra (Agrupación de Personas Sordas de Granada y Provincia) atiende a la capacidad de cada persona para favorecer una comunicación virtual y accesible en lengua de signos. También pretende paliar en la medida de lo posible el aislamiento y soledad de personas mayores sordas que viven solas.
“Teleasistencia Signada” ha sido una de las iniciativas respaldada  Diputación de Granada y del área de Bienestar Social, a través de una subvención de 2.325 euros concedida en el marco de la convocatoria de ayudas para entidades sin ánimo de lucro correspondiente a 2020.
La diputada de Bienestar Social, Olvido de la Rosa, ha recordado que la pandemia ha supuesto para las personas mayores sordas “una dificultad añadida por la falta de accesibilidad a los diferentes servicios públicos, especialmente al sanitario y al informativo, en el ámbito de los medios de comunicación”.
De la Rosa ha agradecido y subrayado el “extraordinario” trabajo de Amasogra y de Asogra en materia de defensa de los derechos de las personas sordas. Además, ha señalado que este proyecto contribuye a que estas personas, “que son muy vulnerables, avancen en independencia y en autonomía personal, y eviten las situaciones de aislamiento y soledad”. “Es obligación de las instituciones garantizar a este colectivo un envejecimiento integral y accesible a la información y la comunicación, y facilitar en lo posible su participación en la sociedad de manera inclusiva”, ha apuntado.







Se el primero en comentar

Deja un comentario